Cinco lugares en Colombia que parecen de otro planeta

Programe sus próximas vacaciones a estos destinos colombianos junto a su pareja, amigos y familia.
 
Cinco lugares en Colombia que parecen de otro planeta
Wikimedia Commons/ MargoireP, CarlosE Duarte, Pownerus y Alliance of Bioversity International and CIAT/ CC BY 3.0, 4.0 y 2.0/ /
POR: 
57485

Para nadie es un secreto que Colombia es uno de los mejores destinos del mundo para conocer las maravillas de la naturaleza, gracias a sus diversos ecosistemas, que incluyen selvas tropicales, desiertos y montañas nevadas que parecen sacadas de otro planeta. 

El país cuenta también con una envidiable variedad de especies de plantas y animales que no se encuentran en ningún otro lugar del mundo. Es por esto que existen grandes parques y reservas naturales, además de las áreas protegidas, que ofrecen una serie de caminatas que hace 10 años no estaban disponibles por el conflicto armado, pero que ahora son destinos más que deseados por propios y extranjeros.

Tal vez por esta razón es que hasta 2023 estos destinos que le mostraremos a continuación entrarán en su radar para convertirse en su próximo destino de viaje, sin importar si va solo, en familia o en pareja, porque de todas las formas posibles se sorprenderá con lo versátil e hipnotizante que son estos lugares: 

1. Ventanas de Tisquizoque (Santander)

El municipio de Florían, de las tierras bravas del Santander, alberga uno de los atractivos turísticos más apetecidos de Colombia, que irónicamente, conocen más los extranjeros que los nacidos en la región.

Su caída de agua de 322 metros de altura parece sacada de la película de Avatar, pues la vertiente nace de una cueva en medio de una montaña verde, a la que se llega por carretera desde Bucaramanga, el paso por el pueblo Jesús María y luego hasta Florían, lo que suman 8 horas de camino porque algunos tramos de la carretera están sin pavimentar.

Una vez en el lugar, puede respirar profundo y llenar sus pulmones de aire puro para empezar una caminata en la que puede conocer además otros atractivos como Charco Azul, Chichonal, Brazuelos, Charco Paila, el Cerro de los Venados y, luego de pasar un puente colgante, llegará a la entrada de la cueva Tizquisoque, considerada uno de los templos sagrados de las antiguas civilizaciones indígenas. 

Desde aquí podrá ver la formación natural de estalagmitas, así como disfrutar de una vista panorámica del municipio santandereano. Eso sí, le advertimos evitar ir con niños o adultos mayores, ya que solo se puede acceder caminando. 

2. Tierradentro (Cauca)

En las tierras de Inzá se encuentra el Parque Arqueológico Nacional de Tierradentro, declarado en 1995 por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad por conservar vestigios de la cultura precolombina. 

Con la mezcla de misterio y estudios arqueológicos, podrá visitar galerías subterráneas diseñadas para celebraciones funerarias, que cuentan con cierta similitud a las que se pueden encontrar en el Antiguo Egipto. Además de encontrar pinturas, también hay esculturas distribuidas en el Alto del Aguacate, el Alto de San Andrés y el Alto del Duende. 

En solo un día aprenderá todo sobre la cultura que habitó estas tierras, así como de sus cámaras ardientes, su habilidad para tallar en piedra volcánica y su evolución en la orfebrería. Los relatos españoles del siglo XVI relatan que estas tierras fueron imposibles de conquistas por la fortaleza y organización de las comunidades indígenas paeces, aliados de los pijaos y los yalcones, quienes dieron su vida por proteger sus tierras y memorias. 

El parque de Tierradentro ofrece hacer el recorrido a pie o en caballo, donde verá auténticas piezas de arqueología que datan de 1000 d. C, así como las diversas referencias étnicas a la coca, como una hierba de energía y saberes ancestrales.

3. Páramo de Puracé (Cauca y Huila)

En medio de los departamentos del Cauca y el Huila se encuentra este páramo al que se recomienda ir en un grupo de al menos 10 personas, pues además de entrar al parque por $20000 pesos colombianos, tendrá que pagar un guía, que cuesta aproximadamente $40000 pesos por persona. Su travesía es para personas en aptas condiciones físicas, pues tendrá que caminar por parte de la cadena volcánica de los Coconucos, donde hay cóndores, aguas termales, frailejones, pesca responsable de truchas y lugares para acampar.

El Parque Nacional Natural Puracé cuenta con 83 mil hectáreas y se recomienda ir entre enero y febrero, los meses secos o entre octubre y diciembre, que hay bajas probabilidades de lluvia. Si tiene suerte encontrará a estas alturas -de 2.500 a 4.700 metros sobre el nivel del mar- algunos osos de anteojos,venados, pájaros azulejos y pájaros carpinteros entre otras especies. 

Para llegar en automóvil se recomienda salir desde Popayán por la vía de San José de Isnos, que lo llevará al municipio de Coconucos, hasta llegar a la cabaña del Chupayal de Perico. Este recorrido es de  2 horas y 30 minutos.

4. Tierra de Gigantes (Huila)

En una década, Gigante (Huila) se ha convertido en una verdadera potencia nacional de turismo, que al igual que todo el departamento, se ha especializado en la atención de turistas tanto nacionales como internacionales. Es por eso, que ahora existe el atractivo de Tierra de Gigantes, un parque temático inspirado en la comunidad indígiena michú, quienes adoraban a las figuras de Matambo y Mirthayú, dos seres enormes con poderes para proteger a la comunidad, así como a la naturaleza.

Esta historia sirve como argumento para explicar la riqueza y fertilidad de la tierra de Gigante, que produce cacao, cholupa, café, granadilla, entre otras frutas dulces y suculentas, como lo explican los habitantes de la región, quienes diseñaron figuras enormes construidas en guadua, así como la popular mano extendida al horizonte, donde los visitantes de puede tomar fotos para sus redes sociales.

El territorio mágico y lleno de historias del Huila está a 3 horas de Neiva por carretera, en donde podrá aprovechar para hacer paradas en los embalses de Betania y Quimbo, así como avistar aves y otros animales en el camino.

5. Portales de Fraguita (Caquetá)

Nestlé anunció para 2023 una importante inversión en las fincas cafeteras del Caquetá, como parte de su proyecto para recuperar el territorio que durante décadas estuvo bajo el dominio de las guerrillas y grupos subversivos al margen de la ley. Junto con la transnacional, llega la inversión de hoteles, restaurantes para que los lugares turísticos vuelvan a revivir y para que todos los colombianos puedan recorrer el territorio con completa paz y libertad.

Entre estos destinos están los Portales de Fraguita, los cuales está conformados por dos montañas que en medio dejan pasar el río Fraguita, convirtiéndose así en una postal de ensueño en la que no necesita hacer filas, pagar o hacer una reserva pues es todo un regalo de la naturaleza.

Al sur de esta maravilla turística se encuentran diferentes fincas ecoturísticas como El Gran Portal, donde puede aprender de cultivos sostenibles, así como avistar más de 800 aves diferentes, por lo que cientos de canadienses, alemanes y franceses se filtran en la selva durante horas para realizar fotografías y ampliar su catálogo de especies vistas en Colombia.

¿Qué otro lugar en Colombia considera que parece sacado de otro planeta? Escríbanos a nuestras redes sociales @dinersrevista

INSCRIBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
enero
19 / 2023