Cinco beneficios de hablar con su perro

Durante más de 30 años se han instaurado a las mascotas como parte de diferentes procesos psicológicos y médicos. Sin embargo, hasta ahora existe un estudio que comprueba los beneficios de compartir con perros.
 
Cinco beneficios de hablar con su perro
Foto: Chewy en Unsplash
POR: 
Revista Diners

Hablar con su perro es normal. Tan normal que psicólogos de las universidades de Reichman y Sydney diseñaron un estudio de 21 días en más de 3.000 personas para ver si este acto tenía alguna repercusión positiva en la vida tanto de los perros como de sus dueños.

Y no se trata de perros de asistencia que soportan emocionalmente a pacientes que reciben este tratamiento por parte de sus especialistas. De hecho, los psicólogos buscaron perros comunes y dueños sin ninguna condición médica en especial.

También le puede interesar: Las mejores 7 aplicaciones para usar con su perro

“Encontramos que las personas atribuyen cualidades humanas a sus perros y los ven como personas cercanas que sirven como fuente de apoyo. Esto les ayudó consciente e inconscientemente a disminuir la angustia psicológica, recibir el apoyo necesario para el día a día, entre otros beneficios tanto para la persona como para la mascota”, comenta el doctor Yaniv Kanat-Maymon.

Incluso, los dueños están convencidos de que sus perros tienen atributos humanos como emociones y desarrollo de pensamientos profundos, alterando la percepción de las mascotas, facilitando la relación con ellos. Al respecto, el 50 por ciento de los encuestados afirmaron que su perro hace parte de la familia como cualquier persona en el hogar.

Y es justamente en este porcentaje que se encontraron una serie de beneficios que han recibido los dueños y los perros de forma proporcional. Se los mostramos a continuación:

1. Hablar con su perro sí funciona

La psicología explica que existen tres necesidades básicas que toda persona debe satisfacer en su vida: la autonomía, la competencia y la afinidad. La primera se refiere a tomar sus propias acciones; la segunda a alcanzar un deseo y la tercera es conectar y ser comprendido por los demás.

Es por eso que si los dueños perciben a sus mascotas como personas cercanas, así como lo hacen con una pareja o sus padres, tendrán una fuente adicional de apoyo que refuerza su autonomía, la competencia y la afinidad, por lo que genera bienestar y cercanía. 

A su vez el perro libera la hormona del amor (oxitocina) por lo que tanto dueño como mascota se ven beneficiados, sobre todo si el perro estuvo solo todo el día. Compruebe esto por la noche, cuéntele a su perro cómo le fue en el día y aunque este no tenga ni idea qué le está diciendo, tendrá una gratificación por escucharlo.

2. Atender a su mascota

La acción de atender a su mascota y que usted sea el proveedor del alimento y del refugio aumenta la sensación de bienestar en el dueño y una reducción en la angustia, así como una mayor cercanía. 

Entre tanto, su perro lo ve a usted como una persona de confianza y estrechará aún más el lazo que tiene con él. En el estudio, tanto los humanos como los perros liberaron más oxitocina y prolactina al dejarle la comida a su perro y que luego el perro se dejara acariciar suavemente. Esto demuestra que se trata de una relación en la que ambos pueden satisfacer la necesidad de relación del otro.

3. Mirar a los ojos

Algunos perros toman esta acción como un reto, pero otros, cuando ven a sus dueños liberan oxitocina, entonces cuando hable con su perro, dedíquele tiempo y mírelo a los ojos para mayor bienestar de ambos.

“Esto nos habla de una interesante evolución de los canes, ya que los lobos rara vez mantienen contacto visual con sus cuidadores, sin embargo, ahora es común encontrar que los perros buscan mirar a los humanos en busca de su aprobación”, explica Guy Roth de la Universidad de Sydney. 

4. Un buen confidente

El 70 por ciento de los encuestados afirmaron sentirse más cómodos contando sus historias a sus perros, sin importar si se trata de anécdotas desagradables, depresión, celos, ansiedad, apatía y miedo. Los investigadores especulan que, por obvias razones, esto se debe a que los perros escuchan sin juzgar. 

Además el perro no va a interrumpirlo, no le dirá que está en desacuerdo con usted y no traicionará su confianza o intentar arreglar las cosas con sugerencias sobre lo que debe hacer o decir.

Este acto de nombrar y etiquetar sus sentimientos y emociones, ayuda a disminuir su intensidad y le ayudará a sentirse menos reactivo emocionalmente, según cuentan los expertos de esta investigación

5. Excelentes imitadores

Desde hace más de 50 años los perros vienen enseñándole a la humanidad secretos sobre nuestra propia naturaleza. Por ejemplo, los perros empezaron a imitar los comportamientos de los humanos para estar más cerca de ellos y establecer una relación de beneficio.

Actualmente, los psicólogos y libros como: Cómo ganar amigos e influir sobre las personas, recomiendan que si desea ser amigo de alguien y ser más atractivo imite sus movimientos. En el caso de los perros han llegado a imitar esto tan bien que incluso es común que a ellos simulan bostezar cuando el dueño bosteza. Esto para generar más cercanía y ser aún más confidente. Es por esto, que a los perros se les conoce por sus agudas habilidades de observación y capacidad para comprender las señales sociales humanas.

También le puede interesar: ¿Existe la alimentación saludable para mascotas?

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
enero
30 / 2024