SUSCRIBIRME

Resistencia y folclor en la voz de la colombiana Lido Pimienta

Nominada por primera vez al Grammy anglo por Miss Colombia, uno de los mejores álbumes de 2020 según Billboard, Lido Pimienta conversó con Diners desde Canadá.

Foto: Cortesía Daniella Murillo

Nominada por primera vez al Grammy anglo por Miss Colombia, uno de los mejores álbumes de 2020 según Billboard, Lido Pimienta conversó con Diners desde Canadá.

Toronto está bajo el letargo del invierno, a -3 grados centígrados. Pero ella lleva en sus venas, para bien o para mal, el caribe colombiano. Lido Pimienta dejó -de forma física pero no espiritual- su país hace ya 15 años; sin embargo, su alma crítica, transgresora y resistente la obliga a batallar desde las artes por una realidad mejor para los suyos. “No tengo el privilegio de cerrar los ojos, -dice-”.

Su vínculo con Colombia es lo que hoy en día se conoce como una relación tóxica, el término que popularizó el psicólogo Bernardo Stamateas en su libro Gente tóxica y que hoy suma millones de búsquedas en Google.

Un vínculo, lazo o conexión, que pareciese más un yugo, es eso que mantiene a Lido conectada a Colombia. Una relación que plasmó en detalle en Miss Colombia, su tercer álbum. Un poema desgarrador, un acta de descargos, un texto de confesión; todo eso en 43 minutos y 11 canciones.

Lido María es una de las artistas que confirman el verso bíblico de que “nadie es profeta en su tierra”. Aunque nació en Barranquilla en 1986, con raíces del pueblo wayuu, fue Canadá, su segunda tierra, la que le brindó reconocimiento a su música.

Lido Pimienta Miss Colombia


Foto cortesía Daniella Murillo.

La Papessa, su segundo álbum, ganó el Polaris Music Prize en 2017, un reconocimiento anual que honra álbumes musicales canadienses notables, siendo este el primer disco en español en recibir la distinción, una de las más importantes del país norteamericano.

Con Miss Colombia los logros continuaron. Billboard y Rolling Stone lo nombraron uno de los mejores álbumes del 2020. Por su parte, Barack Obama incluyó la canción Nada, que Lido canta junto a Lia Saumet, en su lista anual de las más escuchadas. Y en los Grammy Latino fue nominado a mejor álbum latino de rock o música alternativa. La sorpresa llegó con la nominación al Grammy anglo en la misma categoría.

Desde su casa en Canadá, en donde Lido permanecía en cuarentena luego de un viaje de trabajo a México, Pimienta conversó con Diners sobre su estética, su yugo con Colombia y sus trabajos más recientes.

¿Cuál es su primer recuerdo con la música?

La primera vez que canté en frente de un público. Fue en Barranquilla. Había muchos apagones, todavía hay. De repente en un apagón mi papá invitó a los vecinos a la casa y nos pusimos a cantar canciones de ABBA y de Paloma San Basilio. Yo tenía cuatro o cinco años, él falleció cuando tenía seis.

Por haber estado desde pequeña en un escenario, aunque en realidad no eran más que mis vecinos, me permitió perderle el miedo a decir lo que quería decir y a sacarme lo que tenía dentro.

Musicalmente ese momento me marcó. Tener a la gente escuchándote y entender a esa temprana edad que podía cantar y me iban a escuchar. Por eso me gusta escribir sobre cosas reales, problemáticas fuertes. Eso me llena el alma. Ese primer recuerdo con mi familia me ha llevado a donde estoy ahora.

Vea tambien: “¿Quién los mató?”, la canción que reúne el dolor colectivo de Colombia

En el documental Miss Colombia narra el proceso del álbum. Una frase que dice allí es “beauty is a construct” (“la belleza es una construcción”). ¿Cómo define entonces usted su estética?

El diseño que me gusta no tiene nada que ver con Gucci, Balenciaga o Chanel, eso es aburrido. La mayoría de esas casas de moda caen en apropiación cultural.

Me encanta el trabajo de Cecilie Bahnsen y Simone Rocha, diseñadoras que con su moda construyen un puente en el que la mujer es quien decide no usar su cuerpo para tener la validez de nadie. Es que la manera como me veo por fuera debe darme felicidad a mí, a nadie más.

Con ese principio yo continúo mi búsqueda estética. Cuando tiene que ver con mi álbum y el empaque visual de mi música, pues tiene que reflejar las capas que tiene, su complejidad y su lenguaje.

En la portada de Miss Colombia ves a una mujer que está casada, a una niña que va a un bautizo, a una primera comunión o a una quinceañera. Todas imágenes que tenemos muy familiarizadas, yo solamente estoy revelando la hipocresía de todas las presiones que tiene la mujer.

