Seis artistas colombianas que triunfan en NFT

Este grupo de mujeres colombianas demuestra que los NFT (tokens no fungibles) se han convertido no solo en una valiosa opción de autogestión y de comercialización de arte, sino en un medio para consolidar comunidades artísticas.
 
Seis artistas colombianas que triunfan en NFT
Alzheimer, Norella Magdaniel's. Imagen cortesía Norella Magdaniel's /
POR: 

Vendían stickers en la plaza de su ciudad; ilustraban portadas de cuadernos con acuarelas; tenían puestos directivos en grandes consorcios, con equipos a cargo y éxito financiero. Decidieron dejar atrás los trabajos convencionales para dedicar sus días y sus noches a su arte y, gracias a la aparición de los llamados tokens no fungibles (NFT, por sus siglas en inglés) sus piezas lograron resonar en un mundo digital que aún parece un misterio, pero que en realidad está lleno de posibilidades. 

María Páramo, Jimena Buena Vida, Valentina Orozco, Norella Magdaniel’s, Gabriela Aristizábal y Kelly Llanos son artistas colombianas que han impulsado sus carreras a través de estos activos digitales. En líneas generales, un NFT es una pieza digital original, única e irremplazable que se vende con un certificado de autenticidad, almacenado en una cadena de bloques o blockchain. Los coleccionistas adquieren las piezas mediante criptomonedas y la cadena de bloques, algo así como el ADN de la obra, contiene información como la fecha de creación, el nombre del artista y el historial de transacciones. 

“Un beneficio de los NFT es que son descentralizados, es decir, no necesitas pasar por aparatos legitimadores como galerías o curadores”, asegura María Páramo sobre este fenómeno, que ha tomado gran auge en los últimos dos años. 

Una de las artistas pioneras de esta tendencia en Colombia es Camila Fierro, conocida como ‘Soy Fira’, una ingeniera civil de profesión que vendió, en poco más de 500 dólares, su obra Beso estrellado en la plataforma Open Sea y quien desde 2020 trabaja en este arte digital.

La realidad transgredida de María Páramo

Soy terriblemente libre y temiblemente libre. Este verso se sobrepone a uno de los collages digitales que esta artista tiene publicados en su cuenta 
@Estrujamentes en Instagram. Debajo del texto, una joven de mirada desamparada y un reloj como collar sostiene un cuadro que replica su rostro. “El collage digital como técnica pictórica permite transgredir la realidad”, explica sobre esta técnica Páramo, quien se formó en sociología y filosofía.

Antes de dedicarse por completo a la creación artística, ejercía un cargo directivo en Suramericana, pero en 2017 hizo un curso de ilustración análoga y dos años más tarde decidió renunciar a su trabajo. “Esa decisión fue la respuesta a mi pregunta ¿qué haría si estuviera jubilada? Y mi respuesta no fue seguir trabajando, sino escribir e ilustrar”, recuerda. 

¿Madriguera adentro?, María Páramo.
¿Madriguera adentro?, María Páramo. Imagen cortesía artista.

Páramo cuenta que lleva una vida casi de ermitaña, pues vive junto a sus perros en una cabaña. Antes de los NFT, la artista ya tenía relación con el llamado blockchain a través de las criptomonedas, ya que tras renunciar a su trabajo se dedicó a invertir en economías emergentes. 

Paralelo a esto, publicaba en Estrujamentes sus obras y por ese medio se generó su contacto con los tokens no fungibles, ya que varias seguidoras le preguntaron si vendía sus publicaciones como NFT e incluso una de ellas le propuso ser su mánager.

María Páramo artista NFT
Foto cortesía artista.

“Yo no les puse mucha atención, estaba concentrada en la recuperación de uno de mis perros, que estaba muy enfermo; pero se murió en agosto de 2021 y ahí me puse a ver de qué se trataba esto (…) Cuando descubro que los NFT son arte digital y que se transan no con dinero tradicional, sino con criptomonedas, yo dije ‘No, cuál mánager, esto está en mis venas hace mucho tiempo’”. 

