La Fundación Corazón Verde y Diners Club Colombia reunen a los mejores chefs

Entre el 18 y el 21 de agosto, reconocidos chefs internacionales y locales se unirán en Bogotá durante el Diners Club Restaurant Tour by Alimentarte. Hablamos con su directora.
 
La Fundación Corazón Verde y Diners Club Colombia reunen a los mejores chefs
Foto: Fabián Medina y Cortesía Fundación Corazón Verde
POR: 
Revista Diners

En tan solo un año, el chef español Diego Guerrero logró que su restaurante DSTAgE tuviera la mayor solicitud de reservas en su país. Conseguir una mesa es toda una hazaña, y algo que hay que hacer con suficiente anticipación si piensa viajar a Madrid y quiere probar las creaciones de este cocinero, que recibió dos estrellas Michelin cuando estuvo en El Club Allard.

Quienes han estado en su restaurante dicen que se trata de una experiencia sensorial. Guerrero, por su parte, lo describe como “alta gastronomía desprovista de corsés, cocina a la vista del cliente y una sucesión de experiencias gastronómicas”. No tiene carta. Ofrece dos menús degustación, con platos como sándwich de sandía y ceviche, y jalapeño steak tartar. Y su propuesta, que busca romper todas las reglas, ha causado sensación.

Ahora, gracias a la alianza de Diners Club Colombia y la Fundación Corazón Verde, este enfant terrible de la cocina –que en sus preparaciones fusiona productos y sabores ibéricos, mexicanos y japoneses– vendrá a hacer su magia en Bogotá. Lo hará en el restaurante Versión Original, junto al chef colombiano Nicolás López.

[diners1]

diegoguerrero_800x669

Chef Diego Guerrero

[/diners1]

Pero Guerrero es sólo una de las 15 estrellas internacionales que se tomarán los mejores restaurantes de la capital durante cuatro noches. El español Ricard Camarena, chef revelación en Madrid Fusión 2015 y ganador de tres estrellas Michelin; el peruano Héctor Solís –su restaurante Fiesta está entre los mejores 50 de Latinoamérica–; el israelí Yossi Elad, considerado el mejor chef de Jerusalén, quien se encuentra al frente de El Palomar en Londres y el colombo-italiano Roy Cáceres, del restaurante romano Metamorfosi, entre otros, estarán también presentes.

“Es una oportunidad única para que bogotanos y turistas puedan disfrutar lo mejor de la cocina mundial”, dice Cristina Botero, abogada caleña que hace cuatro años y medio está al frente de la Fundación Corazón Verde, gestora de esta iniciativa.

Sentada en el comedor de la casa que comparte con su esposo, el chef Harry Sasson, en Bogotá, Botero explica que el Restaurant Tour surgió como una evolución del Alimentarte Food Festival, y que su primera edición el año pasado fue tan exitosa que en esta oportunidad se trazaron metas mucho más ambiciosas, como llevarlo a otras ciudades del país. En Cali estará del 24 al 25 de septiembre. En Barranquilla del 26 al 28 de noviembre y en Cartagena estará del 14 al 16 de enero de 2016.

Lea también: Diners Club Restaurant Tour, un evento para no perderse

“Desde que nació la fundación en 1998 para apoyar a viudas y huérfanos de la Policía Nacional se estipuló que no debía depender de la empresa privada. Por eso hemos sido innovadores a la hora de desarrollar iniciativas autosostenibles y conseguir recursos para invertir en proyectos sociales”.

Además, se han enfocado en dos temas específicos: el arte y la gastronomía. Propuestas como el Alimentarte Food Festival (en la última edición participaron 200 restaurantes y asistieron más de 180.000 personas en 5 días), la subasta de piezas de Animarte (mariposas en lámina de hierro intervenidas por artistas plásticos) o Equusarte (esculturas de caballos, también intervenidas por artistas), entre otras, “han permitido que muchas personas con aportes menores se vinculen y contribuyan masivamente a una causa social, y logren que la fundación sea rentable y sostenible en el tiempo”.

Con esto en mente, quisieron crear un producto segmentado y de mayor nivel. “Colombia está en un momento en el que la gastronomía tiene una acogida importante. Comer, cocinar, saber de comida y aprender cosas nuevas del universo gastronómico se ha convertido en un plan. Por eso quisimos involucrar gente del sector, especializados en el tema”. Para inspirarse y tener referentes de lo que estaba sucediendo a nivel mundial, Cristina visitó eventos como Madrid Fusión, en compañía de su esposo, y del chef Jorge Rausch. Así llegaron a la idea de hacer el Restaurant Tour.

En esta figura vio varias oportunidades. “Por una parte, al traer talento de afuera para que conozca lo que estamos haciendo, nos convertimos en una vitrina para mostrar la propuesta gastronómica local en el exterior”, dice Botero convencida. “Por otro lado, nuestros chefs pueden demostrar que están a la altura de los mejores del mundo, como los peruanos Gastón Acurio o Virgilio Martínez, que vino el año pasado. Sin embargo, lo más importante es darles a los bogotanos una experiencia única, para la cual no tienen que viajar, reservar con meses de anticipación o pagar sumas astronómicas”.

Y en esto tiene razón, no todas las noches uno puede ir a comer un menú preparado por el chef español Andoni Luiz Aduriz, del restaurante Mugaritz, que ocupa el sexto lugar en el listado de los 50 mejores restaurantes del mundo; o disfrutar de una de las preparaciones del argentino Germán Martitegui, quien está al frente de Tegui, en la novena casilla de los 50 mejores restaurantes de Latinoamérica. “Los 15 invitados, junto con los chefs locales, harán una propuesta de un menú de 4 o 5 pasos, con postre y el respectivo maridaje”.

La idea es que la gente pueda escoger a qué cenas quiere asistir y reserve los lugares que desee. Los menús no serán publicados, puesto que están sujetos a variaciones, de acuerdo con disponibilidad de productos. “Y aunque quisimos darle protagonismo a España, cada chef trae una propuesta distinta y original, habrá gran diversidad”. Las ventas se iniciarán el 15 de julio, pero las primeras dos semanas serán exclusivas para los tarjetahabientes de Diners Club y los miembros de Diners Club Travel y Gourmet, quienes recibirán un descuento especial. El rango de precios va de $180.000 a $220.000 por persona.

“Estamos muy emocionados, conseguimos en Diners un aliado maravilloso que hizo de esto una realidad y quiere ofrecerles a sus clientes una experiencia única. Esperamos que todos puedan gozar y aprovechar esta oportunidad, que además de ser deliciosa alimenta el alma. Estarán disfrutando a cambio de algo más grande, que es cambiarles la vida a muchas personas”, concluye Cristina, quien resalta que este año la meta de la fundación consiste en educar a más de 800 huérfanos de la policía y entregar soluciones de vivienda a más de cuarenta familias en todo el territorio nacional.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
agosto
5 / 2015