SUSCRIBIRME

¿Cuáles son los trastornos del sueño y cómo controlarlos?

Los trastornos del sueño van desde no poder dormir hasta no levantarse temprano. Diners conversó con el doctor Sergio Jaramillo sobre el tema a propósito del Día Mundial del Sueño.

Los trastornos del sueño van desde no poder dormir hasta no levantarse temprano. Diners conversó con el doctor Sergio Jaramillo sobre el tema a propósito del Día Mundial del Sueño.

“Un sueño regular es un futuro saludable”, dice el eslogan de la World Sleep Society, entidad que nos recuerda que cada 19 de marzo es el Día Mundial del Sueño. Este año pusieron sus ojos especialmente en los trastornos del sueño, ya que durante el 2020 se incrementaron los casos a nivel mundial, según revela la Universidad de Southampton, del Reino Unido.

Este fenómeno se explica debido al encierro causado por la pandemia, los trasnochos excesivos, el estrés y la ansiedad. Sin embargo, es un problema que la gente puede llegar a ignorar porque le resulta normal el no poder despertar temprano, por ejemplo.

A esto se le suma el insomnio y los ronquidos -que conocemos como la apnea del sueño-, según explica el doctor Sergio Jaramillo, neurólogo del Miami Neuroscience Institute. “También están los trastornos del sueño por comportamiento REM (rapid eye movement), presentes en adultos mayores con Parkinson o demencia, así como el hipersomnio, donde las personas despiertan cansadas y al cerebro le cuesta mantenerse alerta durante el día”.

Según el Ministerio de Salud y Protección Social, se registran un poco más de 83 mil consultas al año por trastornos del sueño en Colombia. Las principales causas se deben a los cambios de rutina, la mala alimentación, el uso continúo de pantallas, la falta de ejercicio físico y la poca exposición al sol (vitamina D).

¿Cómo reconocer un trastorno de sueño?

Existen tres categorías para dividir los trastornos del sueño. Por un lado, como lo mencionó el experto, está la falta de sueño o la dificultad para conciliarlo; la somnolencia excesiva durante el día y los movimientos o conductas anormales durante al dormir.

“Aunque todos los trastornos se pueden tratar con un especialista, hemos visto que los pacientes evitan hablar de las conductas anormales porque se trata de una acción que las personas quieren completar pero no son capaces de hacerlo en un estado consciente; lo que incluye hablar, caminar y hasta tener sexo cuando el cerebro está dormido durante la acción”, explica Jaramillo.

Para intentar contrarrestar esto, la gente recurrió a la automedicación con el auge de aplicaciones para dormir y sonidos de ASMR. Frente a esto, el doctor comenta que aunque funcionan, pueden generar dependencia, por lo que a final de cuentas es mejor visitar a un experto y evitar que el problema llegue a un punto de no retorno.

“Está de moda utilizar factores externos para mejorar el sueño. Sin embargo, lo que recomiendo es que utilice recursos naturales para desarrollar una mejor higiene de sueño, como establecer un horario regular para dormir o tener un cuarto completamente oscuro y evitar volverse dependiente de aplicaciones que ayudan, pero que a corto plazo se pueden convertir en un problema”.

El terror nocturno y los trastornos más extraños

¿Alguna vez ha escuchado a un familiar o amigo que esté gritando en medio de la madrugada? Tal vez esté pasando por lo que los expertos llaman terror nocturno. Este fenómeno ocurre durante el primer tercio de la noche provocando en quien lo sufre una sudoración excesiva, pulso acelerado, cara ruborizada y un despertar con la mirada fija en un punto y los ojos bien abiertos.

Sin embargo, lejos de una pesadilla, los terrores nocturnos reflejan un trauma en la persona o en su defecto, un nivel de ansiedad insoportable, como lo comenta el doctor Jaramillo.

Vea tambien: ¿Madrugar o no madrugar?, ¿qué es mejor para la salud según la ciencia?

“Los terrores nocturnos y los sueños no tienen ninguna relación. De hecho, cuando se le consulta a las personas qué sucedió, dicen que no recuerdan nada y vuelven a dormir. Lo cierto es que pueden estar viviendo una etapa de estrés bastante alta que los lleva a desarrollar este trastorno de sueño”, comenta el experto.

Otro trastorno de sueño que sorprende por su complejidad es el de las excitaciones confusionales. “Son episodios donde la gente despierta en etapas profundas del sueño”, explica Jaramillo.

En otras palabras, es cuando usted despierta de golpe de un sueño y no sabe qué día es o en qué lugar se encuentra. “Algunas de las causas más comunes son una pausa prolongada en la respiración o cuando la persona tiene un movimiento periódico de las extremidades, lo que puede afectar su integridad física”, comenta.

La relación de los sueños y los fármacos

 

“Cuando se construye un sueño, las personas suelen estar en la etapa REM y creen que existe un vínculo con la calidad de sueño o la salud cerebral, pero en realidad no están relacionados entre sí”, comenta Jaramillo.

Sin embargo, el consumo de medicamentos para dormir o antidepresivos reducen significativamente esta etapa de sueño REM, que se le conoce como una de las más profundas y en donde la persona realmente está descansando.

“Los benzodiacepinas (relajantes musculares o antielípticos) son uno de los fármacos que pueden afectar la calidad de sueño en onda lenta, lo que quiere decir que no le permite llegar a las personas a un sueño profundo, por lo que permanecerán sin el descanso adecuado”, comenta Jaramillo.

Consejos para disminuir los trastornos del sueño

El principal y más efectivo consejo es ir a donde un especialista a tratar sus trastornos del sueño sin ningún tipo de pena o remordimiento. Segundo, si está empezando a sentir que su calidad de sueño está disminuyendo, revise su rutina y descarte lo que le contaremos a continuación:

El exceso de bebidas alcohólicas:

 

Vea tambien: ¿Qué es el ayuno intermitente y cuáles podrían ser sus riesgos?

Aunque se cree que una copa de vino o una cerveza ayuda a dormir a la persona, en realidad está alterando la arquitectura de sueño, impidiendo que su cuerpo llegue a las fases profundas de sueño.
Pantallas:

 

Evite una hora antes de dormir ver cualquier tipo de pantalla, así sus ojos podrán descansar y por consiguiente darle a su cuerpo el sueño profundo que necesita.
No trabaje en la cama:

Estar en el computador, ver televisión o estar echado sin hacer nada le indica a su cuerpo que ese lugar no es para dormir, por lo que afectará directamente su calidad de sueño.
Evite hacer ejercicio de noche:

 

El reloj biológico está configurado para que la noche sea el momento de descanso. Sin embargo, cuando expone a su cuerpo a una rutina de ejercicio activa nuevamente las alertas de su cerebro, lo que afectará directamente su sueño.

También le puede interesar: Siete hábitos para dormir bien

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Marzo
19 / 2021
Advertisement

Send this to a friend