Según Páramo, los NFT han logrado democratizar el acceso al arte al acercarlo a otros escenarios digitales y a otras generaciones. “Las economías colaborativas pueden transformar el mundo, nuestra cultura, nuestros discursos y la manera en que construimos la realidad”, argumenta. 

Jimena Buena Vida de lo abstracto a lo concreto 

A través de su arte abstracto, Jimena Buena Vida ha abierto un canal para reflexionar sobre temas como la vulnerabilidad, con el objetivo de inspirar transformaciones duraderas. Buena Vida es ingeniera de sistemas y para ella pintar era un pasatiempo que realizaba en paralelo a su carrera. El encierro generado por la pandemia del coronavirus determinó que se concentrara definitivamente en su arte.

“El arte para mí, en ese momento de tanta soledad e incertidumbre, se convirtió en un mecanismo de supervivencia emocional. En lugar de buscar respuestas en mi entorno, empecé a ganar conciencia en mis propios sentimientos y experiencias y a ver lo que sugerían. Y así empecé a expresar visualmente muchas ideas más allá del lienzo y de mi realidad física”, explica. 

Thoughts in
Motion. Jimena Buena Vida
Esta es una de las 555 piezas que forman parte de la colección Thoughts in Motion. Imagen cortesía Jimena Buena Vida

Buena Vida entró al espacio de los NFT porque estaba buscando canales para vender su arte en línea. Finalmente, decidió quedarse en este mercado porque se conectó con artistas talentosos que compartían su conocimiento y educaban a los recién llegados. “Me apasionó la idea de que el arte y la tecnología son una forma de crear conexiones humanas y empoderarnos mutuamente”, agrega.

Según ella, los NFT ofrecen oportunidades para que los artistas subrepresentados se den a conocer y se conecten con coleccionistas de todo el mundo. Para Buena Vida todavía hay un gran desequilibrio y el espacio necesita muchas más representaciones de comunidades diversas. 

Jimena Buena Vida
Foto cortesía artista.

“Por eso suelo decir que este viaje no es fácil, requiere mucho coraje, valentía y bastante dedicación y mente abierta al cambio, pero con paciencia y acciones consistentes, creo que cualquier artista puede encontrar su lugar en este espacio”, complementa.

En su página web, www.buenavidaart.com, está abierta la venta de su colección Thoughts in Motion, compuesta por 555 piezas animadas que invitan a tomar conciencia sobre los pensamientos negativos y a usar el coraje como herramienta para comprometerse con la autenticidad corporal. 

El camino de Valentina Orozco

La propuesta gráfica de Valentina Orozco se basa en la creencia de que la humanidad es el acto más mágico del universo. Es una visión que ha plasmado en portadas de libros y de discos, en viñetas e ilustraciones. 

Antes de la aparición de los NFT, su trabajo estaba más enfocado en comisiones, y a partir de esta nueva tendencia pudo encauzarse en sus propias creaciones. “Los NFT le brindan la posibilidad al artista de poner su arte al alcance del mundo. Con ellos fue mucho más fácil para mí compartir y vender las piezas que yo creaba y no tener que hacer un arte tipo comercial para algo”, asegura. 

Opinions are like fish, Valentina Orozco.
Opinions are like fish, Valentina Orozco. Imagen cortesía artista.

La artista reconoce que debió transitar un camino largo y complejo para entender la importancia del concepto y toda la jerga alrededor de ese mundo. “Todavía, cuando lo explico en las redes sociales, hay personas que no logran entenderlo tan fácilmente”, explica.

Una de las consecuencias del avance de este mercado ha sido la generación de una comunidad de artistas, a los que es común ver en eventos en los que explican el funcionamiento de los NFT y cuentan sus experiencias al respecto. 

Valentina Orozco
Foto cortesía artista.

