5 combinaciones sorprendentes con el chocolate

Un buen trozo de chocolate, oscuro blanco o amargo, siempre será un placer para el paladar y los sentidos.
 
5 combinaciones sorprendentes con el chocolate
/
POR: 
Sandra Martínez

Pero, a veces es bueno maridarlo con otro alimento o bebida, como un buen vino o unas fresas, para generar un contraste entre los sabores que se conectan en la boca.

Sin embargo, el ingeniero belga Bernand Lahousee, quiso ir más allá de lo evidente y en 2007 creó Foodpairing, una plataforma web que establece relaciones entre los aromas moleculares de los alimentos y, de esta manera, identifica los que pueden ir juntos en un plato. Su objetivo es buscar lo innovador, nunca lo tradicional.

Aunque al comienzo las combinaciones puedan sonar un tanto extrañas y, a simple vista, resulten imposibles, no lo son. El chocolate, en particular, es un ingrediente muy versátil, que a nivel molecular tiene más de 1.500 aromas. Obviamente, los matices de sabor difieren según el grano de cacao del que provenga – el clima, la región o el suelo pueden generar notas más ahumadas, picantes o frutales-, así como la cantidad de leche que tenga – entre más leche, menos aromas tostados y de caramelo, y más de durazno y queso.

Aquí va una lista de cinco alimentos ideales para maridar con el chocolate, que jamás se le hubiera pasado por la cabeza. Lo ideal, según explica Lahousee, es utilizar un chocolate amargo que contengan al menos entre cincuenta o setenta por ciento de cacao. Anímese a probarlos y sorprenda a sus amigos.

1. Salsa de tomate:
Sí señores, el chocolate negro comparte aromas con el tomate. Por un lado, ambos tienen aromas tostados, con notas de caramelo, y, por otro lado, aromas verdes, similares al del cilantro, gracias a una molécula llamada linalool. Adicionalmente, el tomate es rico en sabor umami y reduce el amargo del chocolate. Un coctel puede ser una buena manera de probar a este inigualable par.

2. Pepino cohombro:
El pepino no solo funciona en rodajas para las ensaladas o para disminuir las ojeras en los ojos. Con el chocolate comparte la misma frescura y las notas cítricas, herbales y de manzana. Un postre puede ser un buen medio para probar estas exquisitas propiedades.

3. Berenjenas:
Por accidente, los monjes italianos de la Edad Media ya habían encontrado que esta singular mezcla funciona y preparaban Melanzane al cioccolato, una receta que aún hoy en día se sigue cocinando a lo largo y ancho de la costa amalfitana. La clave está en que la berenjena asada concentra su sabor y va muy bien con el dulce del chocolate.

4. Tocino:
Imaginarse un plato de cerdo con chocolate cuesta trabajo. Pero lo cierto es que un chocolate negro, amargo, con toques ácidos y frutales, junto a un pedazo de tocino crocante genera un balance ideal entre lo dulce y lo salado. Desde hace un par de años los norteamericanos ofrecen dulces con estos dos ingredientes. Eso sí, advertimos que tiene una carga fuerte de calorías.

5. Quesos:
Una fusión aromática de sabores muy intensa es lo que se crea al probar una tabla de quesos fuertes, como el parmesano, el emmental o el gorgonzola, y un trozo de chocolate, rallado o en trozos. El chocolate, además, equilibra la acidez de este tipo de quesos. Una buena alternativa para ofrecer en su próxima fiesta.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
enero
20 / 2017