SUSCRIBIRME

Cinco hábitos poco saludables que hace por la mañana y no lo sabía

Tomar café, salir rápido de la cama y otros hábitos poco saludables que debe dejar de hacer según la ciencia. Conózcalos todos aquí.

Foto: Marie Antoinette, 2006

Tomar café, salir rápido de la cama y otros hábitos poco saludables que debe dejar de hacer según la ciencia. Conózcalos todos aquí.

Los hábitos poco saludables de la mañana lo sorprenderán. Algunos influyen parcialmente en el rendimiento de nuestro día. Hay rutinas que consideramos necesarias, como, revisar el celular, quedarse más tiempo en la cama, tomar café o simplemente abandonar la cama de afán y dejarla sin tender. Sin embargo, algunos de estos actos perjudican el cuerpo más de lo que cree.

Diners le cuenta sobre estos hábitos que tal vez usted tenga en las mañanas y que podrían traerle algunos problemas de salud.

1. Posponer la alarma

Suena la alarma, mira la hora y decide aplicar la famosa frase de: “cinco minuticos más”. Apaga el despertador, programa de nuevo el reloj y vuelve a dormir. Suena de nuevo, abre sus ojos y se siente más cansado.

Este es un acto común en algunas personas que creen que durmiendo un poco más podrán levantarse con energía. Pero no, al apagar el reloj nuestro cerebro inicia un nuevo ciclo de sueño.

Además, genera «pérdida de memoria, menor capacidad de reacción y disminución del rendimiento durante la jornada», según comentó Francisco Segarra, experto en Medicina del Sueño de la European Sleep Research Society (ESRS) para el diario El Mundo.

2. Salir de la cama pronto

Salir de la cama inmediatamente suena la alarma no es lo más recomendable. Para la psicóloga estadounidense Amy Cuddy, miembro del Harvard Business School, uno de los aspectos importantes para levantarse en la mañana es estirar las extremidades lo más que pueda, según comentó para el diario británico The Independent.

Así esté acostado o sentado en la cama, es necesario estirar sus músculos para comenzar el día. Además de ayudarlo a despertar totalmente, activará su cuerpo para levantarse con energía. Igualmente, Cuddy comentó que algunos estudios han arrojado que las personas que se levantan rápidamente suelen sufrir más de estrés. De los hábitos poco saludables menos pensados.

Vea tambien: Estas son las ventajas físicas y psicológicas de tener un buen colchón

3. Revisar el celular apenas abre los ojos

El entorno en el que vivimos ha convertido los teléfonos móviles en una parte indispensable de nuestra vida, a tal punto de ser el primero objeto que vemos al despertar y el último antes de dormir.

Observar las notificaciones, correos, mensajes del trabajo o noticias apenas se despierta es uno de los errores más comunes que puede cometer.

Primero por la pérdida de tiempo. Se cree que será una revisión rápida y luego se da cuenta de que le tomó 30 minutos o más. El tiempo en las mañanas suele ser muy corto para algunos, así que es mejor darle prioridad a otras actividades y no pierda tiempo con su celular en la mano.

Segundo, la escritora Julie Morgenstern, autora del libro Never Check Email in the Morning (Nunca revise el mail en la mañana), comentó al medio estadounidense The Huffington Post que “si tiene ese hábito, nunca se recuperará. Las solicitudes, las interrupciones, los recordatorios y los problemas son infinitos» y comentó que nada suele ser tan importante como para no esperar a llegar a la oficina o a salir de casa.

4. No tender la cama

El afán, las carreras y la falta de tiempo usualmente son la mejor excusa para dejar la cama destendida en las mañanas, sin embargo, este es un mal hábito y una costumbre no tan recomendada por expertos.

Según un estudio de Charles Duhigg, periodista y escritor americano, autor del libro El poder del hábito, tender la cama ayuda a incrementar la productividad durante el día. De acuerdo a este investigador, esta actividad es un “hábito clave” y provoca «reacciones en cadena que ayudan a que otros buenos hábitos se arraiguen», cuenta Duhigg en su libro de hábitos poco saludables.

5. Tomar café muy temprano

Muchas personas creen que tomar una taza de café en la mañana, al despertar, es lo que les permitirá mantener la energía durante el día, pero esto afecta el cuerpo más de lo cree.

Vea tambien: Así fue el origen del SIDA en el mundo

Según Steven Miller, doctor en Neurociencia, es recomendable beber café después de las 9:30 a.m, pues entre las 8:00 a. m. y 9:00 a. m., el cuerpo produce grandes cantidades de cortisol, una hormona que regula los niveles de estrés en el cuerpo.

Tomar cafeína muy temprano disminuye la producción de esta hormona y esto puede generar problemas en el cuerpo.

¿Qué otros hábitos poco saludables agregaría a la lista? Escríbanos a nuestras redes sociales

También le puede interesar: 5 pequeños cambios de hábitos que le transformarán la vida

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Noviembre
21 / 2021

ARTICULOS RELACIONADOS

diciembre 4, 2021 VER MÁS
diciembre 4, 2021 VER MÁS
Send this to a friend