SUSCRIBIRME

Las barberías, un espacio seguro para que los hombres puedan hablar

La Secretaría de Cultura de Bogotá creó una alianza con las barberías para que se divulge entre sus clientes la Línea Calma, donde las personas pueden buscar ayuda.

Foto: Cortesía

La Secretaría de Cultura de Bogotá creó una alianza con las barberías para que se divulge entre sus clientes la Línea Calma, donde las personas pueden buscar ayuda.

Sentarse en una silla de una barbería es un acto de confianza. Exponer el cuello, que por instinto siempre se busca esconder por lo vulnerable que es, puede ser todo un reto. Sin embargo, los hombres lo hacen. Exponen su fragilidad en ese espacio en el que usualmente otro hombre recorre con una navaja muy afilada su cuello. Quizá es por eso mismo, por la misma vulnerabilidad, que para un hombre es más fácil empezar a hablar, a contar sus problemas, a desglosar su historia ante un completo extraño en una barbería. 

Incluso, podría decirse que los barberos se convierten en una especie de terapeutas sin serlo. Principalmente porque la cultura machista en la que hemos crecido le ha impedido a los hombres tramitar sus emociones, les resulta vergonzoso hacerlo frente a su círculo cercano. Pero no frente a un barbero. 

“Los clientes nos cuentan sus historias, sus día a día. La Línea Calma nos va a servir mucho a las barberías porque formamos un vínculo con el cliente, y muchas veces ellos no tienen a dónde acudir, entonces nosotros podemos sugerirle llamar a la Línea para que los puedan ayudar los profesionales”, comenta Richard Ortiz, estilista profesional.

La Línea calma

De lo que habla Richard es de la Línea Calma, un sistema telefónico en donde profesionales escuchan y asesoran a quien está del otro lado de la línea. Y es que a través de los ejercicios pedagógicos de la Subsecretaría de Cultura Ciudadana y Gestión del Conocimiento de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, SCRD, se ha logrado llegar a diferentes aliados, para dar a conocer la Línea Calma (018000423614).

“Reconocemos que las barberías son un lugar en el que muchos hombres van a hablar con sus amigos y confidentes que siempre los han escuchado, y es un lugar para hacer referencia a nuestra Línea Calma como espacio para tramitar nuestras emociones y tener mejores vínculos en la casa, con nuestra pareja, y estar más tranquilos”, afirma Henry Murrain, subsecretario de Cultura Ciudadana y Gestión del Conocimiento de la SCRD.

En 15 meses de operación la línea Calma ha recibido un total de 5871 llamadas, de las cuales han atendido 4117. Calma ha realizado 2888 acompañamientos psicoeducativos, para un total de 7005 atenciones. Entre el 01 de septiembre de 2021 y el 05 de mayo de 2022 el mes en que más se recibieron llamadas fue octubre.

Nicolás Montero, secretario de Cultura de la Alcaldía de Bogotá, explica que la Línea Calma surgió como una estrategia para contribuir a la transformación de las masculinidades en la ciudad. “Es un espacio para que los hombres busquen ayuda cuando se encuentren en situaciones difíciles como la soledad, los celos o la ‘tusa’, cuando sientan que no encuentran la salida a sus problemas o cuando, sencillamente, necesiten desahogarse”. 

Y asegura que “no podríamos pensar en una sociedad que erradique la violencia contra las mujeres y la violencia intrafamiliar, sin pensar primero en una transformación en la cultura, sin pensar en revisar nuestras masculinidades”.

Vea también: ¿Qué desayunan Roger Federer y otros 5 grandes deportistas?

Mensaje de un luchador

Las nuevas masculinidades han demostrado que ser hombre no significa ser insensible, por el contrario, ser hombre también es buscar ayuda en el momento que lo necesita.

Montero señala que la principal barrera para que un hombre busque ayuda es el machismo. “Esa idea de que los hombres no lloran… A muchos hombres les cuesta tramitar sus emociones por su forma de crianza, muchos no saben cómo hacerlo. También a algunos les da vergüenza expresar lo que sienten que van a ser humillados por sus pares. Hay muchos estereotipos, creencias y normas sociales sobre los roles de género y sobre la manera en que construimos relaciones”. 

Una muestra de ello es el mensaje que mandó el peleador británico de artes marciales mixtas Paddy Pimblett después de ganar un evento del UFC en Londres al imponerse a Jordan Leavitt esta semana. Pocas horas antes de la pelea, Paddy se enteró que un amigo suyo se había suicidado. 

“Hay un estigma en este mundo, de que los hombres no pueden hablar. Escúchenme bien, si eres hombres y sientes un gran peso sobre tus hombros, y piensas que la única forma de resolverlo es suicidándote, por favor habla con alguien. Habla con quien sea. La gente te escuchará. Yo te escucharé y puedes llorar sobre mi hombro. Iré a su funeral la próxima semana. Así que por favor eliminemos este estigma y que los hombres empiecen a hablar”, aseguró conmovido el deportista, quien después de bajarse del ring rompió en llanto. 

Las principales razones de las llamadas

Las principales razones de las llamadas 

¿Cuáles fueron las motivaciones más frecuentes para comunicarse con la Línea calma?

Situaciones Emocionales en general 38, 16%

Vea también: ¿Cómo enfocarse en los cambios positivos y soltar lo que no está bien? 

Situaciones relacionadas con violencia de pareja 21, 97%

Usuario inesperado 8, 89%

Otras Violencias machistas 2, 61%

Calma sigue mejorando. Durante la fase pilotó se atendieron el 59% de las llamadas lo que quiere decir que un 37% entraron por fuera de los horarios. En la fase de consolidación gracias a la ampliación de la cobertura el nivel de atención ascendió al 91%.

Si usted necesita hablar, busque a un amigo, a un familiar, a su barbero, a quien sea, a la Línea Calma (018000423614). Los problemas tienen solución y siempre habrá alguien dispuesto a escucharlo y ayudarlo. Por hablar no será menos hombre.  

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Julio
28 / 2022

Send this to a friend