SUSCRIBIRME

Anonymous: ¿Quiénes son y cuáles han sido sus apariciones?

Conozca cómo nació Anonymous, la organización de hackers y activistas que trabajan para la libertad de información y los derechos en internet.

Foto: NEOSiAM 2021 en Pexels

Conozca cómo nació Anonymous, la organización de hackers y activistas que trabajan para la libertad de información y los derechos en internet.

*Actualización: El martes 4 de mayo de 2021 Anonymous se atribuyó el ataque a la página web del Ejército de Colombia. De allí sacó información confidencial como contraseñas y correos electrónicos de 168 militares. También modificó la información del ejército nacional que aparece en Wikipedia -y que en pocas horas fue restablecida-. Hasta la fecha, la institución no ha hecho una declaración a los medios sobre el ataque cibernético.

Entre tanto la cuenta de Anonymous (@AnonymousOpCOL) en Twitter, con 80.000 seguidores aseguró que: «el ataque es una muestra en rechazo a los asesinatos y hostigamientos que empezaron el pasado 28 de abril». Horas después fue suspendida la cuenta.

En Diners, le explicamos a fondo de qué se trata este colectivo de hackers que trabaja bajo el nombre de Anonymous:

El nacimiento de Anonymous

Para conocer a Anonymous debemos hablar primero de Christopher Poole, un fanático al anime japonés. En el 2000, este joven de apenas 15 años creó 4Chan, una página web en la que los usuarios podían compartir imágenes de cualquier tipo y publicarlas de forma anónima.

A pesar de tener una interfaz noventera y poco eficaz, 4Chan ganó popularidad entre los internautas estadounidenses. Contó con categorías de toda clase, desde anime, recetas, bromas, automóviles, armas, videojuegos e incluso una pestaña llamada “/b/board”.

Esta categoría tocaba toda clase de temas y con el paso del tiempo se convirtió en el lugar más repulsivo de internet, pues lo que empezaba con un chiste negro terminaba en comentarios a los que no vale la pena referirse.

Todos sus internautas se sentían seguros y libres de ser juzgados por las publicaciones que compartían.

Los primeros pasos de Anonymous

Gracias a 4Chan y a su categoría /b/board se creó la primera comunidad de Anonymous, compuesta en su mayoría por jóvenes que no eran hackers ni tenían mucho conocimiento sobre la defensa de los derechos de libertad de expresión en el mundo.

Fue así como en 2006 apareció por primera vez en Habbo, el videojuego en el que las personas interactúan con otros usuarios en un mundo digital. Allí, docenas de usuarios de 4Chan entraron al juego con el avatar de un hombre negro con afro y traje formal para entorpecer la jugabilidad de los demás usuarios.

El primer ataque real de Anonymous

El 7 de junio de 2007 el locutor Charles Harold Turner lanzó su programa virtual The Hal Turner Show, en el que reveló su posición como supremacista blanco. Una vez por semana, durante este mes, Turner expuso su punto de vista sobre la primer enmienda de la constitución de los Estados Unidos, negó el Holocausto, se declaró fanático del fascismo y por último, aseguró que debería ser legal tener esclavos negros en el mundo.

Estas afirmaciones despertaron la posición moral de los jóvenes de 4Chan, quienes empezaron el ataque con llamadas de broma al programa, pedidos exorbitantes de comida a su dirección, al igual que el envío de materiales de construcción, que al final tuvo que pagar.

Aunque fue un golpe al bolsillo de Turner, los jóvenes de 4Chan acudieron a la ayuda de hackers, quienes les enseñaron a saturar de usuarios falsos una página web hasta hacerla caer, conocido también como un Ataque de Denegación de Servicio, conocido por sus siglas en inglés DoS (Denial of Service), lo que impidió que cualquier usuario real no pudiera entrar a la página de The Hal Turner Show.

Vea también: Cómo saber cuando le roban sus datos según un experto en ciberseguridad ruso

¿Qué es un Ataque de Denegación de Servicio?

“La idea es saturar la capacidad de un host o espacio en internet para que no sea accesible. Existe un servidor al que Anonymous le declara la guerra y este tiene capacidad de 100 gigas, así que su ataque produce intentos de abrir la página por un volumen superior, haciendo la página inaccesible para la gente”, comenta Dmitry Bestuzhev, director del grupo de investigación y análisis de América Latina de Kaspersky.

