Malvertising: el nuevo terror de internet

Vea cómo una búsqueda en Google puede convertirse en un robo de dinero y de información. Esto nos comentó un experto en ciberseguridad sobre este nuevo ataque cibernético.
 
Malvertising: el nuevo terror de internet
Foto: Clément Hélardot en Unsplash
POR: 
Óscar Mena

Malvertising viene de la fusión de las palabras en inglés malware (software malicioso) y advertising (publicidad) y que hasta la fecha ha sido un problema difícil de detectar en internet. Todo empieza con una simple búsqueda en Google o en cualquier otro buscador, en la que usted vaya a pagar un servicio público, el seguro obligatorio para su vehículo o incluso vaya a comprar una plancha para el pelo.

Usted hace clic -por lo general- en los primeros puestos de búsqueda en Google y entra a una página que está perfectamente diseñada, sin errores de ortografía y hasta cuenta con seguridad https o el famoso candado verde que aparece al lado izquierdo de la URL. Por otro lado, le muestra todas las pasarelas de pago, PSE, tarjetas de crédito y hasta bonos Sodexo, y hace confiado el pago de su compra.

También le puede interesar: ¿Cómo recuperar la información del computador cuando tiene virus?

Le llega a su correo electrónico la confirmación y hasta un recibo electrónico de pago. Sin embargo, dicha compra jamás existió, puede quedarse días esperando que le llegue su producto o que aparezca en línea el seguro vigente de su vehículo y no va a aparecer, pues se trata de una modalidad de robo en la que su dinero y sus datos quedaron comprometidos. 

Incluso, usted puede llamar a los número de dichas páginas y le contestarán como un asesor, que le informará que ha habido un error en la plataforma que su pago está siendo procesado pero se trata de una artimaña para ganar tiempo y evitar ser atrapados por las autoridades de ciberdelitos que existe en Colombia.

La verdad sobre el Malvertising

“Esto viene pasando hace mucho tiempo atrás. Se trata de campañas de malware distribuidas a través de anuncios en redes sociales o motores de búsqueda como Google. Es bastante normal que la gente haga una búsqueda en Google, comprando un PhotoShop y los primeros enlaces que se ven en la páginas de resultados son enlaces patrocinados, es decir que alguien compró y pagó el anuncio para aparecer de primeras y al descargar el producto la víctima estará bajando un virus que afectará su computadora y teléfono”, comenta Fabio Assolini, director del Equipo de Análisis e Investigación para América Latina en Kaspersky.

Es decir que los crackers -personas que rompen o vulneran algún sistema de seguridad informática- pueden pagar directamente a Google y Meta como cualquier patrocinador para aparecer de primeras y estafar a las personas. Y este acto se convierte en algo imposible de rastrear ya que pagan desde cuentas encriptadas por lo que se convierte en el crimen perfecto.

Muchas veces no se trata de un virus

El Malvertising ha evolucionado con los años empezando por ser un software malicioso que buscaba secuestrar la información personal que tenía alojada en su computador. Sin embargo, los crackers han encontrado que es más fácil hacer estafas en línea para que la gente les consigne directamente a sus cuentas -que también son irrastreables-, así como la instalación de cookies de rastreo para recolectar toda su información sin consentimiento.

“Esta es una zona gris que aún no se ha podido declarar como delito. Sin embargo, Google y las principales redes sociales prohíben estos actos poco éticos, sin embargo, una cosa es prohíbir y otra es detectar si realmente debajo del código existe un malware para captar información”, comenta Assolini.

¿Cómo protegerse de los Malvertising?

Lo primero es evitar a toda costa hacer clic en las primeras búsquedas de Google, así como en los enlaces que aparecen patrocinados por el buscador, ya que estas opciones son las que más se han detectado como posibles Malvertising.

También Kaspersky ha comprobado que las personas más susceptibles para caer en estas trampas son aquellas que están entre los 40 a 70 años, a través de redes sociales como Facebook y de 30 a 40 años en Google, por lo que es importante compartir esta información entre todos sus familiares.

También le puede interesar: Galería: Así se verán las capitales del mundo en 2050

“Se recomienda no hacer clic en avisos que promocionen productos u ofrezcan ofertas en línea directamente en Google, ya que estos hacen parte de los banners más sospechosos que pueden robarle dinero e información. Y ojo porque esto también sucede con mensajes de texto en los que le avisan que hay un bajón de precio en tiquetes aéreos y resulta ser una mentira”, concluye Assolini.

¿Ha sido víctima de Malvertising? Escríbanos a nuestras redes sociales @dinersrevista

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
enero
16 / 2024