Haider Ackermann, por fin en Colombia

Intérprete inigualable del diseño contemporáneo, Ackermann es la gran figura elegida para celebrar cinco lustros de la Fundación Inexmoda. Semblanza de un personaje que marcará un antes y un después con su presentación en el país.
 
/
POR: Giovanny Gómez

Una frase curiosa que ronda los cenáculos de citas sobre moda alude al sello masculino inevitable que siempre contiene una actuación magistral en el diseño de prendas para vestir. Muy cuestionable la premisa si se toma literalmente, pero si la consideramos más metafórica sí hay que reconocer que la afirmación tiene un algo de verdad misteriosa en el fondo. Del podio de los ganadores de todos los oros de la moda no se puede bajar a menos de diez hombres en los últimos cien años. Mariano Fortuny, Paul Poiret, Yves Saint Laurent, Christian Dior, Guy Laroche, Karl Lagerfeld, Jean-Paul Gaultier, Alexander McQueen, Issey Miyake, Giorgio Armani y seguramente Haider Ackermann ya ha hecho lo suficiente para ganarse su lugar en este Olimpo terrenal.

El asunto es que no se trata de una cuestión de género, sino de aceptar que ellos han tenido el inmenso talento y la voluptuosa habilidad para sumergirse en el cuerpo femenino, a tal punto que acabaron emergiendo creativamente de él. Quizá una suerte de nuevo nacimiento logrado por cada uno. En eso reside la masculinidad intrínseca que reposa en sus colecciones.

Observar en formato de gran mosaico las piezas concebidas por Haider Ackermann corroboran esta suposición. El diseñador impacta visualmente primero con un estilo marcado, sobre todo, por una inusual severidad mezclada con arrobamiento en sus cortes. Y luego comienza el festín: palpar y admirar los textiles que forman, culturalmente, una verdadera torre de Babel con solo identificar su procedencia. Los prejuicios caen como naipes frente a sus composiciones que acogen los colores, como si la paleta hubiera nacido de las manos del propio diseñador. En sus prendas siempre hay un elemento envolvente que conversa tranquilamente con el resto de las piezas sin imponerse. Viene siendo como un cordón umbilical que protegiera de cualquier peligro a cada mujer vestida por este hombre colombo-francés. Sucede en los cuellos que caen como madejas de tres vueltas, en la cintura con tejidos que la circundan sin conocerse su principio ni final y el efecto de este abrazo “tan lógico, tan Ackermann” se descubre en aquello que desciende hasta las caderas.

Me contó una persona muy cercana a él que su padre –un topógrafo que le dio un regalo magnífico a su hijo en la infancia al haberlo llevado consigo en sus viajes de trabajo por Etiopía, Chad, Argelia, Francia y Holanda– le susurró al niño, sin adivinar su futuro en el diseño de moda, que él, pequeño Ackermann, “había nacido con una estrella”. Intuición paternal más allá del amor filial si se tiene en cuenta la brillante carrera de un hombre que tiene 41 años y recibe el reconocimiento de sus pares, quizás el más difícil de todos.

Ya le ha sucedido mucho a Ackermann desde que cautivara la atención en 2001 con su primera colección para mujer en la Semana de la Moda en París y se lanzara a crear su propia marca, luego de haberse formado en la Royal Academy of Fine Arts en Antwerp, Bélgica. Estuvo en la mira para suceder a John Galliano en su salida de Dior y al propio Lagerfeld en Chanel. Se refieren a él como “el nuevo Yves Saint Laurent”, el modisto que lo influyó decisivamente para fascinarse por la moda. Lo escogen las celebridades internacionales del cine y de la música para posar ante las cámaras en portadas de revista y su nombre tiene el efecto mágico de un astro cuando se menciona entre los jóvenes diseñadores colombianos. América anclada a Bogotá, la ciudad en la que nació, y Europa, el continente que ha sido su verdadero hogar, seguramente se revelarán cuando Haider Ackermann inaugure Colombiamoda 2013, el lunes 22 de julio en Medellín. Será una retrospectiva de su carrera que –dice él– no se va a volver a repetir. Y no es una exageración tomarla desde ya como cosa cierta.

INSCRIBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
julio
16 / 2013