Música

“El compromiso del artista es social, no político”, Marcelo Mazzini, mánager de artistas

El milenio recién empezaba cuando Marcelo Mazzini emigró de Uruguay a Venezuela. En un periódico caraqueño leyó el nombre de un artista colombiano que había sido nominado a 7 Grammys Latinos. Juanes, que por esos días iniciaba su camino como solista después de Ekhymosis, fue el primer enlace que el mánager de artistas tuvo con Colombia.

Aquel titular de prensa coincidió con la búsqueda de Mazzini por un artista local que acompañara a Fito Paez por su gira en Venezuela. “Juanes es un fan acérrimo de Fito. En esa gira nos conocimos y él estaba emocionado de verlo. Increíblemente, hace dos años, Juanes fue homenajeado en los Grammy Latino y Fito le cantó en la ceremonia. Yo tuve la oportunidad de estar ahí hace 20 años, cuando él miraba desde abajo a su ídolo, y ahora, que el ídolo le canta a él. Qué divina es la vida”, recuerda Marcelo.

De su relación con la estrella paisa surgió la conexión con Colombia que mantiene hasta hoy. El país se convirtió entonces en el lugar para darle un giro a su carrera. Hasta ese momento Mazzini había estado dedicado a la producción de eventos en Latinoamérica. Pero, como bien expresa él, “me cansé de tratar con mánagers así que me convertí en uno de ellos. Ya no iba a recibir órdenes sino que las iba a dar (risas)”.

Colombia musical

Aunque advierte que no cuenta con ninguna habilidad musical, Marcelo Mazzini fue, en sus días de colegio, el encargado de organizar las mejores fiestas. Desde alquilar luces y sonido, hasta convertirse en el DJ; todo fue un augurio de lo que vendría en el futuro.

En Uruguay estudió Comercio e Integración, pero la música seguía persiguiéndolo. Mientras trabajaba en el puerto de Montevideo, Mazzini se las ingenio para hacer fiestas en El Vapor de la Carrera, un crucero que viajaba de la capital uruguaya a Buenos Aires.


Foto Twitter @marcmazzini

La vida lo traería entonces a Colombia y la banda Sanalejo sería su primer gran proyecto. A la lista se sumarían artistas como Flora Martínez, Chabuco y la agrupación The Mills, a quienes representa en la actualidad.

En las cerca de dos décadas trabajando en Colombia, Mazzini ha podido conocer, entender y aportar a la industria musical colombiana desde adentro. Con su empresa Corporación Marmaz S.A.S, con la que obtuvo en 2015 el galardón International Quality Crown Award QC 100 que es entregado por Business Initiative Directions, ha creado espacios de capacitación y formación para todos los participantes de la industria.

En charla con Diners, Marcelo Mazzini habló sobre el momento que vive la industria musical del país, el rol de un mánager de artistas y la participación de sus representados en temas políticos y sociales.

¿Cómo fue el cambio de producir eventos a ser manager de artistas?

Todo es un proceso. La función del mánager en sí es conocer a detalle el entorno del artista. Es el gerente de una empresa que se llama artista. Por eso debe tener conocimientos básicos de luces, sonido, video, mercadeo, logística, hotelería, transporte.

Vea tambien: Latino Music Awards 2021: ya puede votar por sus artistas favoritos

Cada mánager tiene una línea de información que manejamos más que otra. Por ejemplo, Fernan Martínez es periodista y su línea de trabajo ha sido exponencial en los medios de comunicación. Mi línea es el mercadeo artístico, generar un producto aspiracional para que la gente escuche, le guste y lo siga. Me sirvió mucho la experiencia que traía de producción. Lo demás lo fui adquiriendo.

¿Quién escoge a quién, el artista al mánager o al revés?

No hay una sola forma, es muy variable. Estuve detrás de The Mills un año. Ellos se quedaron sin mánager, yo me enteré y empecé a buscarlos para ver propuestas. Un año después firmamos y llevamos cinco años trabajando juntos.

Uno puede estar detrás de un proyecto, pero la vida te sorprende y debes estar abierto a esas señales. Y al igual que uno ve una oportunidad de negocio en una empresa textil, por poner un ejemplo, uno también puede ver una oportunidad o proyección en un artista.

Por muchos años quizás los artistas más exitosos lamentablemente eran los que más excesos y problemas vivían. Hoy por hoy los artistas más exitosos son empresarios. J Balvin es más empresario que artista.


Foto cortesía Marcelo Mazzini

¿Qué busca usted en sus representados?

Antes que nada uno busca conexión con el público. Muchas veces se mitifica que el talento es lo más importante y yo creo que sí es importante pero solo con eso no hacemos nada. Hay que partir de la base de que el artista vende un servicio que se llama ‘emocionar’.

Puede ser también que la conexión esté por un tiempo determinado. Madonna, por ejemplo, es una gran artista con mucha promoción, pero no tiene la misma conexión hoy que hace 20 años.

