SUSCRIBIRME
INICIO//Estilo de Vida//Salud y Fitness//¿Sabía que en Bogotá existen 5 gimnasios para entrenar el cerebro?

¿Sabía que en Bogotá existen 5 gimnasios para entrenar el cerebro?

Ejercitar la memoria y otras habilidades es posible en este gimnasio para cerebros. Le contamos cómo funcionan.

Foto: Cortesía Neurofitness

Ejercitar la memoria y otras habilidades es posible en este gimnasio para cerebros. Le contamos cómo funcionan.

Para que el cuerpo funcione correctamente hay que alimentarse bien, hacer ejercicio regularmente y mantener buenos hábitos. Y para ayudar a cumplir esta tarea están los gimnasios. ¿Pero si aparte de ejercitar el cuerpo quisiera entrenar el cerebro? Este es el órgano más complejo y también uno de los que menos atención recibe en términos de ejercicio y buenos hábitos, porque aunque no lo crea, todo lo que consume y hace afecta significativamente su funcionamiento.

Con este objetivo nació el programa de Neurofitness, de los gimnasios HardBody, en el que los asistentes reciben un análisis de sus funciones cerebrales y una rutina de ejercicios que le pueden ayudar a mejorar los aspectos débiles de su cerebro.

Un mapa del cerebro

“Imagine que el entrenamiento del cerebro es como el entrenamiento físico. En el gimnasio, cada persona tiene una rutina específica, de acuerdo a sus objetivos. Aquí es similar, pero para la cabeza. Todo comienza con un mapeo cerebral, que es como cuando le hacen una valoración física. Lo que hacemos aquí es una medición de respuesta cerebral para ver los déficits y oportunidades de mejora”, comenta el doctor Gabriel Roncallo, líder de la Unidad de Neurofitness de HardBody.

Para hacer este mapeo se conectan diodos a la cabeza en las zonas en donde hay mayor actividad cerebral. Allí se analizan las ondas que emite el cerebro en diferentes rangos según su frecuencia. Esto permite cuantificar y caracterizar esos datos de acuerdo a los estándares que determinan si una persona tiene baja memoria o problemas de atención, entre otras condiciones.

Los resultados

Este mapeo puede arrojar dos posibilidades: La primera es que el paciente escoja algunos objetivos que quiera cumplir, donde se valora esa necesidad y se le asigna una rutina de entrenamiento para conseguirlo. La segunda es que a la persona se le indican los aspectos en los que puede mejorar, de acuerdo a los resultados del estudio y se le da el procedimiento que debe seguir.

Vea tambien: Adiós a los cables: cámaras semiprofesionales con conexión digital

También se pueden caracterizar problemas psicopatológicos como depresión, ansiedad, insomnio o déficit de atención, que unido a un tratamiento y un diagnóstico psicológico, puede servir como tratamiento alternativo para ellos. Por otro lado también se ocupa de ayudar a las personas que quieren mejorar el marco de facultades cognitivas como memoria de trabajo, memoria semántica, la capacidad de aprendizaje, la toma de decisiones, la creatividad y la capacidad de producir ideas nuevas.

Luego de ese diagnóstico viene el entrenamiento. “Esto se basa se basa en tres técnicas: El neurofeedback, en la que el cerebro de la persona aprende a regular y a mantener sus patrones de activación eléctrica a nivel de frecuencias y voltaje; la neuromodulación no invasiva, que se hace con un equipo de gafas y audífonos con los que se le dan unos estímulos de luz y sonido a las personas para que el cerebro se adapte a esa estimulación. Y la última es el entrenamiento cognitivo, que se hace a nivel neuropsicológico para rehabilitación o para entrenar facultades cognitivas. Todas se hacen de manera paralela para poder lograr los resultados esperados”, explica Roncallo.

¿Cuál es el origen del programa?

Gabriel Roncallo es psicólogo clínico, con estudios en neurofeedback y neuroimagen funcional en Vision Integral de Medellín de la Universidad de Guadalajara, México. Es candidato a magister en Neurología Conductual, neurocognición y neuropsicología clínica de la Universidad de León, de México, por eso su interés en esta técnica lo llevó a implementarla en el país.

“Esto es electrofisiología, es una técnica que viene de la medicina y que nació hace más de sesenta años. Por ejemplo, la tripulación del Apolo 11 entrenó con neurofeedback, pues necesitaban adaptar su cerebro a unas condiciones adversas”, comenta Roncallo.

Luego universidades como UCLA y Harvard se dedicaron a estudiar este tema. Ahí comenzaron a trabajar con casos de epilepsia y a hacer investigaciones que derivaron en algo que se llama neuroplasticidad. Esto quiere decir que el cerebro es flexible y puede activarse de la forma como uno quiera que lo haga.

Vea tambien: 9 planes para hacer en el Parque Tayrona

“Con el tratamiento y el entrenamiento adecuado se pueden modificar muchos aspectos del cerebro, desde la capacidad de memoria, la atención, la creatividad y muchos otros aspectos. Nosotros nos encargamos de ayudar a que eso pase aquí”.

¿Dónde puede entrenar su cerebro?

Los centros de Neurofitness se encuentran en las cinco sedes de HardBody (Modelia, calle 170, calle 109, calle 147 y Chía)

El mapeo tiene un costo de 160 mil pesos para afiliados al gimnasio y 250 mil pesos para particulares. El mes de entrenamiento también cuesta 160 mil pesos para afiliados al gimnasio y 250 mil pesos para particulares.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Septiembre
26 / 2019

LO MÁS COMPARTIDO

noviembre 14, 2019 VER MÁS
noviembre 5, 2019 VER MÁS

Send this to a friend