¿Cuáles son los mejores restaurantes de Panamá?

POR: Giovanny Gómez
 / enero 10 2013
POR: Giovanny Gómez

La industria de restaurantes en Panamá no ha dejado de crecer. En este año, más de 45 establecimientos se han abierto en la ciudad, con menús tan variados como sus precios.

Entre los nuevos restaurantes ubicados especialmente en el Casco Viejo, en calles aledañas al área rumbera de Panamá –la calle Uruguay– y en el otrora pacífico barrio de San Francisco, hay un gran número que tienen cocina mediterránea, pequeños cafés que ofrecen tapas y vinos y algunos de cocina de autor como La Trona, instalado en el señorial barrio de Bella Vista y cuyo nombre fue tomado del original con el que se bautizó a la residencia que lo cobija, en homenaje a su antigua propietaria Ramona “La Trona” Lefevre, primera reina de la pollera que tuvo Panamá.

Cada habitación del restaurante ha sido adaptada para un servicio especial: La Cava, La Sala del Ocio, La Odalisca y la Sala del Rey que junto a El Monasterio constituyen las cinco áreas del restaurante. Pisos, escaleras y arcos que dividen las salas también provienen de su construcción original.

Es en este caserón de techos altos y amplios ventanales, donde Alfonso de La Espriella, un joven chef panameño, ha estado a cargo de la cocina desde su inauguración en febrero de este año.

“Es cocina de autor, que para mí es hacer lo que se me ocurra”, dice con absoluta sinceridad este joven de treinta años, quien se confiesa un apasionado de lo peruano pues estudió y empezó su carrera gastronómica en Chile, desde donde viajó mucho a Perú e hizo su tesis sobre la cocina peruana. Sentado en la barra saborea una de las sabrosas empanadas de ropa vieja con un toque picante que ha servido para compartir. “Algo gringo, algo panameño, algo mediterráneo también, ojalá todo fuera una fusión”, parece que rezara Alfonso.

El menú
La Trona ofrece un menú reducido pero variado. Para empezar, el chef aconseja un Martini de sandía o una Margarita de tamarindo. Como entrada, un Tiradito Mix, elaborado con atún y corvina fresca, mayonesa de culantro, chalotas crispi y balsámico. O unas torrejitas de maíz rellenas de ropa vieja. De plato fuerte, una pasta negra de mariscos (casera) con langostinos y pétalos de girasol o un róbalo Ramona con tamal negro relleno de camarones, salsa de azafrán y aceite de achiote y perejil. Y para los dulceros sugiere como postre un “Acuérdate de mí” con base en bizcocho, salsa toffee, nueces, salsa tres leches y merengue. La carta de vinos y licores cuenta con denominaciones francesas, españolas y chilenas, entre otras.

Para Alfonso, el crecimiento gastronómico le hace bien a Panamá y aunque todos tienen derecho a intentarlo, no todos saben “gastronómicamente” en lo que se están metiendo. Quizás eso explica la aparición y desaparición meteórica de tantos restaurantes en los últimos meses.

El boom
La influencia predominante entre las nuevas propuestas es la italiana. Para Giulio Giannelli, gerente del restaurante L’Ostería en el casco antiguo de la ciudad, esto “se considera natural porque la cocina italiana es la mejor”. El restaurante, instalado en lo que fue en 1860 la primera panadería del casco antiguo, forma parte del hotel Casa del Horno, construido sobre los restos de las antiguas murallas originales. Es como comer en casa, según Giulio y, para tal fin, ha llegado de Roma Barbara Izzo, la chef que, entre otras delicias, prepara ñoquis a la torrentina con mozzarella y tomate cherry, gratinados al horno y queso parmesano. El local es pequeño al igual que el menú, pues prefieren rotar los platos cada dos meses y servir siempre viandas recién hechas con productos frescos.

Ciao Bella Pizza, con poco más de medio año en San Francisco, es una pizzería que se ha constituido en un verdadero éxito. Siempre está llena y la gente hace fila mientras huele el aroma de pan recién horneado. Su propietario y chef, el siciliano Alfonso Farruggia, salió de Venezuela hacia Panamá buscando un poco de tranquilidad. La Rucola es una de las especialidades que no se puede dejar de probar: salsa, mozzarella, jamón serrano, rúcola, tomate cherry y parmesano.
Sin abandonar la gastronomía italiana, pues el chef Enzo Fornito también lo es, La Valentina, restaurante que abrió en julio pasado en el área de San Francisco, ofrece, además, parrillada argentina. Entre sus platos más solicitados están el linguini con entraña, el steak New York, que es un corte de carne con apenas una franja de grasa asada a la brasa, y el mero con ajonjolí acompañado de risotto de azafrán y calamares fritos.

Y no podía quedar por fuera el nuevo restaurante Rosa Mexicano, ubicado en la zona de Marbella, que debe su nombre al color característico de algunos tejidos de ese país, cuyo concepto es la gastronomía mexicana gourmet. La insignia del lugar es el guacamole preparado frente al comensal servido con chips y tortillas. Para acompañar, nada mejor que un margarita frozen de granada. Si usted se considera un aficionado a los chiles, este lugar ofrece una extensa variedad: el habano, el pastilla, el ancho, el morita, el meco…

La lista es larga, no de chiles, sino de restaurantes nuevos en la capital panameña. La oferta se presenta muy variada y la competencia se considera dura. El turismo en Panamá está en movimiento y la economía del país está apostando por la gastronomía como otro motor de desarrollo.

RECOMENDADOS:

La Trona, 392 9230
http://on.fb.me/TSk7cA

Ciao Bella Pizza, 395 9551
www.ciaobellapizza.net

L’Ostería
212 0809 – 212 0052
www.casadelhorno.net

Café Casa del Horno, 212 0052
www.casadelhorno.net

La Valentina, 399 8702
www.lavalentina.com.pa

Rosa mexicano, 301 0488
www.rosamexicano.com

Tántalo, 262 4030
www.tantalohotel.com

 

INSCRIBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DIRECTO EN SU EMAIL [contact-form-7 404 "No encontrado"]
enero
10 / 2013