SUSCRIBIRME
INICIO//Cultura//Música//“Dejé el miedo y me volví nada haciendo este disco”, Elsa y Elmar

“Dejé el miedo y me volví nada haciendo este disco”, Elsa y Elmar

La cantante colombiana vuelve con un nuevo álbum cargado de muchos ritmos y canciones llenas de sentimientos.

Foto: Cortesía Elsa y Elmar

La cantante colombiana vuelve con un nuevo álbum cargado de muchos ritmos y canciones llenas de sentimientos.

Hace cuatro años, Elsa Carvajal, conocida como Elsa y Elmar, presentaba Rey, su primer álbum y se presentaba por primera vez en el Estéreo Picnic. En ese entonces también habló por primera vez con nosotros y nos contó que su música hablaba de sus gustos, sus miedos y sus alegrías.

Desde ese momento han pasado muchas cosas. Fue telonera de Coldplay en Bogotá, en 2016, y se ha presentado en varios festivales importantes en México como Vive Latino, Pal Norte y Coordenada. Ahora está de vuelta en Colombia presentando Eres Diamante, su nuevo álbum, con el que estará girando por Latinoamérica.

Elsa volvió y nos visitó para hablar de su música, de sus proyectos y de lo que significó este nuevo álbum en su vida.

Bueno, Elsa, ¿qué ha pasado?

De todo. La primera vez que hablamos era una niña muy chiquita. Me ha salido un callo impresionante. Ya no soy la niña tierna que era antes, pero para bien. Es una industria en la que si te quieres quedar debes seguir remando. Cada día me voy haciendo más sabia y menos ingenua. Cada día me convenzo más de que hay que trabajar y que las cosas no pasan solo por suerte o que llega alguien a prometerte el éxito. En estos años he trabajado muy fuerte.

¿Cómo ha cambiado su estilo desde Rey, su primer álbum, a Eres diamante, el más reciente?

Más que estilo, lo que ha cambiado es mi relación con la música que hago. Sigue siendo un reflejo muy honesto de lo que me gusta, de lo que quiero decir, de lo que pienso, de lo que siento y esta vez no tengo miedo. Me importa un carajo lo que piense la gente.

Vea tambien: M Cocina Árabe: el restaurante que trae los sabores libaneses a Bogotá

Con el disco pasado soñaba que me llamara mi abuelito, mis papás, mis amigos, los fans a decirme que les había encantado, que qué divino. Ahora, obvio, quiero que le guste a la gente, pero antes que nada quiero que me guste a mí.

Dejó el miedo a un lado…

Sí, como que ya no me importa nada.

Hay una mezcla de varios ritmos en el álbum, desde baladas hasta dancehall, ¿cómo hace para escoger las canciones que van al álbum?

Es muy intuitivo. Me demoro mucho haciendo discos porque mis discos reflejan mucho con lo que me “engomo”. Ahora estoy muy tropical, me la paso escuchando reggaetón, dancehall y música tropical, entonces eso se refleja en lo que estoy trabajando. Ese es el motivo por lo que todo suena tan distinto, porque es un reflejo de lo que hay en mi cabeza y cómo todo dentro de ella va cambiando.

Si te fijas un playlist mío jamás es de solo salsa, baladas para tal cosa, vallenatos para… ¡jamás! Mis playlists siempre terminan siendo un desorden, al igual que mis discos.

¿Fuera del dancehall y el reggaeton con qué más está obsesionada en estos momentos?

Ahorita estoy obsesionada con Juan Luis Guerra. Debe ser por lo que su música no está en ninguna de las plataformas digitales, entonces íbamos en un viaje por carretera a San Luis Potosí, en México, y en una estación de servicio había un cd de sus grandes éxitos, y eso es difícil de encontrar. Lo compré y ahora me la paso escuchando un cd que conseguí en un gasolinera, genio de la vida.

Vea tambien: ArtBO: La feria de arte más importante de la ciudad cumple 15 años

¿Cuánto tiempo duró haciendo este álbum?

Grabándolo, un año y medio.

¿Y quiénes colaboraron?

El álbum lo produjo Mateo Lewis y las baterías las grabó Dan Bailey, el baterista de Father John Misty, por eso suenan tan gospeleras. Lo grabamos en San Francisco, algunas cosas en México, en Los Ángeles y en otras partes. Es un disco que tiene muchas influencias y cosas chéveres. Por ejemplo, si quería que la canción llevara unos teclados que sonaran vintage, íbamos hasta el estudio en lugar de poner el sample en la canción.

También por eso le tomó tanto tiempo…

Claro. Y es que también fue un proceso de “pelar” las canciones. No es una cosa de “más es más sino de “menos es más”. A veces en producción creen que metiendo más guitarras o más teclados va a sonar mejor. Aquí quería encontrar la guitarra indicada y eso lleva mucho tiempo.

¿Por qué escogió Eres Diamante como nombre del álbum?

El álbum se iba a llamar Elsa y Elmar hasta hace dos meses porque fue un viaje personal muy fuerte. Comencé a hacer el disco y le dije a la vida: “Bueno, quiero cambiar. Quiero algo nuevo”, y el álbum fue la compañía en todos esos cambios y se iban reflejando en las canciones. Ahí está todo lo que pasó en mi vida en dos años.

De repente me llegó la revelación de que la canción que mejor describe ese desenlace de la vida es Eres Diamante. Aunque me daba oso ese nombre tan sentimental, el álbum es así, sentimental, me volví nada haciéndolo y ahí está.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Junio
04 / 2019


Send this to a friend