Del trofeo del Mundial, Brasil y unos vestidos

Del paso de la Copa del Mundial por Bogotá y del tapete rojo que recorrió el presidente Santos. Un evento leído caprichosamente en clave de moda por Rocio Arias Hofman.
 
Del trofeo del Mundial, Brasil y unos vestidos
/
POR: Revista Diners

Sobre cómo caminó el Presidente Juan Manuel Santos centenares de metros de tapete rojo -ni que fuera en las afueras del Teatro Kodak en Los Angeles, antes de la premiación de los Oscar- y a propósito del humor magnífico de los brasileños.

– LA COPA DESEADA-

Luis Carlos Orozco nació en el departamento de La Guajira (norte de Colombia) y presta su servicio militar en el Batallón Guardia Presidencial que custodia -como su nombre lo indica- la Casa de Nariño, el palacio donde vive y trabaja el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. Orozco, como sus compañeros, desfila y aguanta estoico, enfundado en un pesado uniforme de paño azul petróleo con galones sobre los hombros y una pesada mochila blanca sobre sus espaldas (en recuerdo del uniforme del ejército libertador del siglo XIX). A este soldado le gusta el fútbol con pasión incontrolable.

Se le hace difícil quedarse inmóvil ante la presencia física de uno de sus jugadores nacionales favoritos: el archifamoso Pibe Valderrama y ante “La Copa de Todos” como ha sido bautizado el trofeo dorado que ganará el equipo ganador del Mundial que se celebra en Brasil entre el 12 de junio y el 13 de julio de 2014. Pero a este colombiano de piel guajira le toca aguantar las ganas y quedarse observando cómo se desarrolla el evento de presentación de la codiciada Copa Oficial -organizado por Coca-Cola- en plena Plaza de Armas del recinto palaciego.

Todo sucede a más de 200 metros de sus ojos. Sobre la tarima, entre las autoridades del país y del fútbol continental, el trofeo reposa cubierto por un pañuelo negro. Como si fuera una de las cabezas que lucen usualmente las colecciones del experimental y misterioso diseñador belga Martín Margiela de la Maison Margiela. Sólo Juan Manuel Santos alzará más tarde y por pocos segundos la dichosa Copa que ha recorrido ya 149.000 kilómetros, casi 3.5 veces la vuelta al mundo, antes de recalar en esta mañana de sol magnífico y picante en Bogotá. ¿La llegarán a sostener este año los jugadores de la Selección Colombia?

– EL BRILLO DE BRASIL-

En 1950, Brasil fue sede de su primer Mundial de fútbol. Desde 1978 no se ha vuelto a celebrar en un país de América del Sur. Y por cuenta de la decisión del presidente Joseph Blatter de la FIFA de realizar un sorteo continental, la ocasión vuelve a presentarse para el “pais mais grande do mundo”. ¡Qué humor de tiburón afilado tienen los brasileños! Siempre es una delicia encontrarse a alguno de estos nacionales de bandera verdi-amarilla. Como sucede al escuchar las palabras de Ricardo Trade, sobre el escenario ubicado en la Plaza de Armas del Palacio de Nariño. Es un hombre de barba blanca y actitud jovial, vestido de traje gris claro con infaltable corbata de color sobre camisa azul (igual que el Presidente de Colombia y todos los demás hombres que figuran en esta tarima oficial) que desempeña el cargo de Jefe del Comité Organizador de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014.

INSCRIBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
febrero
10 / 2014