SUSCRIBIRME

Sofía Gómez: “Uno podía equivocarse y aprender. Ahora es más complicado”

La apneista más reconocida del país habla de su regreso al deporte tras casi dos años de receso. Ahora dicta clases, da consejos a quien quiera iniciarse y habla de su nueva relación con las redes sociales.

Foto: Cortesía Honor

La apneista más reconocida del país habla de su regreso al deporte tras casi dos años de receso. Ahora dicta clases, da consejos a quien quiera iniciarse y habla de su nueva relación con las redes sociales.

Con un perfil más discreto que el de hace un par de años la practicante de apnea Sofía Gómez, con una encantadora tranquilidad, se acomoda sus audífonos inalámbricos (earbuds, para los entendidos) y su pulsera inteligente (smartband) para una entrevista por videollamada con Diners.

La marca de celulares y dispositivos electrónicos Honor, en su regreso a Colombia, la eligió para lanzar su Honor Band 6 y Honor Choice True Wireless Earbuds X1, dos dispositivos diseñados para atender los más exigentes requerimientos de sus usuarios, incluso los de una deportista de élite. 

Uno de los pilares más importantes de un deportista es el descanso. Entonces, poder mirar (en la pulsera digital) cuánto tiempo dormí y cómo fue la calidad de mi sueño ha sido algo muy importante para mí”. Asimismo, “lo chévere de esta banda es que tiene control de respiración”, añade quien llegó a profundidades abismales a puro pulmón, mientras observa en la delgada pantalla los indicadores de su ritmo cardíaco.

En su disciplina, enfocarse para aguantar la respiración por largos periodos es crucial, guardando un rol clave de la música durante los entrenamientos. “Los audífonos son fáciles y cómodos de usar y me alejan un poquito de lo que está pasando alrededor, así que me puedo concentrar”, cuenta.

¿Qué escucha? “Eso cambia mucho de día a día, pero hace unos días estaba fascinada con John Mayer. Escucho mucho pop, a veces se me da por escuchar reggaetón, o a veces vuelvo a mi infancia de escuchar rock y escucho Aerosmith”.

***

¿Cómo es ahora la vida de Sofía Gómez, ahora que regresa a la apnea competitiva?

Arranqué de nuevo para Dominica a empezar una nueva temporada, ya que mi última competencia fue en abril de 2019. Durante este periodo me recuperé de una lesión, por la que no pude competir, además de la pandemia y otros cambios drásticos. Estoy muy contenta de hacerlo, obviamente con mucha expectativa, pero también con mucha paciencia, porque llevo tiempo sin entrenar en profundidad, y hay que hacerlo de una manera muy responsable.

¿Qué han significado estos dos años en su vida personal y profesional, en los que no ha podido competir?

Yo creo que la pandemia nos enseñó a todos que podemos tener muchos planes, pero si la vida dice no, es no. Intenté llenarme de mucha paciencia, y también de entender el camino que debía recorrer, porque a veces se quiere que todo pase rápido, y no se entiende que las cosas no siempre se quieren.

¿Qué tiene en mente ahora? ¿Cuál es su objetivo inmediato? 

En octubre tengo la competencia Infinity Depth Games, y espero poder mejorar mis marcas, ya que siempre entreno con el objetivo de obtener marcas mundiales. Sin embargo hay que ver cómo nos va en el camino, con mucha paciencia y tranquilidad, porque estos son proyectos que toman mucho tiempo, pero a la larga el objetivo siempre es ganar.

Algo del cajón: ¿cómo se ve en un año y en 10 años?

Vea tambien: Los mejores lugares para aprender a bailar en Bogotá

En un año, compitiendo. Empezando a dar muchos más cursos acá en Colombia y pudiendo entrenar aquí, en aguas colombianas. ¿Y en 10 años? No sé, creo que mi sueño más grande es que la apnea se vuelva un deporte superpopular, y que mucha gente lo siga practicando, como hoy está ocurriendo con el ciclismo.

