SUSCRIBIRME

La vitamina C no sirve para evitar la gripa

Diners consultó con dos expertos sobre la eficacia de la vitamina C para tratar gripas, resfriados comunes. Esto fue lo que nos contaron.

Foto: Isabella and Zsa Fischer

Diners consultó con dos expertos sobre la eficacia de la vitamina C para tratar gripas, resfriados comunes. Esto fue lo que nos contaron.

“Es ilógico que la vitamina C esté entre los productos más comprados durante la última semana. No sirve absolutamente para nada, más bien vayan y compren frutas y verduras, cosas que realmente funcionen y no esos multivitamínicos que nadie les recetó”, comenta de forma enfática el doctor Juan Carlos Visbal, quien desaconseja rotundamente comprar paquetes de vitaminas.

Esta afirmación está respaldada por Cochrane, una organización internacional que reúne a investigadores de ciencias de la salud de 90 países, quienes comprobaron que la vitamina C no tiene ningún efecto en la reducción de la frecuencia de los resfriados.

¿Cuándo se convirtió la vitamina C en un mito antiresfriado tan popular?

La idea se popularizó de la mano de Linus Pauling, doble ganador del Premio Nobel (Paz 1954 y Química 1962) en 1970. Este aseguró que la vitamina C podía evitar resfriados y eliminar rápido los virus del cuerpo, aún así sin tener evidencia científica.

Sin embargo, al ser una eminencia en temas de salud, la ciencia de la nutrición aprovechó sus palabras y sintetizó la vitamina C en productos inyectables, masticables y hasta efervescentes, con los que la industria inundó el mercado y a médicos, como Marcos Aguirre, le hacen frente a la desinformación.

Vea también: La historia de cómo el amor puede curar el cáncer

“La vitamina C en pastillitas no sirve para tratar una gripe común. Lo único que funciona en este caso son las medidas higiénico-dietéticas. Eso va a evitar que el virus se propague”, cuenta el doctor Aguirre, especialista en enfermedades pulmonares.

¿A quién le sirve la vitamina C?

A principios del siglo XX se descubrieron por primera vez las vitaminas y los científicos hallaron que en pequeñas cantidades eran esenciales para la salud. Sin embargo, hasta 1937, cuando el médico húngaro Albert Szent-Györgyi descubrió cómo podía ayudar a las personas con escorbuto (ulceraciones en las encías) y deficiencias vitamínicas.

“Si usted está comprando vitamina C y no se la recetó el médico. Lo invito a que piense en los pacientes con deficiencias vitamínicas y que por culpa suya no encuentran lo que necesita o si lo encuentra lo tiene que comprar a precios altísimos. Si realmente quiere evitar ser contagiado, quédese en casa durante 14 días. Está comprobado que este es el tiempo de durabilidad del virus y su poder infeccioso. Quédese en casa y ya está”, exhorta Visbal.

¿Cuáles son los efectos secundarios de tomar vitamina C si no la necesito?

La Clínica Mayo, una entidad médica sin ánimo de lucro de Estados Unidos, hizo el experimento y encontró que consumir un exceso de vitamina sea:

En cápsulas, pastillas, efervescentes o inyecciones no produce absolutamente nada. “Aunque si abusa en un consumo desmedido puede tener diarrea, náuseas y calambres”, cuenta la doctora Katherine Zeratsky, de Mayo Clinic.

Vea también: Así funciona la química del amor, según la ciencia

“Cuando mis pacientes me piden que les recete multivitamínicos, les recuerdo que el exceso de estas sustancias químicas se van por la orina. Que es lo mismo que botar la plata por la taza del baño. Nunca se debe tomar cantidades exageradas de vitamina C, si el paciente así no lo requiere.

Es decir que para consumir esta vitamina hable primero con su médico”, concluye Aguirre.

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Abril
25 / 2022

Send this to a friend