¿Cómo deben ser las ciudades del futuro?

Se habla de teléfonos, televisores y hasta de neveras inteligentes, pero ¿qué deben tener las ciudades del futuro (además de tecnología)?

Imagine las ciudades del futuro en las que los ciudadanos puedan, con una aplicación en su teléfono, reportar los huecos en las vías, daños en la infraestructura eléctrica o altos niveles de contaminación acústica o del aire.

Ahora, piense que al otro lado hay una autoridad encargada de recibir todos los detalles y tomar medidas rápidas. Y lo mejor: que como premio por sus reportes, estos ciudadanos sumen puntos que se traduzcan en una reducción de impuestos u otro beneficio.

Ahora, piense en el sistema de recolección de basuras de su ciudad: el camión pasa con una frecuencia fija, haya poca o haya mucha basura. ¿Qué tal si los contenedores tuvieran sensores que le avisen a la empresa del aseo cuándo están a punto de llenarse, para que los camiones pasen cuando realmente se necesita?

Las ciudades del futuro son posibles en Latinoamérica

En una smart city no podrían faltar los semáforos inteligentes que sean capaces de “saber” cuándo deben cambiar a verde o rojo según el flujo vehicular, y que puedan “hablar” con sus colegas para sincronizarse apropiadamente, o incluso avisar a las autoridades cuando ocurre un accidente.

La seguridad en estas ciudades también tiene un cociente intelectual superior: los sistemas de videovigilancia actuales, con muchas cámaras en puntos críticos y grandes centros de análisis de videos, cuentan además con software de reconocimiento de rostros y movimientos que permite no solo identificar a quienes cometen un delito en el video –como ocurre hoy–, sino también predecir cuándo alguien puede cometer un acto terrorista y avisarle a la policía para que reaccione rápidamente.

Estos son solo algunos ejemplos de cómo una ciudad inteligente puede impactar la vida de sus habitantes. Pero para que una ciudad sea inteligente debe contar con servicios públicos inteligentes, edificios inteligentes, una red de transporte inteligente y, por supuesto, ciudadanos inteligentes que aprovechen la tecnología disponible y se conviertan en sensores del entorno y aliados de los gobiernos. En esta ciudad, todos están enfocados en la eficiencia y sostenibilidad energética, del medio ambiente y económica, y en una mayor calidad de vida.

El contexto para hablar de ciudades del futuro

Las ciudades en el contexto del planeta viven un punto de quiebre. Desde 2010, por primera vez en la historia, hay más habitantes en las ciudades que en las zonas rurales. Hace cien años la proporción era de 20 personas en ciudades frente a 80 en zonas rurales, hoy es de 53 frente a 47, y la tendencia poblacional se seguirá inclinando hacia los centros urbanos.

De hecho, estudios de la ONU señalan que en los próximos cinco años se sumarán 500 millones de personas a las ciudades, y para 2050 habrán surgido al menos cien nuevas ciudades de más de un millón de habitantes.

Pero si la población urbana es solo un poco más de la mitad del total del planeta, en cuanto al impacto ambiental la diferencia es abismal: hoy, entre el 75 y el 80 por ciento del consumo de energía y de las emisiones de gases que contaminan la atmósfera proviene de los centros urbanos.

Colombia, según el DANE, cuenta con ocho ciudades con más de 800.000 habitantes, por lo que tiene un mayor peso de los centros urbanos que los demás países latinoamericanos. De hecho, 75 de cada 100 habitantes se encuentran en las ciudades y cabeceras municipales.

Vea tambien: Concurso Diners: Gánase un celular vivo Y51 respondiendo este quiz

Esta concentración en las ciudades no es mala en sí misma, pues estas son impulsoras del desarrollo económico, social y cultural de los países, pero también representa grandes retos, como reducir los niveles de contaminación, aumentar la productividad y competitividad de las empresas y mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

¿Qué es son las ciudades inteligentes?

Una definición simple es la de una ciudad que tiene una avanzada infraestructura tecnológica y de comunicaciones para integrarla a frentes como la seguridad ciudadana, el gobierno, el transporte, la salud, la educación, la vivienda, los servicios públicos, los mecanismos de atención de desastres, entre otros, con una mirada en la protección del medio ambiente y la eficiencia energética.

Transformar las ciudades actuales, que tienden a ser caóticas e incluso hostiles con sus habitantes, en centros urbanos inteligentes y conectados, más eficientes y que brinden mayor calidad de vida a sus habitantes, no es una tarea fácil.

Esta visión representa grandes esfuerzos y por largo tiempo para gobiernos, empresas y los propios ciudadanos, pero los beneficios de esta evolución, tanto económicos como sociales, son de tal magnitud, que las ciudades no deberían dudar en asumir el reto de transformarse.

La tecnología y lo digital no son, en todo caso, los fines, sino los medios para contar con una ciudad inteligente. Por ello, según el consorcio Fira de Barcelona, organizador del Smart City Expo World Congress.

“Una ciudad inteligente está comprometida con el ser humano y su entorno. Con elementos arquitectónicos, urbanísticos y de infraestructura avanzada. Para facilitar la interacción del ciudadano con los elementos urbanos, haciendo su vida más fácil”.