Cienciología vs. Anonymous

 

Vea tambien: La nueva serie de Apple Tv+ que sigue un pódcast de misterio

En 2008, luego de acabar con el programa de Turner, el grupo conformado en 4Chan se organizó junto a otros cientos de hackers en Estados Unidos, Australia, Bélgica, Londres e incluso Tel Aviv para defender la libertad de expresión.

Fue entonces cuando apareció un entrevista privada en YouTube de Tom Cruise hablando de los beneficios de pertenecer a la iglesia de la cienciología. Allí, el actor hablaba tranquilamente de manipulación, coerción de derechos e instigación por parte de esta secta religiosa.

Y aunque el video fue eliminado de YouTube por violación de derechos de autor (copyright), Anonymous empezó a difundirlo en todas las páginas web existentes en todo el mundo bajo el nombre de Chanology Project.

Luego de compartir el video, los hackers de Anonymous empezaron a activar su Ataque de Denegación de Servicio contra las páginas web de la iglesia en todo el mundo, al igual que bromas telefónicas y envíos de fax totalmente negros.

El uso de un software para atacar

Para acelerar el proceso, el grupo de Anonymous lanzó un programa de software libre llamado Low Orbit Ion Cannon, para que cualquier persona en el mundo lo descargara y ayudara a saturar todas las líneas de comunicación por internet de la iglesia de la cienciología.

“Para poder hacer un ataque de este tipo se necesita el ancho de banda del internet. En un principio es fácil detectar de dónde viene el ataque. Sin embargo, en este caso, Anonymous invitó a su seguidores a hacerlo de forma voluntaria con un software, lo que provoca un ataque distribuido muy difícil de detener”, comenta Dmitry Bestuzhev.

Sin embargo, el director del grupo de investigación y análisis de América Latina de Kaspersky, recuerda que las personas que utilizan este programa pueden ir a la cárcel en casi todos los países del mundo, porque es ilegal hacer estos ataques.

“Instalar estos software dejan rastros forenses que las autoridades pueden corroborar, eso sin contar con que el proveedor de internet es el primero que se entera de la activación de esta aplicación. Por eso, la comunidad de la cienciología demandó a las personas a las que alcanzó a anotar su IP (dirección de la señal de cada computador), las cuales pagaron 12 mil dólares de multa más un año de cárcel”.

El primer video de Anonymous

Anonymous tenía planeado otro ataque, pero esta vez sería físico. Fue así como en 2009 apareció la máscara de la película V de Vendetta, inspirada, a su vez, en Guy Fawkes (uno de los ingleses que perdió su vida en la fallida Conspiración de la Pólvora, en 1605, para asesinar a Jacobo I), y el traje negro, que rescataron de su primera incursión en videojuego Habbo.

“Este video era imposible de rastrear porque la organización contaba con hackers profesionales, quienes lo hicieron viral. En este caso las autoridades intentaron abrir un caso para rastrear patrones que puedan llevar a los responsables pero al final no lo consiguieron”, recuerda Dmitry Bestuzhev.

Esta pieza audiovisual sirvió para que la persona detrás de la máscara invitara a todos los actividas a hacer un plantón de forma pacífica frente a las iglesias. Esto llevó a más de 10 mil personas a reunirse en Nueva York, Los Ángeles, Sydney, Melbourne, Londres y Tel Aviv. Todos disfrazados de Guy Fawkes o con trapos en sus cabezas gritando consignas de libertad.

Ataque contra el gobierno australiano

En 2010, el gobierno australiano quería censurar algunos blogs y medios con restricciones que violaban los derechos y las libertades de internet.

De ahí que Anonymous empezó la operación Titstorm: un ataque imposible de rastrear. “La organización vandalizó la página del gobierno con imágenes de protesta. Esta intervención fue diferente porque lograron usar el ataque de denegación de servicio como una cortina de humo para sustraer toda la información confidencial sin que el gobierno australiano se diera cuenta”, comenta Dmitry Bestuzhev.

