SUSCRIBIRME

Los mejores planes de aventura para retar al destino en Putumayo

Este tesoro nacional, ubicado en la frontera con Ecuador, ofrece un contacto con la naturaleza sin igual gracias a su mezcla territorial de selva y llanura.

Foto: Artesanías de Colombia, Samawe, Portal del Sol, 2022

Este tesoro nacional, ubicado en la frontera con Ecuador, ofrece un contacto con la naturaleza sin igual gracias a su mezcla territorial de selva y llanura.

Putumayo es uno de los destinos más emocionantes del mundo. Su territorio está constituido por el Amazonas y los Andes, una combinación predilecta que preserva destinos inexplorados donde las antiguas civilizaciones y la riqueza de su flora y fauna hacen parte del patrimonio natural que constituyen al departamento como un territorio megadiverso. 

A esto se le suman sus múltiples destinos de aventura como las cascadas del Fin del Mundo, las selvas de Puerto Leguízamo, el cañón del Madiayaco en Mocoa y la caída de agua en La Honda (Puerto Limón).

La experiencia se complementa con la gastronomía local en donde encontrará comidas tipo buffet con productos de la chagra, es decir, alimentos cultivados por las comunidades indígenas inga y kamentsá.

¿Cómo llegar al Putumayo?

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Hotel Samawe (@hotelsamawe)

Satena ofrece tres vuelos a la semana desde Bogotá a Villagarzón, el terminal aéreo más cercano a Mocoa, la capital del Putumayo, donde puede comprar sus provisiones para el viaje a los diferentes municipios y ciudades del departamento.

En este punto es vital que lleve unas botas de caucho -porque al ser un territorio selvático no se sabe en qué momento pueda llover-. Ropa de tela sintética para un secado rápido. Bolsas de plástico para proteger sus objetos electrónicos. Una batería extra para su celular, porque no se sabe en qué lugar de la selva se le pueda descargar su dispositivo.

De aquí puede salir a la vereda El Monclar que queda a 29 minutos de la capital del Putumayo y disfrutar de Samawe, un ecohotel con cabañas privadas y acceso a internet. El alojamiento se encuentra cerca a ríos y cascadas que puede disfrutar como el río Pepino, nombre inspirado en su color verde esmeralda.

Rumbo al Fin del Mundo y Puerto Limón

A 30 minutos de Samawe se encuentran las cascadas del Fin del Mundo, reconocidas por tener diferentes cráteres que el visitante puede usar como piscina. Aquí también se pueden hacer clavados como deportista olímpico para festejar la caminata de media hora sobre adoquines puestos por la misma naturaleza hasta llegar a esta maravilla.

Luego de un merecido baño, a 40 minutos al sur de las cascadas, llegará a Puerto Limón donde habitan negros, indígenas y colonos. Históricamente se acentaron aquí en busca de oro y piedras preciosas. Estas comunidades convirtieron el lugar en una joya turística donde se fusiona la alegría del Pacífico con los saberes ancestrales de la selva y la aventura de los deportes extremos.

Acá puede navegar en los rápidos que ofrece el río Caquetá, así como bañarse en la cascada La Honda y luego practicar tubing -navegar en neumáticos- con todas las precauciones de seguridad.

Portal del Sol, donde se junta la llanura y la montaña

A 41 minutos de Puerto Limón se encuentra la posada ecoturística el Portal del Sol, que sirve como paso estratégico de diferentes animales y aves migratorias de los Andes al Amazonas. Es decir, pasan por un corredor llano hasta las tupidas montañas selváticas de la región. También es reconocida por biólogos nacionales e internacionales como uno de los lugares ideales en el Putumayo para el avistamiento de anfibios y felinos.

El lugar cuenta con acomodaciones compartidas. Cada cama tiene un cobertor contra mosquitos, aunque es preferible que se aplique un buen jabón o spray contra picaduras. Entre tanto, al anochecer y a la mañana podrá disfrutar de un buffet con productos orgánicos, así como diferentes carnes de animales de libre pastoreo.

Por la tarde, disfrute de una caminata por la montaña guiada por John Jairo Rincón, experto en conservación animal y de plantas del Putumayo. A este personaje es imposible de corchar con preguntas sobre las especies que se escuchan durante el recorrido.

Vea también: Seis de las bibliotecas más hermosas del mundo

Camino por el trampolín de la vida

Los gobernadores y gestores del turismo en Putumayo se dieron a la tarea de cambiar el nombre de la popular carretera de la región (Trampolín de la muerte). Debido al temor que puede llegar a provocar. Sin embargo, un aventurero de corazón sabe que el paso por esta vía es toda una aventura. Además de tener curvas pronunciadas, acantilados, el vehículo -sea bus, camioneta, carro o moto- debe pasar por diferentes pasos de agua que bajan de la montaña

La única forma de no pasar por esta vía desde el Portal del Sol, sería volver a Bogotá y luego tomar un vuelo para Pasto y recorrer aproximadamente dos horas en carro. Pero como sabemos que le gusta la adrenalina, si toma el Trampolín de la muerte llegará a las ciudades de San Francisco, Sibundoy y Colón en menos de tres horas.

Lodoterapia en Colón

El silencio de las calles de Colón juega en perfecta armonía con el clima templado de la región. Se dice que la mayoría de sus habitantes provienen de Nariño. Que están mezclados con diferentes comunidades indígenas que adoptaron la cultura de los colonos.

Allí se encuentra Ambiaku, un lugar histórico de aguas termales mineralizadas naturalmente. En la entrada encontrará diferentes artesanías del Putumayo, así como murales que muestran las diferentes visiones que los artistas locales tienen con la bebida ancestral del yagé.

Luego encontrará la piscina termal, la zona de jacuzzi y masajes con lodo volcánico. Allí relajará el cuerpo, limpiará sus poros y pulmones y recargará energías para la próxima aventura. Después saldrá hambriento, por lo que aquí también podrá comer un clásico fiambre del Putumayo o seguir su camino a Pasto donde puede tomar un vuelo a Bogotá o continuar con el recorrido por todo el territorio nacional.

¿Qué otro destino en Putumayo agregaría a esta ruta de aventura? Escríbanos a nuestras redes sociales @dinersrevista

Óscar Mena es periodista de la Revista Diners. Estudió Comunicación Social & Periodismo en la Universidad Externado de Colombia antes de convertirse en Barista de la Escuela de Gastronomía Gato Dumas. A Óscar le apasiona cómo la tecnología, el estilo de vida y la gastronomía pueden contribuir al mejoramiento de la sociedad.

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Julio
30 / 2022

Send this to a friend