SUSCRIBIRME
INICIO//Cultura//Archivo Diners//¿La angustia es curable?

¿La angustia es curable?

En Colombia la angustia representa un problema grave, y en el mundo ocasiona muchos suicidios. Pero no es un estado de locura sino una enfermedad biológica, que afecta a millones de personas.

Foto: Pixabay/CC BY 0.0

En Colombia la angustia representa un problema grave, y en el mundo ocasiona muchos suicidios. Pero no es un estado de locura sino una enfermedad biológica, que afecta a millones de personas.

Publicado originalmente en la Revista Diners N. 292, de julio de 1994.

De angustia si sufre Colombia. La prevalencia de los trastornos de ansiedad, no son despreciables: según el Ministerio de Salud, en el país casi la mitad de las mujeres y uno de cada tres hombres sufren de depresión.

Esta que es mucho más que la vivencia pasajera de un momento de tristeza o pesimismo, se deriva de la angustia. Las cifras oficiales resultan inusitadas en un país como el nuestro donde la angustia y la misma depresión no suelen ser motivo de consulta porque se las considera situaciones pasajeras, a veces algo vergonzantes y casi nunca merecedoras de un tratamiento profesional.

Pero en el mundo, el enfoque es muy distinto. La frecuencia de los casos así lo exigió: estadísticas de grandes centros de investigación de Estados Unidos y Europa indican que cerca del siete por ciento de los hombres y once por ciento de las mujeres han experimentado por lo menos un ataque de pánico.

De ellos, la mitad llega a la incapacidad como consecuencia de la angustia repetida, el pánico y las fobias. Así mismo, entre el 15 y el 20 por ciento de la población general vive estados de depresión.

La tercera parte de esa cantidad llega a situaciones tan agudas que desembocan en la alteración de la vida normal o, en casos más graves, en el suicidio.

¿Es solo miedo?

La angustia es mucho más que miedo. Pero sobre todo, es muchísimo más que un fenómeno sicológico o mental. Usted se puede sentir deprimido porque su novia lo abandono. Por que las acciones bajaron hoy en la Bolsa. Porque le estropearon en la lavandería ese traje que tanto le gustaba.

O porque su hijo acaba de anunciarle que perdió su año escolar. También podrá sentir ansiedad en vísperas de un examen o antes de presentarse a una entrevista (un encuentro amoroso o la cita con el posible futuro suegro…).

Vea tambien: 4 lugares del mundo ideales para comprometerse

Podrá sentir temor al verse solo de noche en las calles de Bogotá. Pero en ninguno de los casos se podrá decir que usted sufre de depresión ni de angustia. La depresión va mucho más allá que un episodio pasajero.

Los médicos la definen como una tristeza patológica, de duración indefinida, que va acompañada de una visión negativa tanto de la persona en si misma como de lo que la rodea, de las experiencias vividas y de las perspectivas futuras.

Nada tiene valor. Ni siquiera se poseen fuerzas para luchar. La angustia es a su vez como un miedo profundo, visceral, sin causa que lo justifica, que aparece de manera súbita que va acompañado de una serie de manifestaciones como sudoración, malestar abdominal, taquicardia, dificultad para respirar.

La angustia lleva a crisis de pánico, y la persona cree enloquecer o morir. Cuando los temores restringen las salidas de casa y afectan el curso normal de vida, se habla de agarofobia (se evitan el avión, las multitudes, hablar en público, los estadios, los centros comerciales…).

Y se crean dependencias en busca de seguridad: por ejemplo, solo se sale a la calle en compañía de alguien. En ambos casos la vida cambia: hay insomnio, falta de apetito, inseguridad, alteraciones en el ciclo menstrual y en la vida sexual. ¡Ni siquiera la mujer más sexy sería capaz de despertar el apetito de un deprimido!

Una Esperanza

Aunque la angustia y la depresión tienen mucho que ver con los siquiatras, rebasan sus linderos y se colocan como una consecuencia directa de factores biológicos. Intervienen la herencia y las experiencias y los traumas pasados.

Pero su verdadero núcleo está en el cerebro, en unas minúsculas sustancias conocidas como neurotransmisores. Las investigaciones más recientes hablan de que puede haber un gen involucrado en la transmisión del trastorno de pánico (cromosomas 16 ó 22).

Pero sobre todo citan el papel que juega la norepinefrina (o noradrenalina). Existiría una disfunción del sistema noradrenérgico del cerebro, controlado en el mesencéfalo, en un pequeño núcleo de apenas 10.000 a 20.000 neuronas.

Vea tambien: De la coca al cacao: así nació Distrito Chocolate

Es allí precisamente donde buscan actuar los medicamentos: antidepresivos, tranquilizantes de las últimas generaciones, que obligatoriamente deben ser formulados por un especialista y cuya función específica tiende a corregir los desequilibrios de los neurotransmisores.

Ahora bien, las más recientes formas de estos medicamentos son mucho más específicas (atacan directamente el núcleo del problema pero no están exentas de causar efectos secundarios (entre ellos la creación de hábito o dependencia), por lo cual se convierten en una solución ideal cuando son formulados según la necesidad de cada paciente.

Pero también pueden transformarse en agravantes del problema si se los toma a la ligera, sin una prescripción bien determinada. Nunca admiten auto-medicación. Si usted sufre de angustia o depresión, si es presa de fobias o de pánico, no pierda la esperanza.

Primer paso: no alimente con falsos miedos su pánico.

Segundo: convénzase de que el origen es biológico. Ni está loco, ni se halla a las puertas de la muerte.

Tercero: no sienta vergüenza. Como usted, hay millones de personas angustiadas y deprimidas.

Cuarto: visite primero a su médico de confianza. El lo remitirá un siquiatra entrenado en tratamientos a base de medicamentos. La sicoterapia tradicional es muy útil como coadyuvante, le dará mayor seguridad, pero la base está en acertar en la selección de la droga que le conviene.

Y quinto: recuerde la angustia y la depresión son curables. Se escaparon definitivamente del ámbito exclusivo e irreversible de la locura

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Abril
04 / 2018


Send this to a friend