Estilo de Vida

Apartadó: un destino de parques, playas y naturaleza

Cientos de mariposas revolotean sobre flores minúsculas, a la orilla de una cascada de paredes recubiertas de musgo y borracheros. La tarde se despide, produciendo una luz sobre la superficie del agua, mientras que la luna se asoma por la Serranía Lavive dándole la bienvenida a Apartadó, Antioquia, un municipio de ensueño a dos horas en avión desde Bogotá.

El emporio de la riqueza bananera tiene un olor dulce que se expande hasta su límite con el Nudo de Paramillo. Allí sapos y grillos empiezan a recitar un canto que evoca a la paz nocturna, mientras algunos caballos relinchan en busca de atención.

Así empieza esta travesía desde el aeropuerto Carepa (Antonio Roldán Betancur) hasta el parque Hakuna, la nueva atracción turística del municipio que reúne diferentes piscinas, zonas húmedas, bosques, cabalgatas, pesca y avistamiento de aves e insectos. 

“Este es un proyecto ecoturístico familiar que empezó con una finca, que ahora es hotel y sembrados de plátano que conforman nuestra principal actividad agrícola en la región”, comenta Gonzalo Giraldo, fundador del parque Hakuna.

Una noche y un día en Hakuna

Al llegar al parque encontrará una senda que le conducirá hasta un valle, donde verá los potreros bañados con la luna, los platanales dormidos y los guaduales bebiendo de los ocho nacimientos de agua que tiene este proyecto ecoturístico de Apartadó. 

Al llegar al hotel de Hakuna lo recibirán con una cena típica antioqueña en la que el plátano es protagonista. “Queremos resaltar la versatilidad del banano y el plátano en la gastronomía. Por eso, verá que todos los platos que ofrecemos tienen como base este delicioso fruto”, dice Giraldo.

Canasticos con pescado frito, patacón pisao con camarones y róbalo cocinado en hoja de plátano, son algunos de los platos que puede acompañar con una copa de vino tinto para despedir la noche, recargar energía y madrugar para que al siguiente día pueda sacarle el máximo provecho a las piscinas y actividades ecoturísticas.

Vea también: Prado, el secreto mejor guardado para unas vacaciones en Tolima

Al siguiente día lo despertará el sonido de la naturaleza viva vestida por el rocío de la madrugada. Con bloqueador solar en mano y una buena pantaloneta de baño estará listo para la aventura en el parque Hakuna.

Más que piscinas

Por la tarde, cuando haya saciado sus ganas de piscina, podrá elegir entre una cabalgata por un sendero para ver mariposas y aves exóticas; pescar truchas de forma artesanal o sacar su lado deportivo y participar en una caminata hasta la cumbre del parque donde se ve el pueblo de Apartadó y el Nudo de Paramillo, ubicado en la Cordillera Occidental de los Andes en Colombia.

“Tenemos 20 lagos de pesca y una zona de conservación natural donde los visitantes pueden ver 130 especies de aves y mariposas oriundas del municipio. En el recorrido por los senderos podrán apreciar los nacimientos de agua que alimentan al parque; la zona de bosques y ganadería de libre pastoreo”, cuenta Giraldo.

Conexión cultural y ancestral

Luego de su paso de aventura y diversión por el parque Hakuna, puede visitar a las comunidades embera chamí, senú y embera katio, quienes le enseñarán técnicas para la conservación de la naturaleza y la armonía con los cultivos sostenibles.

También conocerá la conexión ancestral que tienen con el Parque Nacional Natural de Paramillo, que limita con los departamentos de Córdoba y Antioquia, en los que verá las maravillas de la naturaleza nacional. 

Día de playas

Apartadó, conocido también como la capital bananera de Colombia, es un lugar estratégico para la economía y el turismo. “Vale la pena destacar que el destino es completamente seguro y muy amigable con los visitantes que aman la naturaleza”, comenta Giraldo.

Por eso, después de haber disfrutado del parque Hakuna, la gastronomía con bananos y el intercambio cultural con las comunidades indígenas, no queda de otra que ir a las playas de Capurganá y Chocó, a dos horas en lancha, las cuales puede reservar con el mismo Gonzalo Giraldo.

Todos los beneficios del Océano Atlántico están a un paso de Apartadó, por lo que se convierte en un referente turístico de Antioquia para que aproveche de la fauna, el sol y las playas naturales de la región, como El aguacate, una de las zonas bautizadas así por sus aguas verdes y la tranquilidad de su bahía. Y si está antojado de la gastronomía de la región puede pasar por Sapzurro, que cuenta con restaurantes autóctonos rodeados de bosques y palmeras.

¿Qué otro lugar de Apartadó recomienda para visitar? Escríbanos a nuestras redes sociales @dinersrevista

También le puede interesar: El Retiro, un destino en Colombia para disfrutar de principio a fin

Óscar Mena

Entradas recientes

6 consejos para ordenar su casa, según el Feng Shui

El hogar es un santuario sagrado donde habitan todas nuestras energías. Tener un espacio lleno…

17 mins hace

Totó La Momposina deja la candela viva: así será su despedida de los escenarios

La cantadora Totó la Momposina, una de las exponentes más importantes del folclore colombiano, anunció…

1 día hace

‘The Serpent Queen’, la serie sobre Catalina de Médici y su reinado en Francia

Diners conversó en exclusiva con Samatha Morton y Justin Haythe, la protagonista y el creador…

2 días hace

Cinco mitos sobre la asesoría de imagen personal según Piluka de Echegaray

En una reciente visita a Bogotá, la consultora de origen español Piluka de Echegaray conversó…

2 días hace

Monster: la serie de Netflix sobre uno de los asesinos en serie más tenebrosos 

El actor Evan Peters volvió a las pantallas para interpretar a Jeffrey Dahmer, un asesino…

2 días hace

Festival Cordillera: una guía con todo lo que tiene que saber

El Festival Cordillera debuta en Colombia este 24 y 25 de septiembre con un lineup…

2 días hace