POR: 
Revista Diners

“Desde niños estamos acostumbrados a asociar los dulces con los placeres de la vida. Por ejemplo, un chocolate sirve para premiar o calmar a un bebé en llanto lo que activa los neurotransmisores de la dopamina y la serotonina. Y esto puede seguir así en la adultez, por eso muestran en las películas de amor a los despechados comiendo una caja de chocolates, porque es lo único capaz de aliviar el dolor de la separación”, comenta el doctor David Williams, pionero en la psiconutrición, un método para transformar hábitos de manera consciente para tener su peso ideal. 

Esta idea también la apoya David Robson, autor de The Expectation Effect, en donde explica que es posible cambiar la mentalidad alimentaria para lograr los objetivos que desee. Desde bajar de peso y mantenerse así a lo largo de los años, hasta incrementar masa muscular. Tanto Williams como Robson coinciden en que es necesario repensar nuestra percepción del peso y las dietas, así como los beneficios que desea obtener a través de los alimentos.

“En compañía de un psicólogo las personas pueden encontrar la ayuda necesaria para entender cuál es la raíz de la mala relación que usted tiene con la comida. Tal vez esos malos hábitos nacieron a partir de una mala relación con sus padres o después de una relación amorosa fallida. Inconcientemente esto queda almacenado en la memoria y le pide que busque, por lo general, alimentos ricos en azúcares y carbohidratos para satisfacer a sus neurotransmisores”, comenta Williams.

¿Es posible bajar de peso con un simple cambio de mentalidad?

Como nutricionista y psicólogo, Williams ha explorado las formas en cómo moldear el apetito de pacientes en Estados Unidos a través de diferentes vías psicológicas y fisiológicas con Bigenics, un centro especializado en pérdida de peso.

“En el mercado existen pastillas milagrosas para adelgazar y dietas que son una tortura para quienes las empiezan. Algunas funcionan pero no son sostenibles en el tiempo porque no se ataja el problema de raíz. No espere que una dieta cambie su vida, más bien enfóquese en reprogramar su relación con la comida, para obtener resultados duraderos”, comenta Williams.

Científicamente, nuestro apetito está ligado a las señales que recibe el sistema digestivo desde el estiramiento de los músculos del tracto gastrointestinal y sensores químicos que detectan la presencia de nutrientes. Sin embargo, un estudio de la Universidad de Stanford revela que el cerebro puede enviar señales para activar la sensación de hambre de alimentos relacionados con azúcares y carbohidratos, como lo son: galletas, chocolates, caramelos y alimentos que suelen afectar directamente el peso de las personas.

“Algunos programas para bajar de peso están basados en comprar productos, que vienen con efecto rebote, es decir una subida repentina de peso, para que tenga que seguir comprando. En cambio si tiene compañía de un profesional psicólogo y nutricionista, podrá obtener cambios duraderos en el tiempo”, comenta Williams.

Esto le ayudará a dejar de comer chocolates cuando tenga problemas o tenga picos intensos de estrés. Incluso, como lo revela Robson en su libro, es posible que active el placer de comer ensaladas y alimentos que realmente nutren su cuerpo. 

Dominar sus emociones

El secreto para controlar su peso está en dominar sus emociones. En consecuencia, esto le ayudará a hacer una reducción razonable de calorías durante un periodo prolongado y sostenido en el tiempo. Esto le ayudará a comer una torta de chocolate sin necesidad de estar pasando por un momento de crisis, así como comerse una ensalada sin que signifique una tortura gastronómica. 

“Una serie de cambios de hábitos puede hacer que se mueva la grasa depositada en su cuerpo como energía, disminuir el apetito, reducir medidas e incluso a incrementar sus niveles de energía y activar el metabolismo”, concluye Williams.

¿Le gustaría dominar su mente para bajar de peso y moldear su cuerpo? Escríbanos a nuestras redes sociales @dinersrevista

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
marzo
15 / 2023