Joyas para lucirse esta Navidad

POR: Revista Diners
 / diciembre 21 2015
POR: Revista Diners

María Margarita Liévano, fundadora de Liévano Joyeros en el Parque de la 93, Bogotá, heredó la pasión por las joyas de su padre, Ignacio Liévano Ricaurte. Desde que tiene memoria la llevaba a la joyería, donde jugaba con perlas, diamantes y esmeraldas. “Aprendí a distinguir las calidades de las perlas, el porqué una esmeralda era mejor que la otra, o las tallas de diamante” recuerda Liévano, quien ha dedicado su vida a este oficio.

Hace seis años se independizó del negocio de la familia, junto con su hermano José Ignacio, y crearon Liévano Joyeros, un espacio amable donde el alta joyería es protagonista. “Además de diseñar, me encanta el contacto con la gente. Aconsejar a los novios que buscan un anillo para su futura esposa, o a una señora que quiere darle nueva vida a un collar o unos aretes que hace tiempo no usa, algo que podemos hacer aquí en nuestro taller”.

Para ella las joyas son muestra de un sentimiento y se regalan en momentos especiales de la vida, como el nacimiento de un bebé, un compromiso, un aniversario o el día del matrimonio. Por eso, la Navidad es una excelente oportunidad para dar un regalo inesperado e inolvidable.

A continuación algunas recomendaciones a la hora de escoger qué regalar.

Perlas:
“Yo diría que son la piedra preciosa más femenina de todas. Un clásico en todo el sentido de la palabra. Creo que a la mayoría de las mujeres nos gustan porque iluminan y salen bien con todo lo que uno se ponga. Pueden usarse con jeans, vestido de coctel o con sastre”. Y aunque el tradicional collar puede ser muy clásico, “hoy en día es interesante darle un diseño especial, un giro al collar de siempre sin perder su tradición, haciéndolo atractivo y versátil”. Es el caso del collar pendiente con broche de oro blanco y diamantes, que puede usarse de cuatro formas distintas. “Es como si tuviera cuatro collares en uno”.

Entre los factores que determinan el valor de una perla están que el color sea uniforme y parejo, más allá de la forma que tenga –redonda, gota, lágrima o botón-. Que sea suave, que no tenga turupes, y que brille. Debe tener un oriente especial, esto se refiere al lustre de una perla.

Diamantes:
“Un diamante dice mucho. Es para siempre. Una mujer que recibe un diamante, queda feliz. Es la piedra más dura que hay sobre la tierra, implica fortaleza, una relación eterna”.

Las principales características para tener en cuenta cuando se compra un diamante son su peso, color, pureza, una talla proporcionada y la forma –brillante, óvalo, pera, esmeralda o corazón-. “La forma brillante o redonda es la clásica. Es importante elegir una montura que haga del diamante el protagonista”. Finalmente, aconseja comprarlos en un lugar reconocido y de confianza.

Esmeraldas:

“La esmeralda es muy especial por su color verde intenso, por su brillo. Por esta razón es muy exigente. La piedra debe estar bien tallada, hay que fijarse en la proporción de los ángulos. Buscar que tenga un color uniforme verde profundo, que sea vivo, que tenga brillo, y que sea traslúcida. La esmeralda tiene inclusiones que hacen parte de su mundo interior, y estas ayuda en su identificación”. Recomienda también elegir una joya de diseño sobrio, contemporáneo, que no pase de moda y se vea elegante.

Joyas fashion

Recomienda también las joyas de la firma italiana Stroili, que son perfectas para un look más casual y fashion. Además tienen precios muy asequibles, desde $ 90.000 hasta $ 700.000. “Son un magnífico regalo, y tienen una amplia variedad de diseños trabajados en plata, plata rodinada, cobre y bronce. Ideales para regalárselas a las amigas, a una tía o una sobrina”.

Liévano Joyeros, Parque de la 93
Teléfono 616 2708 o 6180990
Cra 11ª No. 93ª-22, segundo piso

INSCRIBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DIRECTO EN SU EMAIL
diciembre
21 / 2015