¿Qué significa realmente comer de forma nutritiva?

La nutrición no implica dejar a un lado la comida que le gusta, sino encontrar un balance en lo que come. Aquí le explicamos cómo.
 
¿Qué significa realmente comer de forma nutritiva?
/
POR: Zamira Caro

Algunos piensan que tener una vida en balance es lograr la perfección en todos los aspectos, lo cual genera estrés y frustración cuando no tenemos todo bajo control.

Pero la vida me ha llevado a entender que el equilibrio es poder integrar de manera equitativa todos los factores que componen nuestros días. No significa no cometer errores, sino poder disfrutar y crecer en los diferentes ámbitos, los cuales pueden no ser los mismos para cada persona.

En mi caso, dichos factores están conformados por el tiempo que paso con mi familia, el tiempo que dedico a la actividad física, a mi trabajo, al descanso, a actividades de disfrute y, como uno de los factores más importantes, la nutrición.

Creería que todos coincidimos en que la nutrición hace parte relevante en nuestra vida, pues estudios han demostrado que puede incidir incluso en nuestro estado de ánimo.

Pero ¿de qué manera llevamos esto? ¿Realmente estamos disfrutando de este factor tan fundamental en nuestra cotidianidad o nos estamos limitando por lograr objetivos que hemos aprendido por nuestra sociedad?

La nutrición en nuestro día a día

La realidad es que la nutrición tiene grandes repercusiones en el resto de los factores de nuestra vida. De ella depende el rendimiento que tendremos para realizar las demás actividades del día, pues nos da la energía física indispensable para hacerlas y se activan neurotransmisores necesarios para nuestro estado anímico, según los expertos.

Ahora, teniendo esto en cuenta, no disfrutar de algo tan esencial es caótico para nuestro bienestar psicológico.

Es así como conecté con la filosofía de Michelob Ultra, de solo vale la pena si lo disfrutas, pues ¿de qué sirve cuidarse si no se toman decisiones conscientes que permitan disfrutar de lo que consumimos, sin tener que renunciar a lo que nos gusta?

En este sentido, es importante entender que esta nutrición debe ser equilibrada. Cuando me refiero a equilibrio no me limito únicamente a la necesidad de incluir todos los grupos alimenticios sino también a aquellos alimentos que comemos por gusto, donde la única justificación es que lo disfrutamos (la cual es más que suficiente).

Considero que la vida tiene tantos matices, que encasillar un alimento como bueno o malo, por sí solo, es innecesario. Hay espacio para todo, siempre desde la mesura y desde la conciencia.

Hacer esto nos va a permitir llevar una alimentación sostenible en el tiempo, y como nos lo dice Michelob Ultra, lograr el balance sin dejar de disfrutar.

¿Cómo funciona el balance?

La Universidad del Rosario plantea un esquema sencillo y práctico 1 para alimentarse saludablemente con siete tipos de alimentos organizados de mayor a menor según la cantidad que se debe ingerir: cereales y tubérculos, verduras y leguminosas, frutas, carnes, lácteos, grasas y, por último, azúcares.

De esta manera, puede resultar curioso ver que no se eliminan los azúcares y dulces del todo, sino que se aclara que pueden ser incluidos en pequeñas cantidades.

Cuando nos alimentamos desde la consciencia entendemos que está bien comernos ese postre después del almuerzo de vez en cuando, ir a cine para calmar el antojo de crispetas o sentarnos con nuestra familia a disfrutar de una cerveza para celebrar logros.

No hay motivo para sentirnos culpables cuando nos conectamos con nuestro cuerpo y le proporcionamos un espectro de posibilidades desde el equilibrio. Es nuestra responsabilidad elegir siempre de manera inteligente, entender cuáles son nuestras prioridades y nuestros objetivos nutricionales, y consecuente a ello, elegir los alimentos que mejor se adapten a lo que buscamos.

Desligarnos de la idea de que comer saludable representa un sacrificio, nos libera de muchas cargas innecesarias que lo único que están haciendo es limitarnos.

Comer saludable es todo un universo de posibilidades, de momentos, de sabores, de texturas y poder encontrar el equilibrio en ello es el mejor regalo que podremos darle a nuestro cuerpo y a nuestra mente para que pueda seguir desarrollando todas aquellas actividades que son relevantes en nuestra vida.

(Le puede interesar: Cinco beneficios que no conocía de la patilla).

INSCRIBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
octubre
5 / 2022