SUSCRIBIRME
INICIO//Cultura//Música//“Hacer música que le guste a todo el mundo es una pelea perdida”: Gambeta - Alcolirykoz

“Hacer música que le guste a todo el mundo es una pelea perdida”: Gambeta - Alcolirykoz

Conversamos con Alcolirykoz, una de las bandas más importantes de la actualidad en Colombia, antes de su concierto en Bogotá y de su presentación en Estéreo Picnic.

Foto: Instagram.com/eldelasfotos

Conversamos con Alcolirykoz, una de las bandas más importantes de la actualidad en Colombia, antes de su concierto en Bogotá y de su presentación en Estéreo Picnic.

Son tres: Gambeta, Fazeta y Kaztro. Vienen de Aranjuez, un barrio duro de Medellín, y desde ‘pelaos’ entendieron que el rap era el camino que querían seguir. Hace más de 10 años vienen dándole y dándole, como canta en El show debe continuar, y se han convertido en una de las agrupaciones más reconocidas de la escena del hip hop y el rap colombiano.

A pesar de que no es un género que le llega fácil a todo el mundo, lograron consolidar un estilo que se mantiene fiel a ellos y a lo que siempre han creído, pero que le gusta a la gente porque se siente cercano.

Estarán en Bogotá, una ciudad que ya no es extraña para ellos. Se presentarán por primera vez en el Jorge Eliécer Gaitán, el 23 de febrero, y el 6 de abril en el Estéreo Picnic, donde pondrán a tararear a la gente con sus mejores canciones.

Conversamos con Juan Fonnegra, más conocido como Gambeta, antes de su concierto.

Primero, ¿de dónde viene su apodo?

De ‘pelaíto’ me decían así por jugar fútbol. A mi papá también le decían así, en el barrio me apodaron Gambeta desde los seis años. Cuando me metí al rap yo quería un apodo que de verdad me lo hubieran puesto en la calle y ese me pareció uno bueno.

Aquí en el barrio todo el mundo me dice Gambeta. Hasta mi mamá me dice así.

¿Cómo nació Alcolirykoz?

Todos venimos del barrio Aranjuez. Kaztro y yo empezamos, nosotros somos primos, y Fazeta, que es el D.J., llegó después. Así que todos compartimos el mismo entorno, la misma esquina y el mismo colegio. Esto hizo que siempre fuéramos muy unidos.

Invité a Kaztro a hacer parte de la vuelta. Yo ya tenía unas letras adelantadas y nos metimos de cabeza a hacer música. Éramos unos pelaos normales del barrio haciendo música y eso fue creciendo, hasta convertirse en lo que somos hoy.

Comenzamos a ir a los estudios de grabación a grabar los primeros temas. Luego sacamos un demo que se llamó Letras Mayúsculas hace once años, y lo empezamos a rotar por todas partes. Luego dos años después sacamos La revancha de los tímidos, el primer disco prensado. Nos dimos a conocer, a la gente le gustó mucho nuestro estilo porque creían que ya todo se había inventado en Medellín.

Nos comenzaron a invitar a festivales en Medellín, en Bogotá y se fue regando todo.

¿Cuáles son sus influencias?

La verdad nosotros siempre hemos escuchado rap de Nueva York. Desde el rap noventero y el que se hizo como hasta 2001. Era la época donde se mezclaba rap con jazz y nos gustaba mucho. Aunque también escuchábamos gente de otro lado, nos gustaba Snoop Dogg y rap de Los Ángeles.

Pero con la música que más nos identificabamos era el boom bap, que es el rap más pesado, de baterías gordas y sonidos más fuertes.

Y fuera del rap y el boom bap, ¿qué otra música influyó para crear sus estilo?

Vea tambien: Playlist: Las canciones favoritas de Ha$lopablito

Nosotros mezclamos con salsa como Willie Colón, Rubén Blades, Héctor Lavoe y música por ese estilo. Los boleros también fueron una influencia muy importante. Lo primero que agarramos para hacer los samplers fueron boleros y música para planchar, que es la que escuchan las mamás. Usábamos a Leo Dan, Camilo Sesto y todos esos que escuchaba de niño.

¿Han dejado de lado esa influencia, o siguen usando samplers de boleros y salsas?

