Hugo recomienda: la hazaña del Carménère

La cepa Carménère tiene que mostrar sus credenciales para poder entrar en el espacio de nuestros momentos cotidianos y excepcionales.
 
POR: 
Hugo Sabogal

Chile ha dejado huella en el mundo con su magnífico Cabernet Sauvignon. De manera que esta variedad y este lugar de origen no necesitan presentaciones. La Carménère, en cambio, no solo tiene que mostrar sus credenciales para poder entrar en el espacio de nuestros momentos cotidianos y excepcionales, sino que el consumidor debe poner más interés en apreciar los secretos y las características de una de las grandes variedades francesas, que, tristemente, cayó en el olvido después que la filoxera –plaga mortal– arrasó los viñedos europeos a mediados del siglo XIX.

En 1994, los enólogos chilenos solicitaron la asesoría de un joven ampelógrafo francés llamado Jean-Michel Boursiquot (un especialista en el estudio de la vid), quien, en un recorrido por varios viñedos de ese país, dictaminó que lo que le estaban mostrando como plantaciones de Merlot no correspondían a esa variedad, sino a otra muy distinta, y que ya no se cultivaba en Francia: la Carménère.

¿Cómo terminó en Chile? Resulta que varios hacendados chilenos viajaron a Burdeos, entre 1850 y 1860, con el propósito expreso de comprar cepajes nobles para reemplazar sus cultivos de la uva criolla País, que entregaba vinos toscos y corrientes.

Al regresar, los hacendados y sus labriegos no pudieron distinguir entre la Merlot y la Carménère, y simplemente plantaron ambas como si se tratara solamente de la primera. Hasta la visita de Boursiquot, Chile nunca había diferenciado las dos uvas.
Pero a partir de entonces, las grandes casas chilenas y los más reconocidos enólogos se han trazado la meta de separar los cultivos y estudiar a fondo la variedad para incorporarla.

El camino no ha sido fácil. Al tratarse de una variedad de ciclo largo de maduración, tiende a transmitir sensaciones herbáceas, que se han ido mermando o desapareciendo. Lo cierto es que desde bodegas experimentales hasta las viñas más consagradas han lanzado versiones depuradas, y algunas de ellas, como Carmín de Peumo, de Concha y Toro, y Purple Angel, de Aurelio Montes, han sorprendido positivamente a la crítica. Estas dos casas, por supuesto, figuran entre mis elegidas, al lado de otras que les van a gustar

CONCHA & TORO

CARMÍN DE PEUMO CARMÉNÈRE
PEUMO, VALLE DE CACHAPOAL, CHILE, 2008
$450.000. GLOBAL WINE & SPIRITS
Ignacio Recabarren ha sido el responsable de rescatar para Chile los secretos de la Carménère y esta es su mayor apuesta. El crítico Robert Parker le asignó 95 puntos a esta cosecha. Este es un vino de gran estructura, en el que aparecen frutas confitadas, especias dulces, sensaciones a cuero y café, y un equilibrio que cautiva. Pide una
gran ocasión.
Bébalo: hasta 2028 Alc.: 14,5 %

MONTES WINES

PURPLE ANGEL CARMÉNÈRE
VIÑEDO APALTA, VALLE DE COLCHAGUA, CHILE, 2010
$128.500. DOBLEVÍA VINOS NOBLES
El enólogo Aurelio Montes se contuvo durante varios años antes de sacar su primer Carménère de prestigio y logró este vino, equilibrio perfecto entre estructura y suavidad. Atraen sus sensaciones a ciruela madura, con especias dulces y aromas a cedro, café tostado y chocolate. En boca es goloso y de largo aliento. También pide una gran ocasión.
Bébalo: hasta 2022 Alc.: 14,5 %

CASA LAPOSTOLLE

CUVÉE ALEXANDRE CARMÉNÈRE
COLCHAGUA, CHILE, 2011
$112.000. INVERLEOKA
La bodega Casa Lapostolle le ha apostado a la Carménère. De hecho, su vino estrella, el Clos Apalta, tiene más de un 70 % de esta variedad. Este Cuvée incorpora algo de Syrah, que le aporta buena estructura. De color casi negro y ribetes púrpura, presenta aromas frutados y especiados, gran sedosidad en boca y un largo final. Es muy sugestivo.
Bébalo: hasta 2016 Alc.: 14,5 %.

UNDURRAGA FOUNDER’S COLLECTION

CARMÉNÈRE
VALLE DE COLCHAGUA, CHILE, 2008
$130.000. PEDRO DOMECQ
Undurraga, tradicional casa chilena dirigida por la familia Picciotto, de origen colombiano, se ha convertido en una bodega de gran influjo. Este vino revela capas de sabores complejos, sensaciones a aceitunas negras y fruta confitada, con agradables sugerencias a café y chocolate. Pruébelo con un pavo al horno en ciruelas o con un curry.
Bébalo: hasta 2016 Alc.: 14 %

CASA SILVA LOS LINGÜES

GRAN RESERVA CARMÉNÈRE
VALLE DE COLCHAGUA, CHILE, 2010
$38.000. MARPICO
Este vino consiguió medalla de oro en la reciente feria de Expovinos, en Bogotá. La bodega es una abanderada del valle de Colchagua. Presenta el típico color intenso y oscuro, con aromas frutados y especiados, y una sensación armoniosa en el paladar. Resulta ideal para acompañar estofados de ternera y preparaciones con salsas tipo curry.
Bébalo: hasta 2017 Alc.: 14 %

INSCRIBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
agosto
1 / 2013