¿Cómo están cambiando la forma de ver televisión los Smart Tv?

La forma de ver televisión está cambiando a pasos agigantados. Los nuevos smart TV incluyen sistemas operativos que ofrecen un abanico de aplicaciones y contenidos impensables hace unos años
 
¿Cómo están cambiando la forma de ver televisión los Smart Tv?
Foto: María Camila Prieto
POR: 
Revista Diners

Los sistemas operativos han condicionado la forma en que vivimos nuestra cotidianidad. Desde tomar fotos por la calle con buena resolución hasta ser el corredor por el que pasa la información del mundo en la bolsa de valores. Tanta pretensión llevó a que Theodore se enamorara de Samantha, su nueva compañera de apartamento. Es inteligente, chistosa, respetuosa y muy sexi. A decir verdad, no sabe qué es lo que más le gusta de ella, si el diseño, el microprocesador, su gran cantidad de puertos o la compatibilidad. Theodore se enamoró de su sistema operativo.

 Este es el argumento de Her, la película dirigida por Spike Jonze, candidata a mejor cinta en los premios Óscar 2014. La historia se desarrolla en un futuro condicionado por las pantallas y la conectividad. Todo funciona gracias a la convergencia, es decir, que el celular se conecte al televisor y que ambos le digan al usuario qué correos tiene, cuál es su agenda del día siguiente y, a la vez, le permita chatear con cualquier persona.

Dicen que de la ficción a la realidad hay un solo paso. Y aunque quizás falta mucho para que los humanos se enamoren de un sistema operativo, ya vivimos en un mundo hiperconectado, lleno de pantallas y en una búsqueda permanente por la convergencia digital. Ahora el turno les ha llegado a los televisores inteligentes. Las principales marcas de este segmento han elegido un sistema operativo para incluirlo en sus dispositivos. Android TV, Tizen, Firefox OS o WebOS son algunos de los más reconocidos. Cada uno tiene sus particularidades y sus ventajas, pero su finalidad es generar una mejor experiencia de uso.

Se estima que en el planeta hay más de mil millones de televisores y según estudios de la consultora FutureSource, en 2017 serán el doble. En este panorama, Colombia no se queda atrás, pues hay más televisores que familias. Según datos del DANE (Departamento Administrativo Nacional de Estadística) existen 14 millones de aparatos frente a 13 millones de familias. Además, los colombianos pasan casi dos horas diarias frente al televisor y tienen tantos dispositivos susceptibles de la convergencia, que emplean más de siete horas diarias frente a una pantalla, ya sea celular, tableta, computador o consola de videojuego, según revela un estudio realizado por la especialista en nuevas tecnologías, Mary Meeker.

Sin duda, se trata de un mercado interesante, aunque como lo indica la firma IDC, hay que tener en cuenta dos puntos. El primero es que las televisiones no suelen tener un solo dueño, sino que corresponden a un hogar. Y lo segundo es que este electrodoméstico no se renueva tan rápidamente como un smarthphone.

Tizen vs. Android TV

El gigante surcoreano Samsung eligió Tizen, una plataforma basada en Linux que ya estaba presente en los celulares Z1 y los relojes Gear y Gear 2, pero que amplía la posibilidad de enlazar todos estos productos a un smart TV, siempre y cuando el modelo sea de este año, como el J5500. Además, esta marca desarrolla sus actualizaciones enfocada en el “Hogar Inteligente” y que básicamente constituye la oportunidad que tiene el usuario de conectar de manera absoluta todo lo electrónico a una misma red de control, es decir, tener enlazado el celular a las funciones de la lavadora, refrigerador, aire acondicionado, sistema de seguridad, computador y cualquier otro aparato susceptible de la adaptación de Tizen. En eso consiste su apuesta por la convergencia.

Sony, en cambio, decidió elegir Android TV en su línea de televisores 4k XBR. Este sistema operativo, que nació de la mano de Google, permite duplicar la pantalla del celular al televisor, usar el smartphone como control remoto, establecer búsquedas por internet a través de comandos de voz, chatear en WhatsApp mientras visualiza videos en Youtube, solo sincronizando los dispositivos. Además, ofrece la posibilidad de descargar en el televisor las aplicaciones que estén disponibles para Android.

Lo cierto es que tanto Sony como Samsung lanzan al mercado estas plataformas en un momento de incertidumbre financiera. Ambos registraron una disminución de sus utilidades anuales. Sin embargo, en materia de televisión, Samsung amplió su cuota de mercado poco más de un punto, llegando al top del ranking con el 22,8 %. En el segundo lugar aparece LG y detrás Sony, que si bien pasó del cuarto al tercer lugar, aún está lejos de la punta, pues cuenta con una participación del 6,8 %.

Samsung y Sony siguen viendo por el retrovisor, pero con gran velocidad se acercan las empresas chinas. Ya TCL está cuarta, a solo 0.,4% de Sony, y detrás les sigue Hisense y Skyworth, que con sistemas más sencillos y sin la presión de la competencia, fabrican y venden a costos más baratos.

Al final, el mayor beneficiado es el consumidor. Estamos presenciando una convergencia armónica de medios que reescribe la forma en la que consumimos información y que soporta casi cualquier especulación sobre su futuro.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
septiembre
2 / 2015