SUSCRIBIRME
INICIO//Estilo de Vida//Salud y Fitness//10 hábitos que le están haciendo daño a su cerebro

10 hábitos que le están haciendo daño a su cerebro

La Organización Mundial de la Salud reveló los hábitos y sus consecuencias en el cerebro. ¿Cuántos hacen parte de su vida?

Foto: Margin Call, 2011

La Organización Mundial de la Salud reveló los hábitos y sus consecuencias en el cerebro. ¿Cuántos hacen parte de su vida?

Vivimos en un mundo donde apreciamos todo lo que dice ser inteligente: los teléfonos, los autos, las casas, las computadoras, pero no el músculo donde vive la inteligencia natural: el cerebro. Aunque no somos conscientes, cuidamos más los aparatos tecnológicos que nuestros propio cuerpo, por eso en la última década incrementaron los múltiples desórdenes de mentalidad que denota la Organización Mundial de la Salud.

Los hábitos, que parecen inofensivos o que usted no sabía que le están haciendo daño, pueden llevarlo fácilmente a la depresión, ansiedad e incluso la muerte. Por eso en Diners, las organizamos de acuerdo a cómo se ven reflejadas en un día normal:

No dormir lo suficiente

 

Es de madrugada, lo despertó su celular con la alarma y se dio cuenta que solo durmió 5 horas. Se alista para ir a su trabajo, revisa las noticias en su celular y le llama la atención un artículo del New York Times que asegura que el sueño es un lujo. Aquí señalan que es algo que se ha perdido en casi todo el mundo y que el no dormir, al menos 8 horas, interrumpe los procesos metabólicos, la correcta producción de células cerebrales y las altas probabilidades de tener mal humor durante el día.

No desayunar

 

Por estar revisando su celular no alcanzó a desayunar nada. Espera que en la oficina se pueda comprar algo mientras llega la hora del almuerzo. Su cuerpo se siente agotado, pues no recibió ningún alimento en la mañana y su cerebro trabajó durante toda la noche. A una sola voz su cuerpo le pide comida y le manda señales radicales, como por ejemplo, obesidad, colesterol alto e incluso inicios de diabetes, que también empiezan a obstruir sus principales arterias.

Transitar por ambientes contaminados

 

Al salir de la casa lo primero que se encontró fue una nube de smog, en la estación de bus, a la que debía entrar para usar el transporte público impulsado por combustibles fósiles que no solo afectan la capa de ozono, sino sus pulmones y los suministros vitales de oxígeno que deben llegar al cerebro para intercambiar la información celular. Por eso se recomienda salir con un tapabocas para utilizar en espacios con altos índices de contaminación. Una buena forma de identificarlos es cuando no puede tomar una bocanada de aire o tener ojos llorosos.

Consumir altas dosis de azúcar

Vea tambien: ¿Por qué no estamos durmiendo bien y qué pasa cuando eso sucede?

 

Cuando llega al trabajo compra una barra de cereal, un café o una avena dulce para compensar el hambre de la mañana. La mezcla de estos alimentos aumenta sus niveles de azúcar y termina por desbalancear sus niveles de insulina. Entre tanto, su cerebro se ve afectado e incluso su código genético se ve alterado, o al menos así lo reveló un estudio de la Universidad de Monash en Australia.

Vivir estresado o en un ambiente hostil

 

Luego de “desayunar” llegan sus compañeros de trabajo con problemas porque los informes que realizó tenían errores. Después su jefe lo llama a la oficina para decirle lo mismo en otras palabras, un poco más ofensivas. Según la Organización Mundial de la Salud, el estar expuesto a situaciones de alto estrés y violencia generan que su cerebro esté hipervigilante, expectante y activo, lo que genera un desgaste emocional, cognitivo y un nivel de ansiedad bastante elevado, incapaz de soportar un adulto.

Fumar

 

Para aplacar el estrés, decide salir a fumarse un cigarrillo, pero en realidad lo que sucede en su cuerpo es que está reduciendo la materia gris de su cerebro y el suministro de oxígeno. Esto a la larga promueve la aparición de Alzhéimer y otras enfermedades neurodegenerativas. También fumar constantemente interfiere con la replicación correcta del ADN, lo que causa mutaciones y da paso a la creación de células cancerosas.

Comer en exceso

 

Llega la hora del almuerzo y sale con el deseo de comerse un combo bien completo, con sopa, postre y doble jugo para “compensar” las energías que le faltaron a la hora del desayuno. El exceso de comida le generará una acumulación de grasas no necesarias para su cuerpo, taponamiento de arterias cerebrales y endurecimiento de grasa corporal.

Descansar en el trabajo

 

Vuelve a la rutina laboral y se olvida de hacer su pausa activa, que pueden ser desde estiramientos, una actividad con sus compañeros de trabajo o simplemente una caminata en la manzana. No realizar ninguna pausa afecta la creatividad y disminuye gradualmente su capacidad de aprendizaje y memoria, lo que, sin duda, afectará su desempeño laboral.

Consumir de alcohol

 

Salió tarde de su trabajo y decide tomarse unos cuantos tragos para olvidar el ajetreado día en la oficina. No se da cuenta y ya lleva cuatro latas en su mesa y esta conducta se repite a lo largo de la semana. Según la OMS el exceso de alcohol arruina sus órganos y piel de forma considerable, también reduce la velocidad con la que se transmite los impulsos nerviosos, conocidos también como los que le ayudan a mantener la calma. Incluso en otros estudios se decía que una cerveza al día era bueno para su salud. Sin embargo, un reciente estudio de Global Burden of Disease encontró que una cerveza diaria le puede ocasionar una muerte prematura.

No hacer actividad física

 

Llegó tarde a la casa, prendió el televisor y con sus últimas fuerzas se quitó la ropa para irse a dormir. En la mesita de noche está la membresía del gimnasio que está a la vuelta de su edificio, empolvándose, y ya es un día menos en el que no cumple uno de sus propósitos que se planteó a principio de año.

El ejercicio no solo sirve para mantener sus músculos en una posición óptima, sino que mantiene el cerebro bien estructurado y su buen funcionamiento, por otro lado, el ejercicio evitará que sufra de una enfermedad cerebral.

¿Se parece esta rutina a su vida? Escríbanos en el recuadro de comentarios

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Abril
12 / 2019

Send this to a friend