SUSCRIBIRME

Así fue el primer Festival Internacional de Música de Bogotá

El Festival Internacional de Música de Bogotá marcó un hito con la música clásica en nuestro país. ¿Lo recuerda?

Foto: Dolo Iglesias on Unsplash

El Festival Internacional de Música de Bogotá marcó un hito con la música clásica en nuestro país. ¿Lo recuerda?

El artículo Así fue el primer Festival Internacional de Música de Bogotá fue publicado originalmente en Revista Diners de abril de 2013
Con la emocionante Novena Sinfonía, la última compuesta por Beethoven, y los aplausos frenéticos del público concluyó la primera versión del Festival Internacional de Música de Bogotá, Bogotá es Beethoven.
Quienes siguieron la transmisión en televisión y los afortunados que consiguieron boleta en el teatro se llevaron la sensación de la grandiosa música además de la calidad de la Orquesta Filarmónica Nacional de Hungría, la simpatía, vitalidad y maestría de su director Janos Kovacs, las voces de Nohra Amsellem, Alison Cook, Martin Muhele y Jukka Rasilainen, y el orgullo de la participación del Coro de la Ópera y la Sociedad Coral Santa Cecilia.
Concluyeron así cuatro días de festival en los que la ciudad se contagió de la música del gran compositor alemán. El público corría de un escenario a otro, buscaba boletas a última hora, tomaba un café esperando la hora del siguiente espectáculo y comentaba con extraños lo que habían escuchado.

El festival de Música de Bogotá para no olvidar

Cuatro días que pasaron muy rápido pero que necesitaron meses de arduo trabajo por parte del equipo del Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo y de la Secretaria de Cultura Recreación y Deporte de la ciudad para que esto ocurriera.

El balance ha sido el mejor. El público, disfrutó, aprendió y se permitió un acercamiento a un arte que por muchos años se ha considerado elitista, pero que poco a poco se ha convertido en un noble punto de encuentro de la enriquecedora diversidad de los ciudadanos de Bogotá.

Se vendieron cerca de 30 mil boletas, sin contar con los conciertos con entrada libre. Y no solo la organización y el público quedaron satisfechos con el evento. Los artistas invitados, así como los periodistas internacionales se llevaron la mejor impresión de la ciudad, del público y de la organización del festival.

El violonchelista Xavier Phillips, quien participó, al lado de la violinista Fanny Clamagirand y el pianista Igor Tchetuev, con la Orquesta Filarmónica de Bogotá en el triple concierto de Beethoven y luego en las sonatas para violonchelo y piano, nos dijo lo siguiente:

Vea tambien: Las 5 canciones favoritas de la cantante Lido Pimienta

También el reconocido pianista francés Jean-Philippe Collard, invitado frecuente a los principales festivales en el mundo, compartió con nosotros sus impresiones del festival.

Traducción de Juan Philippe Collard del Festival Internacional de Música de Bogotá

Cuando fui invitado a este festival, me preguntaba muchas cosas, me decía que seguramente sería un proyecto increíble. No sabía que el país era tan musical. Hacer un festival así, en cuatro días, sobre un solo compositor, tiene que ser formidable, tiene que estar pasando algo.

Y llegué haciéndome muchas preguntas: ¿en qué sala voy a tocar? ¿Habrá una verdadera sala de conciertos? ¿Habrá un buen piano? ¿Estará bien organizado?… y apenas llegué me encontré con una organización perfecta. Descubrí dos salas magníficas en las que toqué. Una que es una gran sala de concierto, y otra, una sala íntima.

Son dos cosas diferentes que no tienen nada que ver. Cuando se toca en una gran sala hay que desarrollar un sonido muy largo que se dirige un poco hacia lo desconocido y, por el contrario, cuando se toca en una sala pequeña, casi que se puede tocar el sonido y sientes la respiración del público sobre los dedos que te da una sensación de intimidad muy diferente, que no tienes en una sala grande. Y esos dos elementos ya hacen que uno se encuentre de frente a un evento muy profesional.

Un Collard entregado a la música en Bogotá

Vea tambien: 48 años del álbum Dark Side of The Moon

Uno está completamente atrapado por el profesionalismo de la organización, y también por la calidad de escucha. Acabo de tocar en dos circunstancias muy diferentes como acabo de decir, ambas con la sala completamente llena. Es muy satisfactorio y produce mucho placer.

Y sobre todo con la calidad de la escucha, un silencio formidable, muchos jóvenes que viven la interpretación de una sonata y al final aplauden y todo eso. Es verdaderamente un éxito, algo inesperado para los europeos que no lo saben, pero ahora lo contaré en todas partes.

El éxtasis que dejó el festival aún se siente en el aire, y ya se comienza a generar la expectativa sobre la segunda versión que tendrá lugar en 2015 y que estará dedicada a otro genio musical: Wolfgang Amadeus Mozart.

Vea también: 5 piezas de música clásica que de verdad sirven para relajarse, según un experto

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Enero
29 / 2021

Send this to a friend