Pink Filosofy y Arkitect: la apuesta del Éxito por la moda

Con la marca Arkitect, la cadena impulsa anualmente el trabajo de diseñadores colombianos y les da espacio para llegar al gran público. Colombiamoda 2013 se vuelve el espacio idóneo para presentar la colección creada por Pink Filosofy.
 
/
POR: Giovanny Gómez

Los círculos virtuosos son complejos. Llegar a entender la especial cuadratura que requieren para funcionar es una labor en equipo donde debe primar la confianza. Así parece estar pasando en Colombia con la decisión de grandes compañías por apoyar a los creadores nacionales y, a través de ellos, a toda la industria.

Carlos Mario Giraldo, presidente del Grupo Éxito, explica de manera muy concisa la jugada empresarial que lidera. “Creemos en la industria de la moda nacional como un sector potente, de calidad y capaz de competir con la oferta extranjera. Preferimos invertir en puestos de trabajo y producción en Colombia, siempre y cuando contemos con proveedores versátiles, listos para incorporarse a la dinámica del mercado”. Así nació la unidad textilera de este conglomerado empresarial que ofrece 70 millones de prendas anualmente y da trabajo a 6.000 personas. No en vano el 41% de las ventas actuales del Éxito corresponden a textiles. De esta manera nació Arkitect, la línea de moda creada por reconocidos diseñadores colombianos que, temporada tras temporada, ofrece de manera masiva la posibilidad de vestir y comprar tendencias marcadas por el gusto de estos creadores.

El turno ahora es para la marca Pink Filosofy, creada por Adriana Arboleda y Johanna Ortiz. Se presenta en pasarela esta tarde del martes 23 de julio en Medellín. En simultánea, los almacenes Éxito del país ofrecerán la colección a precios accesibles.

Según Pilar Castaño, impulsora de esta alianza, “este es un mercado que se abrió por vez primera en 2002 presentando en una gran superficie como el Exito a diseñadores como Hernán Zajar, María Luisa Ortiz y Juan Pablo Martínez. Más adelante, hicimos lo mismo en el 2010 con Silvia Tcherassi y en 2011 con Esteban Cortázar. Hoy, con Pink Filosofy, seguimos insistiendo en que la moda para la gente en la calle no tiene que ser de mala calidad sino que puede reunir excelente factura y precio justo, así como diseño al mismo nivel que el creado por el diseñador para sus colecciones propias. Hemos logrado también que incluso la gente habituada a la moda decida comprar aquí. Una verdadera democratización”.

Johanna Ortiz y Adriana Arboleda -dos amigas íntimas apasionadas por la moda- celebran este espaldarazo que reciben para su marca distribuida ya en México, Panamá y Venezuela así como en nueve ciudades colombianas, desde Valledupar hasta Palmira. “Esto significa estar a la alcance de los colombianos. Queríamos proponer una marca para la mujer latina pero que fuera cómoda y muy femenina. Distinto al cliché de las prendas ajustadas. Además significa también impulsar a talleres de trabajo. Vamos a hacer seis veces más la cantidad de producción anual nuestra, en ocho tallas diferentes para todo tipo de mujeres.

Estamos logrando recibir reconocimiento a nivel país. Contamos con un aliado que apuesta a fondo y elabora campañas” confirma Johanna Ortiz, encargada de la dirección creativa de esta sociedad nacida en 2009. Ahora sus cinturones Ayuni y Monte; los zapatos Thor e Indo, el collar Tanami, la blusa Catalina y el pantalón Sarajevo, piezas recurrentes en su propuesta estética se replicarán para atender la demanda de ese público convocado por el Éxito.

La colección ha sido creada en exclusiva para esta alianza temporal y cuenta con cuarenta y ocho salidas. “Tenemos unos básicos a los que hemos hecho modificaciones especiales para Arkitect. Recogemos mangas, descubrimos hombros. Se ha desarrollado una tela especial, hecha en Colombia, con el gramaje que les sugerimos según nuestra experiencia con el tejido de punto que usualmente trabajamos. Hasta los zapatos están hechos en el país” resume la diseñadora formada en el Art Institute de Miami y en el Parsons School of Design de Nueva York. Pink Filosofy cuenta con una red de famitalleres (liderados por mujeres cabeza de familia) en el duro sector de Aguablanca y Ladera en Cali para elaborar las prendas.

Con similar suavidad y quietud a la que transmiten las prendas de Pink Filosofy, las socias de esta empresa asumen que producir 68.000 para el mercado sea quizá lo más audaz que hayan hecho hasta ahora. “Hemos aprendido mucho de producción masiva porque para nosotras ese término era un sueño y no una realidad” relata risueña Johanna Ortiz. Por eso juntas parecen repetir sus mantras característicos “ten valor, expresa lo que sientes y comparte lo que sabes”.

INSCRIBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
julio
23 / 2013