SUSCRIBIRME
INICIO//Estilo de Vida//Salud y Fitness//Manual para vencer el insomnio en tres pasos

Manual para vencer el insomnio en tres pasos

El insomnio puede pasar de transitorio a agudo. Aunque rara vez se consulta al médico por dificultades para conciliar el sueño, debe buscarse algún tratamiento para evitar el cansancio y complicaciones como obesidad y problemas cardiacos.

Foto: Unsplash/ CC BY 0.0

El insomnio puede pasar de transitorio a agudo. Aunque rara vez se consulta al médico por dificultades para conciliar el sueño, debe buscarse algún tratamiento para evitar el cansancio y complicaciones como obesidad y problemas cardiacos.

Para mantener una buena salud y un óptimo rendimiento se recomienda que los adultos duerman entre siete y ocho horas cada noche, pero hay personas que durante esas horas no consiguen conciliar el sueño.

Robert De Niro en Taxi driver (1976); Edward Norton en Fight Club (1999); Al Pacino en Insomnia (2002); y Bill Murray en Lost in translation (2003) han sido claros exponentes de personajes que dan vueltas en la cama mientras el tic-tac del reloj les recuerda que han pasado decenas y hasta centenares de minutos sin que hayan podido dormir. Esos actores –ojerosos y agotados en pantalla– protagonizan cuatro de más de ochenta películas registradas por la base de datos de filmes IMDB que desde 1935 aluden al insomnio.

Esta enfermedad, considerada por los médicos la más común del sueño, suele presentarse de tres maneras: imposibilidad de conciliarlo; despertarse frecuentemente en la noche; o despertarse muy temprano en la mañana.

Aunque estas condiciones abonaron el terreno para que escritores como Kafka “aprovechan” ese tiempo “muerto” para concebir algunas de sus más grandes obras, Jason C. Ong, profesor de psiquiatría de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Universidad de Stanford en Palo Alto, California, insiste en que “la cantidad de sueño de una persona afecta su salud física, su bienestar emocional, sus capacidades mentales, su productividad y su rendimiento”.

Así que aunque esas horas puedan ser consideradas productivas, según el especialista la falta de sueño se asocia con problemas graves de salud, como “un mayor riesgo de depresión, obesidad, cardiopatías y diabetes”.

¿Por qué no puedo dormir?

“Una mujer atravesada entre los párpados”, que no deja dormir al cantautor español Joan Manuel Serrat en su canción Secreta mujer, o el disco Insomniac, que compuso Enrique Iglesias durante muchas noches en vela, son causas excepcionales y evidentemente artísticas de esta enfermedad.

Varios reportes elaborados por publicaciones médicas coinciden en que el insomnio es más común en personas mayores de 55 años y se lo asocia con la mala calidad de vida y la depresión (hasta en el 80 por ciento de los casos). Aun así este trastorno rara vez se reporta en consulta médica y por lo tanto permanece sin tratamiento.

Según el médico psiquiatra Alejandro Jiménez y la médico internista María de los Ángeles Díaz Ceballos, el insomnio debe ser visto como un síntoma y no como un trastorno del sueño persé.

Ambos especialistas mexicanos, autores del artículo “El insomnio en la práctica médica”, explican que el ciclo sueño- vigilia muestra cambios en función de la edad: “En el recién nacido los períodos de sueño de 3-4 horas de duración se alternan con períodos de vigilia de dos horas, por lo que el ciclo sueño-vigilia se presenta varias veces en las veinticuatro horas del día. Después de los cuarenta años el número de horas de sueño tiende a disminuir”.

Vea tambien: No poder respirar mientras duerme: así es la apnea del sueño

Las causas más frecuentes provienen del ambiente y de la manera como cada persona lleva su vida y enfrenta los problemas. El estrés resulta uno de los mayores culpables. En el caso del insomnio psicofisiológico, “el paciente no reconoce que ha vivido durante un período prolongado de tensión por diversas circunstancias, que finalmente tienden a mantenerlo más despierto y lo condicionan a empezar a dormir más tarde y de manera superficial”, explican los especialistas.

También los médicos identifican con frecuencia que los pacientes llevan a cabo actividades que no están acordes con los horarios de vigilia y sueño necesarios para tener un adecuado rendimiento. Por ejemplo, ven televisión, escuchan música o leen mientras intentan dormirse. En muchos casos, además, cavilan sobre las decisiones tomadas durante el día que termina o sobre las tareas pendientes para el día siguiente. En el ambiente también se pueden encontrar factores decisorios como frío, calor, ruidos o ronquidos.

Cómo tratarlo

El tratamiento preferido por los médicos en consulta general es usualmente la prescripción de fármacos. Ésta, que puede ser considerada la “salida fácil”, no siempre es la mejor solución porque, como explican los especialistas en sueño, en lugar de ayudar, los fármacos pueden perpetuar el trastorno.

Un ensayo clínico publicado a mediados del año pasado en el Journal of the American Medical Association constató que la psicoterapia es más eficaz que los somníferos para el tratamiento del insomnio. Múltiples pruebas realizadas en 46 adultos pusieron en evidencia que las personas que padecían de esta enfermedad, al ser tratadas con técnicas de relajación y otras terapias conductistas cognitivas (desarrolladas por psicólogos) experimentaron una mayor mejoría del sueño que aquellas tratadas con somníferos.

Cuando se presentan problemas para conciliar el sueño y la persona se despierta muy temprano en la madrugada o durante la noche sin conseguir dormirse nuevamente, como primer paso los médicos recomiendan evaluar la higiene del sueño (vea recuadro), que consiste en unos consejos básicos para asegurar un dormir tranquilo y reparador. Con frecuencia algunos cambios de los hábitos diarios, llevados a cabo con constancia, solucionan los problemas del insomnio. En caso de que esto no ocurra, se aconseja consultar con un neurólogo especialista en sueño.

Seguir estos consejos disminuirá seguramente la audiencia de algunos programas radiales creados para insomnes, que mantienen las líneas telefónicas ocupadas desde la una hasta las cuatro de la mañana, pero las indicaciones siempre serán más fáciles de seguir que La cura contra el insomnio, película que ostenta el Récord Guinness del film con mayor duración de la historia del cine, con 5.220 minutos (87 horas) en las que el artista Lee Groban lee un poema propio cuyo título es precisamente A cure for insomnia.

Tipos de insomnio

Transitorio

Aparece y desaparece. Suele ser causado por estrés, cambios ambientales, consumo de cafeína, nicotina y alcohol y el estar en un lugar poco propicio para dormir (aviones, trenes).

De corta duración

Puede durar una noche o varias semanas. Las causas más comunes son: depresión, traumas emocionales, hospitalización, dolores y alto grado de estrés.

Crónico

Es el más severo. Se presenta por lo menos tres veces por semana y perdura más de un mes. Se lo asocia con enfermedades físicas o emocionales (insuficiencia cardiovascular, asma, mal de Parkinson, hipertiroidismo y depresión).

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Febrero
15 / 2019


Send this to a friend