SUSCRIBIRME
INICIO//Especiales//Argentina: La eterna incógnita

Argentina: La eterna incógnita

Con Argentina en octavos de final gracias a la aparición redentora de Messi, todos se preguntan: ¿qué pasa con Argentina que debería haber mostrado mucho más?

Con Argentina en octavos de final gracias a la aparición redentora de Messi, todos se preguntan: ¿qué pasa con Argentina que debería haber mostrado mucho más?

El talento y la evolución de esta selección argentina, curiosamente, le debe mucho a José Pékerman y el que fuera su mano derecha mucho tiempo, Hugo Tocalli. De la mano de los dos técnicos, varios de los hoy convocados al equipo dieron sus primeros pasos en el fútbol internacional, ya que pertenecieron a los procesos juveniles adelantados desde los 90 e inicios de los 2000.

La experiencia de Pékerman con equipos juveniles es muy amplia: dirigió desde 1994 hasta 2001, ganó 3 de los 4 mundiales de la categoría sub-20 que disputó, además de dejar su sello en la manera de trabajar. De primera mano formó a jugadores como Juan Román Riquelme, Javier Saviola y a Maxi Rodríguez, quien hoy está en el equipo. Por su parte, cuando Pékerman se fue a dirigir la selección mayor, Tocalli tomó el lugar y llevó al equipo juvenil a un cuarto lugar meritorio en 2003, con titulares del mundial 2014 como Pablo Zabaleta y Javier Mascherano. Detrás, para el siguiente torneo juvenil, venían Lionel Messi y Sergio Agüero, como los líderes de un nuevo equipo campeón. Luego en 2007, aparecieron Sergio Romero y Ángel Di María, titulares también. ¿El resultado? El sexto campeonato mundial para un equipo de menores que no se cansaba de ganarlo todo y prometer un futuro igual o mejor que el precedente.

Lejana parece ya esa época dorada para los equipos juveniles argentinos y para su contraparte de mayores. Con dos mundiales mediocres en 2006 y 2010 y un desempeño muy por debajo de lo esperado en el actual, el desconcierto y las críticas son cada vez más airadas. Esas generaciones de niños maravillas, que tan bien responden en sus clubes, no han podido revalidar en la selección lo que todo el mundo espera, dado el talento futbolístico que prácticamente todo el equipo posee. La magia – muy efímera, en simples chispazos– del genio a quien todos esperan ver despuntar ha aparecido para salvar la patria in extremis.No se sabe qué habría sido del equipo sin Messi. Tal vez, y esa sería otra de las enormes sorpresas de esta Copa del Mundo, los gauchos habrían quedado afuera. Muy lejos no estuvo. Argentina sí, ganó sus tres partidos, pero sufrió como hace mucho no lo hacía en primera ronda y eso que, cómo siempre, le tocó la suerte de un grupo más que accesible.

¿Qué le sucede al astro de pequeño tamaño? Nadie lo sabe, realmente. Pero sí es claro que no sólo su rendimiento ha bajado, sino también la alegría innata que destilaba cada vez que saltaba al campo, con la cabeza y los pies enfocados en eliminar rivales, hacer regates, mover su cuerpo y anotar goles. El sueño de niño convertido en realidad de adulto en el equipo de sus amores, el que creyó en él, el Barcelona, ha empezado a esfumarse en los últimos tiempos. Messi corre poco, se muestra errático y poco entusiasta. Vomita con frecuencia, ya no sonríe cada dos por tres como lo hacía antes. Hasta el abuelo (el de él, quiero decir), lo criticó hace unos días, diciendo que lo veía “medio flojo”, sin espíritu y sin ganas. Algo tendrá.

Vea tambien: Los años 60 según Daniel Samper Pizano

Argentina, que espera rival en unas horas, tendrá que hacer algo para que su paso por este Mundial sea menos fugaz y decepcionante que los últimos tres o cuatro. Después de todo, desde la final alcanzada en 1990 en Italia, Argentina no supera los cuartos de final en sus más recientes presentaciones, algo que siempre es visto como una derrota por propios y extraños. El cambio interno o de actitud o el que sea que el técnico considere necesario no da espera. Si no, muy pronto les cortarán las piernas, como declaró que le pasó al pequeño dios gaucho, Diego Maradona.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Junio
25 / 2014

Send this to a friend