Los hombres de la diseñadora Lina Cantillo

Es una rareza que una diseñadora dedique su trabajo de quince años a crear prendas masculinas. La terquedad de Lina Cantillo por crear colecciones para hombres con actitud la lleva a inaugurar las pasarelas de Colombiamoda.
 
/
POR: 
Rocío Arias Hofman

Miss Brosnan, la experta fabricante de maniquíes, que se volvió pública gracias al famoso reportaje escrito por Gay Talese sobre estas figuras imprescindibles en la industria de la moda, le aseguró al periodista norteamericano que la razón por la cual los hombres –(maniquíes) se veían como unos pelmazos es porque su belleza, a diferencia de aquella de las mujeres, no es artificial.

En cambio, dijo Brosnan “el 50 por ciento de la belleza femenina no es natural”, de ahí su atractivo irreprimible. Si aplicamos la contundencia de este mensaje al mundo de los vivos, más allá de la arcilla y del plástico de quienes exhiben prendas en las vitrinas del globo, se empieza a entender el enorme reto que tiene Lina Cantillo cada vez que concibe una colección de prendas masculinas. Es su especialidad, una rareza, pues a los hombres les visten en general los hombres diseñadores. Pero esta barranquillera lleva ya quince años imaginando otras pieles para sus tantos hombres soñados que luego, eso sí, sin tanto romanticismo, deben pasar la prueba del desfile anual. Tal cual acaban de hacer desde Marc Jacobs hasta Versace cuyas más recientes colecciones, el primero con hombres militarizados y el segundo con una suerte de gladiadores-boxeadores, se exhibieron el mes pasado en las pasarelas de la Semana de la Moda Masculina en Milán.

Hoy en día, Lina Cantillo es una marca cuyo arrojo y valor le han dado derecho a pisar otro peldaño en esta industria: su colección de prendas masculinas primavera verano 2012 inaugurará, por vez primera, las pasarelas de Colombiamoda. Tacones de aguja sustituidos por la pisada seca de los hombres, una decisión que Carlos Botero, presidente ejecutivo de Inexmoda, revela con sonrojo, como disculpando la demora en haberle dado cabida a la moda masculina en esta apertura de la feria.

El punto vital y profesional de esta creadora parece estar, como dicen de las frutas maduras: “a punto”. Se nota en el tono confesional que ha elegido Lina Cantillo para esparcir palabras que la retratan en los empaques, en las fundas de sus prendas, hasta impresas en camisetas y foulards. Revelaciones muy personales como Los osos polares, me gustaría tener uno…un bebé que se quedara bebé, mi animal preferido o Mi diamante negro y el otro, Charlie, salido de Faca y llegado hasta Lina hace muchos y valiosos años.

La diseñadora desliza también el rosario de ciudades en las que ha depositado parte de sus oraciones. Desde New York, cercano a mi corazón, allí viví y estudié cuando cumplí 10. Para mí, capital multicultural del mundo donde la calle y el asfalto me inspiran. Las vitrinas, la moda, la gente vibran y te hablan y te conversan. En los museos encuentras respuestas, vida, historia y en el Soho, donde me gustaría ver mi Lina Cantillo / El Amazonas, próximo destino /Aruba, mar bonito, daditos del casino, parecido al viejo Prado de Barranquilla. Mi nuevo balneario, pocas piezas masculinas./ España, alpargatas y ancestros./ Argentina, cuándo te conoceré. / Brasil, adoro los María Brigadeiro de Rua Capoti.

Pero la verdadera expectativa está centrada en las prendas elaboradas con linos estampados, trabajados con tramas y urdimbres (80%), sedas y algodones que en tonos cremosos, azules y ocres inundarán la pasarela del lunes 23 de julio, a las 7.00 p.m. en Plaza Mayor de Medellín. Aunque ya tiene en sus manos el ochenta por ciento de la colección, Lina Cantillo se dedica estos días a revisar todo, pieza por pieza. La prenda que la enamora es la chaqueta y la consiente desde el forro hasta los botones vintage adquiridos caprichosamente en la Gran Manzana. Explorará todas sus posibilidades, tanto en el corte como en sus funciones. Cortas, largas, menos largas, capaces de desafiar el viento o de asumir sin pudor estampados Príncipe de Gales sobre índigo.

Y con “Portraits”, esta colección apoyada en las evocaciones de hombres honrosos, de estampa y vida intensa, existencias masculinas anónimas que Lina Cantillo retrata a su gusto, seguramente se pondrán a prueba las aseveraciones de Miss Brosnan. Porque eso sí, la diseñadora quiere hombres con actitud, tipos que justamente no se deben percibir grises, necesitados de un maquillaje transformador. Un casting exigente en el que el rango de edad es amplio, entre 25 y 55 años. Decisión que parece encajar muy bien con las expectativas de usuarios que tiene el legendario Mini ofrecido por Auto Germana en Colombia. La reinvención automovilística alemana más exitosa que combina un clásico con un abanico amplísimo de caprichos muy personales. Un carro que cuenta con un clóset digno del cliente más difícil de Lina Cantillo, aquél que se merece la sentencia de esta costeña conquistadora: “hombres que saben lo que quieren, a los que no tengo que convencerlos ya de nada”.

INSCRIBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
julio
23 / 2012