Los vinos para disfrutar en la playa

Hugo Sabogal nos recomienda los mejores vinos para tomar en clima cálido y disfrutar de una bebida refrescante.
 
Los vinos para disfrutar en la playa
Foto: /
POR: 
Hugo Sabogal

Siempre ha sido motivo de sorpresa para mí que en Colombia prefiramos más los vinos tintos a los blancos, los rosados, los espumosos o los tintos ligeros, sobre todo cuando la condición climática de la mayor parte de nuestro territorio es más afín con los segundos que con los primeros.

Miremos: los tintos se disfrutan con máximo deleite en climas fríos o, a lo sumo, templados. Van con la cultura gastronómica de esas zonas donde los platos calientes como los estofados y los platos de larga cocción son la norma para darle temperatura al cuerpo, cosa que también hace un buen Cabernet Sauvignon o un Syrah.

Ciudades principales como Bogotá, Manizales, Pasto y Tunja son ideales para esta hegemonía. Pero el resto de nuestro territorio urbano fluctúa entre templado y caliente, y, sin embargo, los tintos también reinan allí. Es rarísimo, porque este entorno puramente tropical es un campo natural para los vinos frescos, ligeros y poco potentes.

Haga la prueba una tarde de terraza en Santa Marta o Cartagena, o un tiempo de piscina en Anapoima, Bolombolo, Villavicencio o Cali… Estos lugares reclaman frescura, no un tinto potente, porque muy pronto nos genera una notoria transpiración. Y esto es porque el alcohol y sus distintos componentes estimulan las glándulas del sudor.

En cambio, cuando se sirve en esos mismos escenarios un Sauvignon Blanc, un Torrontés o un rosado, la sensación es opuesta: suavidad y frescura, con la atractiva sensación de apagar la sed.

Suponiendo que muchos se negarán a beber otra cosa distinta de un potente tinto, es necesario que pongan la botella en un recipiente con hielo, para bajarla de los 28 grados de la temperatura ambiente a 14 o 15 para un buen disfrute. Las temperaturas más bajas reducen el tenor alcohólico y destacan la riqueza de la fruta.

Además, los vinos “playeros” o “piscineros” empalman bien con ensaladas, platos fríos, pescados a la plancha, mariscos y sushi, al igual que con arroces y pastas sin tanto ingrediente ni condimento.

Por tal motivo, y ahora que estamos en medio de nuestra temporada de playa, brisa, mar, finca o piscina, recomiendo estos cinco vinos que disfrutarán y querrán repetir. Además, todos muestran una excelente relación calidad-precio.

vino2_340x700Flor de Crasto

Quinta do Crasto

Valle Azul

Variedades: Rabigato, Códega y Viosinho. Duoro D.O.C., Portugal, 2012

$32.000 aprox. CLC Alimentos Gourmet (Teléfono 1-476 7965)

Lo descubrí una tarde de intenso sol bogotano, justo antes de la Navidad de 2011. Especialista en tintos, la bodega Quinta do Crasto logró crear este suave y refrescante vino, que puede tomarse solo o como compañero de platos ligeros. Además de sus notas cítricas y tropicales alberga un delicioso trasfondo mineral. Vale poco, pero dice mucho.
Bébalo: ahora. Alc.: 12,5 %. Sírvalo entre 8 ºC y 10 ºC.

vino1_288x700Amaral Sauvignon Blanc

Amaral Wines

Valle de Leyda, San Antonio, Chile, 2012

$39.000 DLK Importaciones (Teléfono 1-746 0450)

San Antonio y Leyda son distritos bendecidos por las brisas y las nieblas matinales del océano Pacífico. Estos fenómenos aseguran una lenta maduración de la uva, lo cual trae como resultado un vino con sabores cítricos y frutados intensos, una acidez natural muy agradable, y una garantía de hacer buena pareja con ostras, ceviches, machas y pescados blancos. Bébalo: ahora. Alc.: 14 %. Sírvalo entre 10 ºC y 13 ºC.

 

 

vino5_174x700Château de Saint Martin

Cru Classé Rosé

Grand Reserve

Côtes de Provence, Appelation D’Origine Protegée, Francia, 2012

$70.000 La Mesa de los Señores (Teléfono 1-703 0564)

Los Cru Classé de Provenza agrupan a los vinos de élite de esa región del sur de Francia, conocida por su gastronomía, pero, ante todo, por sus excepcionales vinos rosados. Es destacable su color pálido y brillante, y sus aromas y sabores que recuerdan a las cerezas y fresas frescas. Su buena acidez en boca invita siempre a un nuevo sorbo. Bébalo: hasta 2015. Alc.: 12,5 %. Sírvalo entre 11 ºC y 14 ºC.

 

vino4_303x700Nieto Senetiner Extra Brut

Blanc de Noir con Pinot Noir

Luján de Cuyo, Mendoza, Argentina, sin fecha de cosecha

Método Charmat

$48.000 Club del Vino

(Teléfono 1-621 4127)

Pinot Noir, la uva predominante en esta composición, proviene de las zonas frescas de Mendoza. El leve contacto de las pieles con el jugo le aporta una tenue coloración salmonada, que le da elegancia a la copa. Es refrescante y muestra una fina burbuja. Apaga la sed en los calores extremos y combina bien con mariscos, pescados y platos livianos. Bébalo: hasta el 2014. Alc.: 12 %. Sírvalo entre 6 ºC y 8 ºC.

vino3_348x700Castillo Perelada

Gran Claustro Brut Nature

Cava DO

Empordà, Cataluña, España, 2007

Método tradicional

$73.000 International Executive (Teléfono  1-216 1536)

La cultura del vino ha estado presente en la localidad de Empordà desde la Edad Media. Este espumoso, de color amarillo pajizo, desarrolla durante su crianza en botella un fino aroma, sin perder sus matices afrutados. Es elegante y de atrayente personalidad, con un hilo de burbuja constante y delicado. Su principal característica es el equilibrio y la suavidad. Bébalo: 2015. Alc.: 11,9 %. Sírvalo entre 4 ºC y 6 ºC.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
febrero
11 / 2014