Esto explica entonces fenómenos como el K-Pop…

El K-Pop tiene una estructura promocional increíble y la industria musical se basa en tendencias. Las de hoy son el K-Pop y la música urbana. Si vos hoy haces tango no vas a tener el mismo éxito, pero no quiere decir que uno solo deba producir estos géneros.

Eso es como franquiciar la música, que todo el mundo compra y abre tiendas por todos lados. Es decir, uno puede sumarse a la tendencia sin perder la línea que el público identifica. La recordación es muy importante, si el artista no es un producto sólido a nivel de marca, imagen y propuesta es difícil que la gente lo recuerde.

¿Cómo funciona su marketplace de servicios para músicos?

Desde hace muchos años notamos que había mucha falta de información en la industria musical. Creemos que cuanto más esté informada y formada la industria musical mayor crecimiento tiene.

Vea tambien: Para creer en Dios hay que escuchar a Johann Sebastian Bach

Cuando nos instalamos en Colombia con las oficinas llegaban muchas personas buscando consultoría y lo primero que nos decían era que alguien los había estafado. Pero identificamos que no sabían cuáles eran las funciones de cada profesional y no podían exigir un servicio que no conocían.

Fue entonces cuando empezamos con los diplomados en Music Business. Tenemos dos, uno en Bogotá y otro en Medellín. Están dirigidos a todos los que quieran conocer la industria musical, no hay que ser artista, manager o empresario. Llevamos tres años haciéndolos y son 12 profesores que a su vez son profesionales activos de la industria, desde el manager de Piso 21 hasta el ex gerente de Sony Music.

Desde su perspectiva, ¿en qué estado se encuentra la industria en Colombia?

Colombia vive hoy el mejor momento musical de la historia. Los artistas más importantes del mundo son Colombianos, por lo menos los que más se escuchan.

Veo que acá las personas salen con la camiseta de la Selección Colombia, que le ganan a muy pocos (risas), pero en música, que son los más escuchados, no veo gente en la calle con la camiseta de J Balvin, Maluma o Shakira. Ellos están dando la cara por Colombia en el mundo entero.

¿Y cómo asumió la industria esta pandemia?

Los artistas son seres muy sensibles, por eso mismo son artistas. Los que no lo somos quizás percibimos la realidad de una manera más fácil. Al principio recibí muchas llamadas de artistas preocupados pero el mensaje siempre era que debían aprovechar el encierre para componer.

El año pasado la alternativa fueron los shows virtuales, este año son menos. Pero el artista no solo gana en shows, que es lo que hoy no podemos hacer. Hay 6, 8 o 10 formas de ingresos adicionales que puede recibir estando en su casa mientras su música es escuchada en plataformas de streaming.

El Paro Nacional revivió la pregunta de si los artistas deben participar en conversaciones sociales y políticas ¿cuál es su opinión?

El artista tiene que tener un compromiso social en todo lo que hace, pero nunca un compromiso político. El ser humano es un ser político, sí, pero no tiene que ser de un bando u otro. Somos más seres sociales que políticos.

Sin embargo, yo dejo que el artista decida. Si tiene una crítica lo mejor es que la pueda defender con su propia convicción y no con la que le dice el manager.

Además, no estoy de acuerdo en que tomen bandos por las experiencias que hemos visto. En Argentina los artistas ‘K’, de Kirchner, no están trabajando o lo hacen en condiciones muy malas por estar vinculados a un sector político. No es solo porque sean de izquierda o derecha.

Lea también: De la tarima a la protesta ¿es necesario que los artistas hablen de política?

Adrián David Osorio Ramirez, redactor web y asistente editorial. Periodista apasionado por escribir sobre moda y las expresiones culturales.
Adrian Osorio

Entradas recientes

Dos barranquilleros son pioneros en la terapia que salva vidas del covid

Diego Pardo y Luis Rueda brindan esperanza a pacientes en estado crítico con la terapia…

8 horas hace

Siete datos que debe conocer sobre Anthony Zambrano

El velocista recibió la medalla de plata en los 400 mts. de los Juegos Olímpicos…

11 horas hace

Los tips de belleza de la abuela que sí funcionan

Aunque suenen absurdos estos tips de belleza de la abuela pueden llegar a ser más…

17 horas hace

Cinco planes ecológicos para disfrutar  cerca de Bogotá

Senderismo, baño en piscinas naturales y más con estas propuestas más cerca de la naturaleza,…

1 día hace

Los cuatro mejores rooftop para visitar en Bogotá

La vista de Bogotá, la alta cocina y los cocteles de autor están en los…

2 días hace

Así se ve la moda en post pandemia: Colombiamoda 2021

Las propuestas de diseñadores como Diego Guarnizo, Manuela Álvarez y Juan Pablo Socarrás configuran un…

2 días hace