Siempre, esa es una de las cosas más conocidas de nosotros. El último tema que hicimos, Fruko y sus presos, es un sampleo de latin jazz. Yo creo que entre uno más aprende, mejor hace lo que tiene a la mano. Si antes con un sampleo de música para planchar hacíamos lo que hacíamos, ahora con todo lo que tenemos a la mano le sacamos mucho más provecho.

La típica también tiene un sampleo bastante familiar…

Sí, de Rodolfo Aicardi.

A él lo nombran bastante en algunas de sus canciones.

Sí, ya van como dos o tres. Incluso con él empezó todo. Estamos empapados con un montón de música con la que crecimos y que le podemos sacar mucho provecho.

Cuando sacamos La típica, la gente se “engomó” mucho con el beat de la canción. No se puede pelear con lo que uno creció.

¿Cree que esto sea algo que haga que su música le guste a gente que está relacionada con el rap o el hip hop?

Hay mucho rockero, punkero, metalero que nos escucha. Nuestra música es muy universal. No cantamos de cosas que solo nos competen a nosotros, cantamos de cosas que le están pasando a todo el mundo. Hablamos de la cotidianidad, de lo que pasa en el mundo. No es un rap que rechaza o se cierra al mundo.

Tenemos claro quiénes somos nosotros, de dónde venimos y no ponemos barreras.

¿Siempre han intentando hacer música masiva o para un público específico?

La verdad hacemos música para nosotros. El día que hagamos algo que no nos guste, perdemos la esencia. Lo primero es que nos guste y le guste a nuestros amigos.

Nos gusta sentirnos auténticos y que no nos mentimos. Hacer música que le guste a todo el mundo es una pelea perdida, uno nunca va a lograr eso.

¿Cómo se sientan a escribir canciones y a hacer su música?

Siempre estamos haciendo beats. Yo voy acumulando material de cosas que nos gustan mucho. Luego nos sentamos Kaztro y yo a ver qué nos gusta. Como que cada beat nos va hablando y nosotros vamos escribiendo.

Vea tambien: Las 4 joyas escondidas del Festival Estéreo Picnic

De tanto insistir se va creando un estilo. Nuestro ritmo tiene algo característico, como una huella digital. Eso no pasa de primerazo, pero con el tiempo la gente va entendiendo y reconociendo un lenguaje.

¿Cómo ve la escena del hip hop colombiano?

Yo la veo más grande que nunca, con eso me refiero a la cantidad de gente. Faltan muchas cosas, siento que esto da para más, pero está creciendo. La gente está viviendo de esto, se está haciendo profesional.

Hay grupos de nuestra época que han dejado un precedente para que no les toque tan difícil como nos tocó a nosotros. Todo llega más rápido y a más gente. La gente nueva se está pegando de lo que ya funciona.

¿Cómo fue trabajar con artistas como Rulaz Plazco, Rocca y La Ettnia en Servicios Ambulatorioz?

Una chimba. Fue una manera de mostrarle respeto a ellos, de hacer valer la historia porque es gente que hizo mucho por el rap en el país y trabajar de tú a tú con ellos fue muy satisfactorio.

Vienen una serie de conciertos en Bogotá y en el Estéreo Picnic, ¿Qué tienen preparado?

El concierto en el Jorge Eliécer Gaitán va a ser único y no creo que volvamos hacer uno así. Cuando estábamos ensayando con la banda, hicimos una lista de canciones que habíamos dejado de tocar en los festivales por falta de tiempo.

Nosotros tenemos muchas canciones, así que vamos a hacer un repaso por todas las que son importantes para nosotros y nuestros seguidores. Este concierto va a ser especial. Era necesario uno en el que pudiéramos tocar por lo menos tres canciones de cada disco.

Ya lo hicimos en el teatro de la Universidad de Medellín y estuvo muy bueno.

¿Qué canción van a volver a tocar que hacía rato no tocaban?

Los genios de la botella. Esa canción la volvimos a tocar en Medellín después de ocho años y todo el mundo la cantó en el teatro.

¿Y para el Estéreo Picnic qué van a preparar?

Ahí vamos a tirar los 14 cañonazos bailables. Vamos a la fija, va a ser una fiesta. Una de las canciones que más me gusta tocar en vivo es Género Rural, entonces va a estar muy bueno.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Febrero
21 / 2019

Send this to a friend