Vea tambien: La moda masculina es embajadora de Colombia en Madrid

El secreto para no ser descubiertos estuvo en utilizar servidores extranjeros:

“Anonymous puede atacar a cualquier país utilizando, por ejemplo, un servidor en Irán y un proxy en Israel. Es decir que el gobierno nacional tendría que contactar a los dos países y empezar una charla diplomática para recibir ayuda. Esto podría tardar meses, es decir, tiempo de sobra para que el hacker se mueva de ese país”, dice Bestuzhev.

Gracias al éxito de esta operación, los blogs y medios australianos no fueron censurados. Lo que se convirtió en la primera gran victoria de la organización que celebró con un video en el que aseguraron que: “Somos Anonymous. Somos legión. No perdonamos, no olvidamos. Espérennos”.

¿Anonymous en WikiLeaks y la Primavera Árabe?

A mediados de 2010, Wikileaks utilizaba los servicios de MasterCard, PayPal y Visa para financiarse a través de donaciones. Luego de que esta empresa filtrara un cuarto de millón de documentos del Departamento de Estado de los Estados Unidos en relación con la Guerra de Irak, estas plataformas rompieron relación con la compañía de Julian Assange y los hackers de Anonymous les respondieron destruyendo sus canales de comunicación.

Aunque Assange dijo que no tenía nada que ver con el ataque, Anonymous expresó que esto hacía parte de su Operation Payback, para apoyar toda libertad de expresión y el derecho a la información.

Luego en 2011, Anonymous ayudó a pueblo de Túnez a derrocar al dictador Zine El Abidine Ben Ali, quien llevaba 20 años en el poder. Lo primero que hicieron fue reactivar el internet en la zona, el cual había sido cortado por Ben Ali para desconectar a los tunecinos. Luego, con ayuda del grupo hacker del país Telecomix, empezaron a movilizar a la gente a las calles con protección adecuada y movimientos estratégicos que sirvieron para derrocar a Ben Ali en solo 2 semanas.

Al de ser liberados de las garras del opresor, algunos manifestantes salieron a la calle y agradecieron en público a Anonymous. Finalmente los países vecinos empezaron a replicar las acciones a través de redes sociales. Esto le dio paso a una serie de manifestaciones populares, sobre democracia y los derechos sociales, conocidas mundialmente como la Primavera Árabe.

“Es difícil asegurar que sin Anonymous los habitantes de Túnez no se hubieran liberado de la dictadura. Sin embargo, lo que sí se ve es que la gente salió a protestar de forma organizada utilizando recursos de internet”, comenta Dmitry Bestuzhev.

8 años de silencio

Así como la tecnología avanza y genera nuevas barreras de seguridad, Anonymous encuentra la forma de romperlas y usarlas a su favor.

De ahí que Anonymous aprovechó la oportunidad para volver a internet el pasado 28 de mayo. Con un video advirtió a la policía de Minneapolis con filtrar sus delitos a propósito del asesinato de George Floyd.

A su alocución agregó la lista de personas relacionados con Jeffrey Epstein, un empresario condenado por tráfico sexual de menores; el asesinato de varios famosos por denunciar el abuso sexual de niños, entre otros mensajes contra la iglesia católica y el papa Francisco.

Esta organización sigue esquivando la justicia de los gobiernos y filtrando información a las personas del común. Su misión es despertar la indignación de naciones enteras, con el fin de promover su mensaje:. “Los corruptos nos temen, los honestos nos apoyan, los héroes se unen a nosotros”.

La delgada línea del delito y la justicia

Para Dmitry Bestuzhev, Anonymous seguirá existiendo porque es un concepto que cualquier hacker puede utilizar.

“Es un movimiento que surgió por sí solo, tiene tanto fanáticos como detractores por igual, y sin importar eso seguirán con esta actividad. Anonymous es un concepto que sirve para cubrir a una persona o toda una multitud en cualquier momento. Ya tiene fama y no hay necesidad de explicar sus intenciones porque tiene un pasado que lo precede”.

Óscar Mena es periodista de la Revista Diners. Estudió Comunicación Social & Periodismo en la Universidad Externado de Colombia antes de convertirse en Barista de la Escuela de Gastronomía Gato Dumas. A Óscar le apasiona cómo la tecnología, el estilo de vida y la gastronomía pueden contribuir al mejoramiento de la sociedad.

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Mayo
11 / 2021

Send this to a friend