Un viaje por la ciudad con ayuda de Google Maps

POR: Giovanny Gómez
 / agosto 23 2012
POR: Giovanny Gómez

La cita era a las 8:30 de la mañana. La idea, aprovechar el fin del pico y placa en Bogotá para probar la nueva herramienta de Google maps con la que se puede ver qué tal está el tráfico en las calles de un recorrido determinado. Dispuestas a probar en carne propia la herramienta, teléfono inteligente en mano, dos periodistas de Revistadiners.com.co emprendimos la aventura.

Como era de esperarse, lo primero fue encontrar la aplicación e instalarla en el teléfono. A pesar de ser dos periodistas digitales, dedicadas al mundo de la tecnología, nos costó trabajo encontrarla. No aparecía fácilmente en el App Store del iPhone, tuvimos que instalarla yendo en el navegador del teléfono directamente a Google maps y descargarla desde esa página.

Lo siguiente fue empezarla a usar. Cuando intentábamos trazar una ruta, el sistema simplemente nos mostraba los puntos en mapas, las direcciones que estábamos ubicando, no trazaba una ruta. Resulta que para poder usar la herramienta, hay que tener una cuenta de google e iniciar sesión. Esa es una advertencia que no nos hicieron previamente, y que no es de ninguna manera intuitiva. Ya para este punto eran casi las 9 de la mañana, y caía un aguacero torrencial en Bogotá.

Con la sesión iniciada, le pedimos trazar una ruta desde la calle 85 con carrera 18, hasta la carrera 7 con calle 26. Ya con el camino trazado, empezamos el recorrido. Efectivamente, Google maps nos fue mostrando qué tal estaba el tráfico por las calles que íbamos recorriendo, pero desafortunadamente íbamos más rápido que el satélite de Google, así que a menudo tuvimos que esperar a que el punto en el mapa que representaba nuestro carro nos “alcanzara”.

Nos mostró con claridad que la carrera 7 estaba atascada. La mala noticia era que aparecía en línea roja hasta casi el final de nuestro destino. Importante dato, para saber si queríamos tomar otro camino y si estábamos dispuestas a soportar el trancón. Sin embargo, los carros y buses parecieron moverse más rápido de lo que esperábamos.

Cuando llegamos a nuestro primer destino (la idea era hacer un recorrido de ida y vuelta) no contábamos con que en Bogotá una cosa es la dirección a la que uno va y otra muy distinta el parqueadero donde va a dejar su carro, así que tuvimos que alejarnos de la ruta marcada porGoogle y aventurarnos por nuestra cuenta. Google, sin embargo, no pareció enterarse. No cambió nunca la ruta.

De regreso, las instrucciones fueron un poco más complejas. Estábamos en la carrera 7 con calle 26, y según Google debíamos ir hacia la carrera 13, pero la calle siguiente era la 14, no la 13, y sin darnos cuenta terminamos en el barrio Santafé, uno de los más peligrosos de la capital. En ese momento tuvimos que guardar el teléfono pues corríamos el riesgo de que nos rompieran la ventana para robarnos. Dependíamos de la forma tradicional para salir del tráfico: confiando en las señales de tránsito, que tristemente no son las mejores para dos viajeras desubicadas. Cuando llegamos a la Avenida Caracas volvimos a ver, con tristeza (¡y preocupación!) que la herramienta no cambió el recorrido al haber modificado el nuestro.

Así que Google maps funciona para guiarse en el tráfico de Bogotá, pero no en tiempo real. Pudimos ver qué tan congestionadas estaban las calles antes de comenzar el recorrido, pero no fue una guía muy efectiva para darnos otra alternativa. Sería ideal usar la herramienta antes de subirse al carro, para hacerse una idea de cómo está el tráfico y las vías que puede tomar, porque si se va directamente con su celular, no sabrá si atender a la aplicación, el trancón o las pocas señales de tránsito que le indicarán la ruta. Un buen consejo sería llevar un copiloto que le dé una mano con las indicaciones y si sabe cómo moverse por la ciudad, mejor.

@Soymanzanadulce@gabidearest

INSCRIBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DIRECTO EN SU EMAIL
agosto
23 / 2012