SUSCRIBIRME

Siete secretos de la ciencia que están por salir a la luz

En un futuro próximo veremos los secretos de la ciencia que responden a los más grandes interrogantes del ser humano y el universo.

En un futuro próximo veremos los secretos de la ciencia que responden a los más grandes interrogantes del ser humano y el universo.

Ángela Posada-Swafford, del programa de Periodismo Científico del MIT, compartió con Diners aquellos inventos y avances tecnológicos que son tratados como los secretos de la ciencia.

Todos y cada uno de ellos está próximo a salir a la luz. ¿Cuál le gustaría tener o ver en persona?

Entender la “receta” del cosmos

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de CERN (@cern)

Quizás uno de los retos más grandes de la ciencia es entender de qué está hecho y cómo funciona el universo. ¿De qué está hecha la materia oscura? ¿Cómo era el universo en el instante de su creación? Estos interrogantes están íntimamente relacionados con la estructura y composición del universo.

Los físicos buscan estas respuestas entre los desperdicios subatómicos. Esto sucede en la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN), en lo que constituye el más complejo experimento científico en la historia de la humanidad.

El desconocido mundo del cerebro

La Iniciativa BRAIN, inaugurada por el presidente Obama, promete acelerar la invención de nuevas tecnologías para reproducir en tiempo real imágenes de la enmarañada red de circuitos neuronales. Así se podrá visualizar las interacciones entre neuronas a la velocidad del pensamiento. Esta tecnología abrirá la puerta a entender cómo las funciones cerebrales están ligadas al comportamiento humano, el aprendizaje y las enfermedades.

Las primeras etapas de la iniciativa tratada como uno de los mejores secretos de la ciencia, estuvo en desarrollar las herramientas tecnológicas. A futuro se usarán ratones, peces y moscas, modelos sumamente útiles en investigaciones por su simplicidad y, en el caso de los ratones, por su similitud al organismo humano.

Una píldora para pensar mejor

¿Aprender un nuevo idioma a toda velocidad o recordar todo un libro con solo darle una ojeada? Desde hace años los neurocientíficos trabajan en identificar las moléculas que permitan sacarles el máximo partido a nuestros procesos cognitivos.

El objetivo ahora es reunir gran parte de ellas en una píldora que pueda potenciar la formación de neuronas en nuestro hipocampo, que es la zona ligada a la memoria y el aprendizaje. El compuesto podría, además, contener un elemento que estimula el crecimiento de células madre para formar neuronas. ¿Se podría catalogar como uno de los secretos de la ciencia?

Vea tambien: Buk, la plataforma tecnológica que le permite trabajar desde donde sea

La enciclopedia de los elementos del ADN

El National Human Genome Research Institute dirige un esfuerzo internacional llamado Encode, una misión más compleja que la decodificación del genoma  humano:

Descifrar ese repositorio vasto y desconocido que en nuestra ignorancia  llamamos “ADN basura” y que existe entre un gen y otro, como el cemento  entre los ladrillos. Este “resto del genoma” constituye el 98 % de nuestro ADN y podría decirnos cómo curar las enfermedades que nos aquejan.

Los secretos del Sol

No muy lejos de San Francisco se halla el experimento de National Ignition Facility (NIF), en el que cientos de científicos están unidos en un reto de ingeniería casi inimaginable: construir una máquina capaz de crear un sol diminuto, de poder controlado, que resuelva la urgente crisis energética.

En otras palabras: lograr el sueño de la fusión nuclear (que une átomos, en lugar de dividirlos, para liberar enormes cantidades de energía sin el peligro de la radiación).

Para esto, el NIF tiene el láser más poderoso del mundo: un alucinante sistema de amplificadores ópticos capaz de generar una potencia equivalente a mil veces la fuerza instantánea de energía de toda la red nacional estadounidense combinada. Sin duda, uno de los mejores secretos de la ciencia.

Descubrir lo que esconde la Tierra

Hace dos años Sarah Parcak, arqueóloga de la Universidad de Alabama en Birmingham, identificó 17 pirámides enterradas en Egipto, 3 mil ciudadelas y mil tumbas. Antes, hallar todo eso a punta de picas y palas para excavar le habría tomado un siglo, pero el uso de satélites ha revolucionado la arqueología. Flotando a unos 600 kilómetros de altura, los satélites recolectan imágenes que dejan ver lo que hay enterrado con una precisión casi milimétrica.

El secreto está en la habilidad de combinar, procesar e interpretar las imágenes infrarrojas, que son invisibles al ojo humano, pero que con el tratamiento adecuado permiten detectar sutiles cambios superficiales causados por objetos tales como ladrillos de barro hasta a 30 centímetros bajo el suelo.

“Apenas hemos descubierto el 1% de todo lo que hay enterrado en el mundo”, dice Parcak, lo que significa que el futuro debe prepararse para conocer los secretos del pasado que aún esconde la Tierra.

Las oscuras entrañas del universo

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de 3mins Noticias (@3mins_es)

Los cosmólogos nos piden que hagamos un ejercicio: que nos olvidemos por un momento de todo lo que es visible en nuestro universo –flores, animales,  planetas, estrellas, el Sol, etc.– y que consideremos que todo eso junto, todas las galaxias del cosmos con todos sus mundos, no constituyen más que un  poco más del cuatro por ciento del universo.

Parece mentira, pero la astrofísica ha demostrado que así es. El resto, que está lejos de ser vacío, se halla dominado, como en las tragedias griegas, por dos elementos opuestos. Y que se han convertido en el terreno más caliente, ansiado y exótico de la astronomía moderna, tratado como de los mejores secretos de la ciencia:

La Materia Oscura y la Energía Oscura. Existen, entonces, legiones de “cazadores de la oscuridad” que persiguen a estos dos fantasmas en todos  los frentes imaginarios:

En el espacio, bajo el hielo polar, en aceleradores atómicos, en cuevas, en las partículas subatómicas del cosmos lejano y en las explosiones de estrellas. Hasta en los ecos del Big Bang, hace 13.820 millones de años.

Llegar a entender el tema, especialmente el misterio de la energía oscura que separa a las galaxias. Como si se tratara de un huracán desgarrador, será el mayor avance en la historia de la cosmología.

El artículo Siete secretos de la ciencia que están por salir a la luz se publicó en la Revista Diners de septiembre de 2013, pensando en los avances de 50 años hacia el futuro

También le puede interesar: 5 inventos colombianos que ha dejado la pandemia del Covid-19

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Abril
30 / 2021

Send this to a friend