Cuatro vinos italianos que vale la pena descubrir

Déjese seducir por la tierra del vino y piérdales el miedo a las complejas nomenclaturas y a los cepajes desconocidos. No se arrepentirá.
 
Cuatro vinos italianos que vale la pena descubrir
Foto: /
POR: 
Hugo Sabogal

Me resulta llamativo comprobar que mientras la comida de Italia ha encontrado aquí gran acogida, sus vinos se ignoran casi por completo. No es justo. Mucho antes que España y Francia, Italia fue la principal propulsora de la cultura del vino en la civilización occidental. De no haber sido por ella, el vino habría sido quizás una curiosidad milenaria. Y ni España ni Francia habrían existido como estandartes, ni tampoco lo habrían hecho Alemania, Argentina, Australia, para citar solamente algunos orígenes admirados hoy por millares de consumidores. Mi teoría es que la distancia idiomática interpone una barrera difícil de superar, a menos que exista conocimiento o información previa. No obstante, el escollo radica en las complejas nomenclaturas de las regiones productoras (combinadas muchas veces con los nombres de las uvas) y en el uso de cepajes totalmente desconocidos en este lado del Atlántico. Seguramente una corta inmersión en algunos ilustres terruños y en varios cepajes nativos servirán para acercarnos un poco más al país que los antiguos llamaban Enotria, o sea, la “tierra del vino”. Recomendaré cuatro vinos, provenientes de bodegas ubicadas en los principales puntos cardinales de la geografía vitivinícola italiana. Tenemos un Prosecco (espumoso de la Toscana), un Grechetto (blanco de Umbría), un Chianti (tinto de Toscana) y un Barbaresco (tinto de Piamonte)

BISOL CREDE PROSECCO
SUPERIORE BRUT
DOCG
BISOL DESIDERIO & FIGLLI SRL

Variedades: Prosecco, Pinot Bianco y Verdiso / 2014 / País de origen: Italia/ Región: Toscana / Zona: Conegliano Valdobbiadene / Tipo: espumoso / $64.000 / Club del Vino (1-742 8248) Prosecco alude a tres cosas diferentes: una variedad de uva, una denominación de origen y un espumoso. Las iniciales DOCG significan Denominación de Origen Controlada y Garantizada, o sea, el más alto epíteto de un vino italiano. Este Prosecco fresco y burbujeante muestra un color amarillo-verdoso, con sensaciones frutadas a manzanas y peras, y un delicado toque floral. Excelente como aperitivo y acompañante de ensaladas, quesos cremosos, carnes blancas y mariscos.

ORMANNI BORRO DEL DIAVOLO DOCG
CHIANTI CLASSICO RISERVA

Variedades: Sangiovese / 2010 / País de origen: Italia / Región: Toscana / Zona: Poggibrasi / Tipo: tinto / $108.000 aprox. / Importador: Leonidas Fernández (305 706 3768)

Borro del Diavolo significa Villorrio del Diablo. Se prepara de manera cuidadosa en todas sus etapas de elaboración. Es digno representante de la denominación Chianti Classico, una de las más admiradas de Italia. Intenso y complejo, denota una grácil evolución hacia la adultez: su color es rubí profundo y sus aromas y sabores recuerdan las frutas en compota y el aceite balsámico. Ideal para carnes rojas de larga cocción, acompañadas de guarniciones con carácter.

GRECANTE
GRECHETTO DOC
ARNALDO CAPRAI

Variedades: Grechetto / 2013 / País de origen: Italia / Región: Umbría / Zona: Coli Martani / Tipo: Blanco / $80.000 / Zona K (1-679 6280)

Algunos dicen que su nombre honra a Grecia, país que llevó a la península itálica la cultura del vino. Pero hoy la Grechetto es más italiana que la pasta. Se cultiva en Umbría, centro del país, donde se la utilizó como mezcla en los vinos de Orvieto. Pero dada su creciente popularidad, hoy se embotella sola. Entrega vinos suaves, con aromas y sabores frutados y con reconocibles sensaciones cítricas y minerales. Combina con pastas rellenas de vegetales, lo mismo que con platos gratinados con parmesano.

SERRAGRILLO
BARBARESCO
DOCG
MARCHESI DI BAROLO

Variedades: Nebbiolo /2011 / País de origen: Italia / Región: Piamonte / Zona: Neive, Curneo / Tipo: tinto / $135.000 / Clos Importaciones (1- 545 5155), también representante de Gaja.

El nombre Serragrillo es un tributo a la suave colina que identifica la localidad de Neive, en el norte de Italia. Sus suelos de caliza y cuarzo otorgan un sello mineral inconfundible, que se traduce en complejidad y elegancia. Estos factores le deparan una vida útil de 20 años. Frutado, floral y especiado, brinda en boca un efecto armonioso y equilibrado. Es todo un clásico piamontés. Cobra vida cuando acompaña carnes rojas a la brasa, pastas con salsas densas, estofados y quesos semiduros.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
noviembre
24 / 2015