Esta economía digital abre una doble vía en la que se mezclan la libertad creativa y una exigente tarea de autogestión. Orozco asegura que gracias a los NFT no tiene que pasar por los protocolos de entrar a una galería para que los coleccionistas puedan apreciar sus obras; en cambio, los espacios digitales de los marketplaces aumentan las opciones de atraer a posibles compradores. 

“También hay que trabajar mucho independientemente, porque no basta subir a NFT para que te compren todo. No funciona así, tienes que dedicar mucho tiempo a las redes sociales, a moverte, a hablar en espacios de Twitter, por ejemplo, la red social que más uso para compartir sobre el tema”, afirma. 

Los sueños de Norella Magdaniel’s

No es inusual que los seguidores de la artista barranquillera Norella Magdaniel’s le pidan que les corte sus cabezas. Y es que la artista tiene como manifiesto la frase: “Arranco cabezas para llegar al corazón”. 

“Cuando arranco la cabeza simbolizo arrancar el ego, esta protección que todos tenemos, este miedo a no ser suficientes que nos impide llegar a la parte vulnerable de cada ser humano. Cuando yo elimino el ego tengo ese acceso directo a las emociones más reales de cada persona”, explica.

Overthinking, Norella Magdaniel's.
Overthinking, Norella Magdaniel’s. Imagen cortesía artista.

Durante su carrera, la artista barranquillera ha ilustrado libros y portadas de canciones. En el mundo de la música le sugirieron trabajar con NFT. “Duré como dos meses en una relación de amor y odio porque no entendía nada, pero quería saber, y empecé a comprender más qué era cuando me metí en salas de la red social ClubHouse”, recuerda. 

Magdaniel’s se conectó con artistas que tenían experiencia en estos procesos, y en abril de 2021 vendió su primer NFT. “Primero hice la obra en el iPad y luego en un óleo físico. Me gusta mucho tender ese puente, que las personas puedan tener algo físico en su casa y también un NFT en su wallet”, dice la artista. 

Novela Magdaniels NFT
Foto cortesía artista.

En agosto pasado llegó a vender 80 NFT en dos semanas y, más adelante, participó en un encuentro en El Salvador sobre bitcoin. Durante ese evento varios artistas pintaron obras para una subasta final, en la que la pieza de Magdaniel’s alcanzó la mayor puja: 11.000 dólares –el 70 % de esa suma se dirigió a un hospital de niños con cáncer de El Salvador. 

“Lo más valioso de los NFT es que me conectan a mí, que soy una soñadora, con gente a la que le gusta soñar (…) Yo siempre les digo a los artistas que quieren comenzar con esto que no se asusten, porque esto no viene a cambiar lo que ellos son, sino a masificar todavía más esa esencia que ya ellos tienen”, afirma.

Gabriela Aristizábal hace lo que dice el corazón

Cuando estudiaba en la Universidad Javeriana de Cali, la artista y diseñadora gráfica Gabriela Aristizábal (@Gavisual) hacía ilustraciones en acuarela para usar como portadas de cuadernos, que luego vendía en su universidad.

Para Aristizábal, que trabajó como directora creativa y diseñadora visual, su arte era un hobby hasta que conoció el caso de la artista estadounidense Emonee LaRussa, quien hace dos años publicó un video de un minuto contando cómo vendió su arte digital como NFT por 3000 dólares. 

Latina queen, Gabriela Aristizábal.
Latina queen, Gabriela Aristizábal. Imagen cortesía artista.

“Yo creo que no habría conseguido lo que he logrado si no fuera por la curiosidad y la constancia. No todos mis amigos artistas y diseñadores, por más que les hablaba de la locura que son los NFT, estaban tan emocionados como yo. Después encontré esta comunidad que estaba igual de emocionada, igual de curiosa, con ganas de aprender”, cuenta Aristizábal, quien también se relacionó con grupos de criptoartistas a través de la red social ClubHouse. 

