SUSCRIBIRME
INICIO//Estilo de Vida//Salud y Fitness//¿Se puede combatir el cáncer y la depresión con los probióticos?

¿Se puede combatir el cáncer y la depresión con los probióticos?

Diners conversó con el doctor Brian Dixon, de la Universidad de Oregon, Estados Unidos, sobre la alimentación con probióticos.

Foto: Unslash/ C.C. BY 0.0

Diners conversó con el doctor Brian Dixon, de la Universidad de Oregon, Estados Unidos, sobre la alimentación con probióticos.

Los probióticos son capaces de cambiarle la vida. Dicen algunos estudios científicos, como por ejemplo, el de Harvard Health Publishing en el que encontraron que estas bacterias (pro-biotas, que significa: para la vida) pueden tratar enfermedades gastrointestinales, evitar el desarrollo de alergias y prevenir infecciones en el aparato reproductivo de hombres y mujeres.

Otros estudios, como el del doctor Brian Dixon, Ph.D en Biología Celular y Molecular de la Universidad Estatal de Oregon, encontró que las dietas, alimentos saludables y recetas milagrosas no funcionan si primero no se hace un estudio de las bacterias de su estómago.

“El intestino no solo procesa los alimentos, sino que también ordena la información, a través de los probióticos, de lo bueno y lo malo que entró al cuerpo. Luego envía esa información al nervio vago y le dice al cerebro cuántos nutrientes, contenido energético y sensación de saciedad existe”, cuenta Dixon.

¿Se imagina si los probióticos de su cuerpo funcionaran como cuando tenía 16 años? Eso se traduciría en un metabolismo rápido, piel más elástica, una capacidad para retener más información y energía. También sería como Fry, de Futurama, cuando se come una ensalada de huevo cargada de pequeños gusanos que fortalecen sus músculos y mejoran su capacidad cognitiva.

Aunque se trata de una caricatura de Matt Groening, Dixon cree que con la correcta alimentación de probióticos el cuerpo puede alcanzar este estado. “Nunca se van a marcar los músculos por sí solos, pero sí mejorarán su apariencia física y los impulsos relacionados con el apetito, los repentinos cambios de ánimo y la administración inteligente de la energía”.

¿Dónde encuentro todos los beneficios de los probióticos?

Antes de que salga a la tienda a comprar el primer yogur que diga: tengo probióticos, le contamos que en 2016 salió un estudio del doctor Oluf Pedersen, autor de un metanálisis publicado en la revista Genome Medicine, en el que asegura que los lactobacilos y las bifidobacterias, los probióticos más usados en la industria alimentaria, no tienen ningún efecto en la flora intestinal. Solo se trata de un juego publicitario, que factura 45.000 millones de dólares en Estados Unidos, según la revista Forbes.

Vea tambien: La publicidad efectiva contra el cáncer de seno

Dixon, entre tanto, explica que los probióticos ya están en el cuerpo con cada comida que nos alimentamos. Sin embargo, “es necesario comer fibra y polifenoles (aguacates, manzanas, frutos rojos) para mantenerlos fortalecidos”, y también advierte que “el microbioma es dinámico, así que mantenerlo estable depende de su estilo de vida, descanso y actividad física, porque así mismo se adaptará al hogar que le dé y el alimento que le suministre”.

A esto, el experto agrega que el 80 % de todas las células inmunes residen en el sistema digestivo, lo que significa que están conectadas con el microbioma que ayuda a metabolizar las bacterias buenas y dar vida a las células inmunes que no le dejan espacio a las maliciosas (cáncer).

“Imagínese un parqueadero con un solo cupo, si llega una célula buena (inmunes) a ocuparlo, no podrá llegar otra porque tendrá el cupo lleno”, dice Dixon.

Pero, ¿sí funcionan?

Dixon explica que para que los probióticos cumplan con sus funciones a cabalidad se necesita un ecosistema ideal en el que las personas se alimenten de frutas y verduras que, de hecho, son los alimentos que más ayudan a fortalecer los probióticos.

Sin embargo, como se trata de entender el comportamiento de más de 14.000 millones de bacterias, los estudios siempre arrojarán nuevos resultados. A principios de 2018, unos médicos canadienses encontraron un nuevo antidepresivo, gracias a un paciente con depresión que llegó al médico para tratarse un caso de intestino irritable.

Luego de diversos estudios, los expertos encontraron que el tratamiento también sirvió para mejorar su estado de ánimo. Después, realizaron la prueba con pacientes con depresión y los resultados fueron igual de buenos.

Por último, los científicos del departamento de Dietas y Salud, de la School of Biomedical Sciences de Irlanda, encontraron que los probióticos afectan positivamente el intestino del huésped y le generan un equilibrio microbiano intestinal, lo que reduce hasta en un 80 % la posibilidad de sufrir cáncer de colon, debido a que este agente microbiano resiste un pH bajo y las sales biliares del tracto gastrointestinal.

Vea tambien: La historia de 4 mujeres detrás de 4 marcas del BCapital 2019

“Sin importar la edad, todos pueden mejorar el microbioma del estómago, solo debe preguntarse si está dispuesto a seguir alimentando a las bacterias malas con ultraprocesados, o si desea alimentar las bacterias buenas con frutas, verduras y aceites esenciales”.

Alimentos ricos en probióticos

-Pepino dulce: Su fermentado activa sus probióticos y las vitaminas A, B, K, magnesio, hierro, potasio y fibra.

-Repollo: además de sus probióticos tiene vitamina C, hierro, ácido fólico y fibra.

-Queso doble crema: rico en bacterias lactobacillus casei, evita la inflamación intestinal.

-Chocolate negro: tiene 4 veces más probióticos de los lácteos.

-Jengibre y sirope: además de sus probióticos es un alimento rico en vitamina B.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Septiembre
18 / 2019


Send this to a friend