SUSCRIBIRME

Cinco formas de adquirir la vitamina D

Aunque muy pocos alimentos tienen vitamina D, aquí le mostramos unos secretos para adquirirla sin tener que exponerse tanto al sol.

Foto: Twilight, 2011

Aunque muy pocos alimentos tienen vitamina D, aquí le mostramos unos secretos para adquirirla sin tener que exponerse tanto al sol.

Dicen que Drácula era un monstruo abominable por tomar la sangre de sus víctimas con tal premura y devoción. Sin embargo, tiempo después, se supo que el pobre colmilludo lo hacía para obtener la vitamina D, que le era tan esquiva pues no podía tomar el sol sin morir en el intento.

 

Y aunque se trata de una historia de ciencia ficción del maestro Abraham Stoker, hoy existen muchos “dráculas” que evitan el sol a toda costa. Por ejemplo, los adultos mayores que no quieren más manchas en sus manos, los gamers que no salen de sus oscuras habitaciones y aquellos desafortunados que no ven el sol desde hace meses por cuestiones climáticas.

Por eso en Diners nos pusimos en la tarea de investigar qué otras formas existen para adquirir la preciada vitamina D, además de los 20 minutos al sol, que le puedan ayudar a nuestros queridos lectores curiosos que buscan sus beneficios.

Las dos formas de la vitamina D

 

La vitamina D se divide en ergocalciferol y colecalciferol, que en otras palabras son la D2 y la D3. Algunos maestros y expertos bioquímicos la consideran más una hormona que una vitamina. Esto se debe a que es fabricada por nosotros mismos en la piel, por supuesto, con ayuda del sol y otros alimentos.

¿Cuáles son los beneficios de la vitamina D?

Con tan solo leer la palabra vitamina ya podemos imaginar todo un mundo de propiedades. Por eso la industria alimentaria no duda en ponérselo a casi todos los productos que lanzan al mercado.

Sin embargo, el tema con la vitamina D es diferente. En primer lugar, es difícil de sintetizar por su composición química. Segundo, se trata de la vitamina encargada del sistema inmunológico, y tercero, ayuda a que el cuerpo absorba con mayor facilidad otras vitaminas como la A y la E.

¿Qué pasa si mis niveles de vitamina D son bajos?

 

Recientemente la Universidad de Turín aseguró que las personas con bajos niveles de vitamina D son más propensas a contraer el virus Covid-19, debido a que el sistema inmunológico y respiratorio es débil y no absorbe apropiadamente los nutrientes.

Vea tambien: Los tratamientos de belleza según las fases de la Luna

A su vez, Giancarlo Isaia, uno de los investigadores, aseguró en el estudio que aumentar el consumo de vitamina D ayuda a reducir el riesgo de contagio del virus, pues favorece la absorción del calcio y fósforo que protegen a los pulmones directamente contra resfriados, gripas y otras infecciones.

Por otro lado, uno de los métodos para saber si tiene déficit de vitamina D es revisar su piel. Si en su caso encuentra manchas amarillas, enrojecimiento repentino o resequedad, muy seguramente le falta seguir estos consejos que conocerá a continuación.

Las 5 formas de adquirir la vitamina D

Suplementos

 

Aunque lo ideal es buscar la vitamina D en frutas y verduras, no hay nada más certero como un suplemento, y más si se trata de ayudar a un paciente con déficit.

Desde la Clínica Mayo, una de las más importantes en el mundo por sus avances científicos, aseguran que su consumo en personas mayores de 60 años es vital para evitar: esclerosis múltiple, cáncer, osteoporosis e incluso la demencia.

Eso sí, tenga en cuenta que como se trata de un suplemento, debe ir a su médico de confianza para que se lo formule con completa tranquilidad, pues tomarlo sin prescripción médica y combinado con otras medicinas para el corazón (Digoxina), presión arterial (Verelan) o para adelgazar (colestiramina), puede perjudicar directamente su salud.

Lácteos

 

Muchos alimentos, como la leche, los quesos, yogures e incluso el kumis son perfectos para subir los niveles de vitamina D. Esto se debe a la combinación de grasas y azúcares que ofrece la bebida blanca.

Según el Instituto de Medicina de los Estados Unidos se puede adquirir el 90 por ciento de la vitamina D que necesita en un día con tres vasos de leche, o un vaso de leche, una porción de queso y un kumis, como lo desee. Eso sí, se recomienda que los productos sean bajos en grasa para que los pueda consumir sin desequilibrar su dieta.

Salmón

 

Vea tambien: ¿Cuál es el secreto para cumplir sus propósitos sin fallar en el intento?

Uno de los pescados azules más populares del mundo puede dar en tan solo ¾ de porción la cantidad necesaria de vitamina D de un día.

El pescado de aguas frías que le otorgan un color azulado guarda grasas poliinsaturadas para los duros inviernos, por lo que también almacena grandes cantidades de vitamina D hasta el siguiente ciclo de migración.

Champiñones

 

La Universidad de Boston halló que si desea adquirir la vitamina D de los champiñones debe dejarlos media hora al sol y cocinarlos de forma inmediata. Según sus estudios así mantienen sus propiedades sin importar la cocción.

Esto le sucede a casi todos las setas comestibles. De hecho, en otra investigación de la Nutrition Research de Australia, encontraron que sus propiedades son casi equiparables a las de un baño de sol de 20 minutos.

Pollo cocinado

 

El pollo del entero, el ajiaco y otras delicias de la gastronomía colombiana cuentan con la porción justa del día de vitamina D. Sin embargo, el pollo debe ser exclusivamente cocinado para obtener todos sus beneficios nutricionales.

Según investigaciones de la Youngs Women’s Health esta ave al tener poca grasa se convierte en un gran aliado para la alimentación diaria y la obtención de la vitamina D, junto con otros minerales importantes como el hierro, el zinc, el magnesio, el selenio, el cobalto, el fósforo, el cromo y las vitaminas A, B1, B2 y B12.

También le puede interesar: “La vitamina C no sirve ni para tratar un resfriado común”

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Enero
04 / 2021

Send this to a friend