De los casos mundiales a Colombia

Knowledge Economic City (KEC, o Ciudad del Conocimiento Económico), en Arabia Saudita, nació en 2006 y se terminó en 2020. Es un centro de conocimiento, desarrollo económico y social modelo en el mundo, pensada para albergar 150.000 habitantes. Por su parte, Songdo, en Corea del Sur, es un ejemplo de comunidad inteligente. Y conectada por su infraestructura y sus sistemas para organizar la vida de la ciudad y sus habitantes de una manera más eficiente.

Estos son dos ejemplos de ciudades inteligentes, pero no hay que ir tan lejos: São Paulo y Río de Janeiro. Ambas impulsadas por el Mundial FIFA 2014 y los Juegos Olímpicos del futuro, viven una transformación que las deberá llevar a ser verdaderas ciudades inteligentes, y Guayaquil, en pequeña escala, sigue el mismo camino.

En Colombia, las expectativas obvias para seguir esa senda se centran en Medellín y Bogotá. Reconocidas en el mundo como ciudades digitales y tener más avances en infraestructura y políticas públicas.

Sin embargo, no necesariamente son las primeras que puedan llegar al estado de ciudad inteligente: para Simbad Ceballos, gerente general de Cisco Systems en Colombia.

Vea tambien: Huawei Watch GT2 Pro: un reloj versátil para cada momento

“La tentación es pensar en Bogotá porque tiene más recursos y tecnología, pero en una ciudad intermedia, más pequeña. Y con menos complejidades, se podrían mostrar resultados más pronto. Además, una ciudad intermedia podría ser una ciudad inteligente piloto en la que se desarrollen metodologías. Además de planeación, centros de monitoreo y todo lo necesario para que sea replicado en las grandes ciudades”.

Pese a ello, son Medellín, con su programa “Medellín, Ciudad de Conocimiento”. Y Bogotá, que en 2012 creó la Alta Consejería TIC para convertir la ciudad en digital e inteligente, las que han dado los primeros pasos en este camino. “Una ciudad inteligente está comprometida con el ser humano y su entorno. Con elementos arquitectónicos, urbanísticos y de infraestructura avanzada para facilitar la interacción del ciudadano con los elementos urbanos. Haciendo su vida más fácil”.

Así funcionan las ciudades del futuro

Seguridad

Control de la seguridad en las calles y sitios públicos, mediante cámaras de videovigilancia, software de reconocimiento de rostros y placas, software predictivo basado en movimientos, y líneas de comunicación directa con todas las autoridades y entidades de manejo de desastres.

Gobierno y administración pública

Todas las entidades públicas deben estar interconectadas. De tal manera los ciudadanos no tienen que repetir trámites o entregar los mismos documentos a distintas entidades.

Transporte

La organización del caótico tráfico en las grandes ciudades es una prioridad. Mediante rutas inteligentes –gestionadas por semáforos y centros de control–. Los ciudadanos pueden saber en tiempo real el estado del tráfico y escoger las mejores rutas, reportar incidentes e incluso compartir sus vehículos con los vecinos.

Salud

Los sistemas de salud, hospitales y centros médicos están interconectados. Lo que en caso de urgencia cualquiera tiene disponible la historia clínica de los pacientes. Además, la telemedicina permite a los ciudadanos acceder a médicos especialistas sin necesidad de desplazarse a los consultorios.

Educación

Aulas virtuales, interconexión de instituciones educativas públicas y bibliotecas, y educación masiva en adopción tecnológica.

Servicios públicos

Redes de distribución inteligentes de electricidad, agua y gas natural, que permiten administrar eficientemente cada servicio.

Mecanismos de atención de desastres

Atención coordinada y más eficiente de emergencias y uso de sensores y reportes ciudadanos para prevenir o manejar desastres. Por ejemplo, en caso de lluvias superiores a lo normal, los sensores podrían avisar a los bomberos y alertarnos sobre inundaciones antes de que estas ocurran.

Edificaciones inteligentes

Las ciudades estimulan los centros comerciales y edificios inteligentes y sostenibles. Que generen su propia energía y reduzcan sus desechos. Y que se conecten a los sistemas de las autoridades de tránsito y policía para minimizar su impacto.

También le puede interesar: Conozca por qué estas son las 10 ciudades más inteligentes del mundo

Entradas recientes

“El compromiso del artista es social, no político”, Marcelo Mazzini, mánager de artistas

Con 25 años de trayectoria musical, el uruguayo Marcelo Mazzini reflexiona sobre el momento que… Leer más

Cinco detalles inéditos de ‘The Beatles: Get Back’ en Disney+

Descubra el material inédito de la banda de Liverpool que llegó a Disney+, bajo la… Leer más

1980: el regreso del Teatro Nacional con su primera serie teatral híbrida

Con esta serie de 12 capítulos que se podrán ver de forma presencial y virtual,… Leer más

La estrategia para impulsar el turismo en el Pacífico colombiano

Explore la gastronomía, cultura y saberes ancestrales de una de las regiones más diversas y… Leer más

Prepare estos deliciosos rollos de papel de arroz y mango biche

Si quiere algo ligero y refrescante, pruebe esta receta de rollos de papel de arroz… Leer más

Leandro Díaz: el cantor ciego del vallenato

Recordamos esta entrevista con Leandro Díaz en su aniversario de fallecido. Descubra su maravillosa historia… Leer más