Justamente, gracias a ClubHouse la artista vendió su primer NFT, Hagamos lo que diga el corazón. La coleccionista que adquirió la obra fue la artista colombiana Jimena Buena Vida y esa pieza se expuso en las pantallas del Times Square de Nueva York como parte de la conferencia NFT.NYC. 

Gabriela Aristizabal NFT
Foto cortesía artista.

Aristizábal afirma que este fenómeno exige aprender y adquirir las herramientas para manejar una nueva tecnología, a lo que se sumó el reto de que, en un comienzo, la información solo estaba disponible en inglés. Por eso, junto a Kathy Pérez creó la comunidad NFT Mujeres, que apoya a criptoartistas latinas e hispanohablantes. 

“Hay una frase que siempre digo: ‘We Ride by Lifting Others’, tenemos que ayudar al otro para poder impulsarnos también”, finaliza. 

La celebración de la diversidad de Kelly Llanos

Un año después de haber puesto a la venta su primer NFT, la artista Kelly Llanos recibió un mensaje a través de sus redes sociales en el que Jessie Nickson-Lopez, una de las escritoras de la popular serie de Netflix Stranger Things, le contó que había hecho una puja por esa pieza. “Me pareció increíble, me explotó la mente. ¿Cómo era posible que esta mujer me haya podido encontrar?”, cuenta Llanos. 

La artista de 22 años, que actualmente reside en Barcelona, escuchó sobre estos activos digitales el año pasado y, cuando empezó a investigar, no se sintió muy conectada porque consideraba que el ambiente era aún muy masculino. En todo caso, hizo el experimento de subir su primer NFT, ese que ahora está en la billetera de Nickson-Lopez. 

Women's entrance, Kelly Llanos.
Women’s entrance, Kelly Llanos. Imagen cortesía artista.

Más adelante, Llanos se sintió inspirada por el trabajo de la ilustradora Yam K., una de las fundadoras de la red World of Women, que aboga por la diversidad y el apoyo en este mercado. Es una filosofía que se conecta con el trabajo de Llanos, cuyas piezas también celebran la diversidad y, además, hacen un llamado a la inclusión. “Yam había creado una marca que le hablaba a una audiencia femenina y esto me empezó a llamar la atención, porque iba mucho más allá”, recuerda. 

Llanos se involucró más con esta tecnología; de hecho, abrió una cuenta de Twitter para promocionar su trabajo y así, entre réplicas y réplicas, su estética llamó la atención de su primera coleccionista. Lo más importante para la artista es que este ecosistema se genera alrededor del concepto comunidad, los artistas se hacen marketing recíprocamente y así, según ella, pueden llegar más lejos. 

Kelly Llanos
Foto cortesía artista.

“La gente es mucho más abierta a darte la bienvenida; conocí personas que me dijeron ‘vente por acá’ y me empezaron a promocionar… También me llamó la atención la transparencia que hay en la parte de ganancias, es un proceso que todo el mundo puede ver y realmente se te retribuye como creador. Y ni siquiera es únicamente para ilustradores o artistas, sino que se abre para todo el medio de los creativos, incluso para las marcas”, asegura Llanos. 

Consejos para comprar NFT

1. Para comprar NFT, lo primero que se debe hacer es adquirir criptomonedas, sean bitcoines, ethereum o cardano, en plataformas de intercambios como Binance –la gran mayoría de NFT se vende en ethereum. 

2. Además, se debe tener una wallet, billetera criptográfica que se puede adquirir a través de aplicaciones como MetaMask, Fortmatic, Trust Wallet o WalletConnect. 

3. La wallet, en la que se almacenan las criptomonedas, se conecta a los marketplaces, una especie de galerías en línea en las que están disponibles colecciones de NFT –OpenSea es la más grande de ellas–. Una vez allí, simplemente se selecciona el NFT preferido y se paga a través de la wallet.

Lea también: Metaverso, el comienzo de un nuevo universo digital

INSCRIBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
diciembre
15 / 2022