Aún no es deporte olímpico…

No, no lo es. Estábamos en la carrera olímpica para entrar para 2024, pero nos ganó el break dance.

No le creo…

(Risas). Sí, pero bueno, ahí vamos, yo creo que algún día será olímpico. Yo creo que esta actividad define muy lo que significa el deporte, que es más lejos, más fuerte y más alto. La apnea va además más profundo, como el ser humano. Entonces, creo que todo lo que significa una competencia olímpica está aquí representado.

Apnea y tips

¿Cómo está este deporte en Colombia?

Ha crecido muchísimo y se ha vuelto muy popular. Mucha más gente la practica y ya hay espacios en Colombia para hacer inmersiones de profundidad, estamos encontrando esos lugares. De hace cinco años para acá ha crecido muchísimo y la idea es que lo haga mucho más.

Si alguien quiere practicar el deporte, ¿a dónde hay que ir?

San Andrés es el lugar más fácil para practicarlo. Me pueden contactar a mí, ya que yo doy cursos. La mejor profesora soy yo, modestia aparte (risas).

¿Cuáles serían esos tips para quienes quisieran iniciarse?

Que siempre lo hagan acompañados, que busquen instrucción, y no se vayan al mar solos a aguantar la respiración porque de verdad puede ser muy peligroso, que busquen cursos, que se informen, que tengan mucha información antes de comenzar y que siempre lo hagan de manera segura.

¿Cómo se logra llegar a ese nivel de concentración cuando aguanta la respiración tanto tiempo?

En la apnea hay que entrenar también la mente, tal y como uno lo hace con el cuerpo. Hacer meditaciones, hacer visualizaciones… este deporte es 90% mental.

Vea tambien: 8 famosos que pudieron ser futbolistas

¿Cómo se siente allá abajo sola?

En paz. A mí me gusta mucho la apnea y me parece el mejor deporte que hay, entonces me da mucha paz y tranquilidad el estar debajo del agua.

Las redes

Usted tuvo un episodio difícil en redes sociales. ¿Cómo es ahora su relación con ellas?

Ese episodio me enseñó a ser consciente de lo que es la vida. Uno tiene que aprender de los errores, disculparse, seguir adelante, y entender que la opinión del resto de la gente no puede ser tan importante. Ahora mi relación con las redes actualmente pasa por que son una herramienta y ya. Mi vida real es esta, la que me está pasando aquí, y no la que pasa allá.

Como lo afirmó, las redes igual son una herramienta. ¿Cómo las ha seguido usando?

Me gustan mucho. Comparto cuando salgo con mi perrito o cuando entreno porque hay cosas chistosas, como lo que siempre he hecho, pero sin darle tanta importancia a la opinión de los demás, ya que todos tienen la suya.

Hay que ser conscientes de que no le va a caer bien a todo el mundo. Tampoco necesito que nadie me diga si yo le caigo mal, si eso pasa, no afecta mi vida. Es algo que muchos tenemos que entender, pensamos que las redes sociales son importantes, pero nosotros mismos nos sentimos así. En el fondo uno está pensando en uno mismo todo el tiempo.

Decidí mejor divertirme, pasarla bien, contar chistes, que es lo que siempre he hecho, y contarle a la gente también este proceso muy bonito, que puede inspirar a muchos y a muchas.

Recientemente en Diners tocamos el asunto de la cultura de la cancelación ¿Qué opina del tema?

La gente se indigna por cosas que a veces ni siquiera son importantes. Como, por ejemplo, que cancelaron a alguien muy importante en una red social. Parece que la vida de muchos jóvenes hoy día está directamente relacionada con las redes, por lo que parece que no pudiesen cometer errores sin que sean públicos.

Creo que eso es muy complicado, cuando uno era pequeño podía equivocarse, darse cuenta de sus errores y aprender de los mismos. Pero ahora aprenden en redes y cancelan lo que no les gusta. En el fondo me parece que esa cultura no enseña nada y destruye mucho.

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Agosto
22 / 2021

Send this to a friend