Por eso quiero voltear la arepa a lo que es la moda y las tendencias. Yo soy la tendencia. Mi boca, mi nariz, mi pelo. La recomendación que siempre me dan es ‘baja de peso, ¡alísate el pelo, póntelo mono, canta en inglés!’ Mi estética es la resistencia.

Desde que escribió Miss Colombia hasta ahora, ¿ha cambiado en algo su relación con Colombia?

No. Y eso es lo más triste. Siento que cada vez es peor. La desilusión es mayor, sobre todo en esta situación incierta con la vacunación. Es la tragedia de ser colombiana. No saber si vas a sobrevivir al día siguiente. No saber si puedes volver a tu país, si puedes salir de él o si puedes quedarte en tu casa tranquila.

En realidad Miss Colombia es una conversación que no termina hasta que no se acabe la corrupción en el país. Por mucho tiempo nos hicieron pensar que el problema de Colombia era el conflicto armado, pero ese es solo una herramienta de la corrupción.

A pesar de llevar 15 años viviendo en Canadá usted continúa atenta a cada hecho que sucede en Colombia. Muchos migrantes deciden simplemente dejar de hacerlo por la carga emocional que conllevan las noticias…

No tengo el privilegio de cerrar los ojos. Mi familia en su gran mayoría vive en el país y yo voy cada año. Soy de Colombia y siempre lo voy a ser. Además mi familia es indígena wayuu y obviamente tengo que estar pendiente de lo que está pasando porque me compete, es mi vida.

Estoy haciendo una casa en Colombia, en la Guajira. Sueño con terminar mi vida allá, bajo mi palo de mango, no quiero estar para siempre con esta nieve encerrada en Canadá. Además, estoy empezando la planificación de una residencia de arte en Riohacha.

El suceso ocurrido en el Miss Universo 2015 inspiró el título de su álbum. ¿Ha hablado alguna vez con una Miss Colombia?

Para mí, Miss Colombia siempre va a ser Carolina Guerra. Es una mujer espectacular por dentro y por fuera. Tengo la suerte y la bendición de que nos queremos mucho. Es una persona que demuestra que puedes serlo todo: puedes verte como una modelo pero no tienes que pensar como esperan que las modelos piensen.

Lido Pimienta

Vea tambien: Justin Theroux estrena La costa mosquito, la nueva serie de Apple Tv+


Foto cortesía Daniella Murillo.

¿Cómo recibió la nominación al Grammy anglo?

No lo creía. Estaba aquí en mi casa. Decía ‘oye pero yo no tengo primos ahí. Yo no conozco a los Estefan, ¿qué pasó aquí?’. Pensé que era un error, no entendía.

Luego me puse a pensar que en realidad mi álbum es excelente. Y mi pregunta ahora es, ¿por qué no me nominaron en más categorías? No creo que vaya a ganar porque ahí hay unos que sí conocen a los Estefan. Yo siento que no pertenezco a esa industria.

Pero la conclusión es que se siente bien. Soy la única que no es millonaria. La única con familia wayuu. Es increíble, fascinante. Me impulsa. Entendí que no tengo que comprometer mi visión ni mi sonido ni cómo me veo, porque siempre pensé que si no sacaba la nalga y le cantaba a un hombre, nunca me iban a dar premios.

Además, Miss Colombia es conceptual, una experimentación que normalmente no se reconoce. Pero aquí estamos. La pandemia ha hecho que el álbum se detenga en el tiempo y la gente se siente a escucharlo y volverlo a escuchar.

La nominación es una forma de validación…

Sí. Me valida a mí pero también a mi equipo y a mis ideas. En realidad me da mucha fuerza. Tengo que dejar de ser tan penosa porque tengo ideas geniales. Ya estoy ansiosa por trabajar en mi próximo álbum.

¿En qué está trabajando actualmente?

Voy a grabar el nuevo disco para que salga en 2022. Ya tengo diez canciones y la idea es hacerlo en México, por eso estaba allá. También estoy grabando y escribiendo con artistas suramericanos.

Además, ando escribiendo libretos para un show de televisión que van a hacer basado en una de mis historias. Y libretos para películas que voy a presentar. Yo estoy todo el tiempo ocupada, creando siempre. La vida del artista.

Lea también: Estas son las canciones que más escuchan los integrantes de Morat

Adrián David Osorio Ramirez, redactor web y asistente editorial. Periodista apasionado por escribir sobre moda y las expresiones culturales.

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Febrero
12 / 2021
Advertisement

Send this to a friend