Pulsera Love: un símbolo de amor eterno y estilo

Para usar esta pulsera de Cartier se requiere la colaboración de otra persona para asegurar los tornillos, convirtiéndose así en una muestra simbólica de amor.
 
Pulsera Love: un símbolo de amor eterno y estilo
Foto: Su cierre fijo y el motivo de los tornillos le confieren a la colección LOVE una verdadera durabilidad / Foto: Vito Fernicoloa/Cortesía © Cartier
POR: 
Alianza estratégica

El amor, expresado a través de la visión de diseño de Cartier, encuentra su máxima expresión en la Pulsera Love. Esta joya encarna la perfección de líneas limpias y proporciones precisas: una pulsera ovalada formada por dos arcos rígidos que deben atornillarse juntos para completar su estructura única.

El diseño de la Pulsera Love se destaca por su línea intransigente, donde las dos partes adoptan una forma elíptica con una parte superior plana. La rectitud se acentúa con la alineación de los tornillos, que siguen las líneas paralelas de la pulsera. En un gesto radical, Cartier optó por dejar los tornillos visibles, convirtiéndolos en elementos funcionales y decorativos sujetos con un destornillador específico que acompaña a la pulsera.

Más que una joya, la Pulsera Love es una declaración física de sentimientos. Al unir a los amantes a través de una banda de oro cerrada con un destornillador específico, se convierte en un símbolo de compromiso y conexión emocional intensa. La pieza requiere la colaboración de dos personas para asegurar los tornillos, convirtiéndola en una especie de grillete precioso que proclama públicamente el amor de la pareja.

El brazalete Love ha dejado una marca indeleble en la cultura pop, siendo visto en las muñecas de celebridades icónicas como Elizabeth Taylor, Justin Bieber y Meghan Markle, quien la usó en la famosa entrevista con Oprah Winfrey. Su popularidad ha llevado a que sea considerado un símbolo de estatus, con un impacto significativo en la industria de la moda y la joyería.

Aldo Cipullo, diseñador de Cartier, creó esta icónica pieza en 1969 en Nueva York, anticipando la tendencia de joyería de la década de 2000. La Pulsera Love es unisex y llena de simbolismo, marcando un hito en el diseño de joyas. Su forma ovalada, diseñada para abrazar naturalmente la muñeca, refleja la precisión de sus proporciones y su comodidad en armonía con el movimiento.

La Pulsera Love se convirtió en un ícono de diseño de joyas desde su creación. Aldo Cipullo, inspirado por la experiencia personal del desamor, diseñó dos piezas de metal precioso en forma de C adornadas con 12 tornillos, un homenaje al bisel del reloj Cartier Santos. Su diseño encontró su hogar en Cartier Nueva York en 1969.

Inicialmente chapada en oro, la Pulsera Love ha evolucionado a lo largo de los años. Las versiones actuales se fabrican con materiales de lujo, como oro de 18 quilates en tonos amarillo, blanco y rosa, o platino 950. La línea se ha expandido para incluir versiones adornadas con diamantes, desde 0.10 quilates hasta 0.95 quilates.

A lo largo de las décadas, la Pulsera Love ha evolucionado para convertirse en una colección completa, incluyendo anillos, aretes y collares, todos manteniendo el distintivo diseño de Cipullo.

Aunque inicialmente se concibió como un símbolo de amor, la Pulsera Love ha evolucionado para convertirse en un marcador social en la era de las redes sociales. Desde su reorganización en los años 70 hasta hoy, ha experimentado un resurgimiento, siendo la joya más buscada en Google.

La Pulsera Love de Cartier, con su historia rica y su impacto cultural duradero, demuestra que el diseño y la función pueden fusionarse para crear una pieza atemporal que va más allá de las tendencias.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
febrero
2 / 2024