SUSCRIBIRME

"El rock es efervescente, siempre tiene gas", Andrés Calamaro

El polifacético artista argentino Andrés Calamaro regresa al país a presentar su gira ‘Bohemio’ en Medellín , Bogotá y Cali. Entrevista.

Foto: livepict.com/ Wikimedia Commons/ (CC BY-SA 3.0)

El polifacético artista argentino Andrés Calamaro regresa al país a presentar su gira ‘Bohemio’ en Medellín , Bogotá y Cali. Entrevista.

Andrés Calamaro es una especie rara en el mundo musical por tenerlo todo en uno: músico, compositor, intérprete, productor e inventor de bandas. Diners habló con él: “Este año habría tocado junto con (Gustavo) Cerati”, asegura.

Se define bohemio como aquella persona romántica, soñadora e idealista. ¿Qué es ser bohemio para Andrés Calamaro?

Esa definición está muy bien, acaso le falte el ‘dark side’ (lado oscuro) del Bohemio, todos los héroes tienen un lado oscuro. ‘Bohemio es aferrarse a las espinas de las rosas’.

Tres conciertos en Colombia (Bogotá, Medellín y Cali). ¿Cómo elige el repertorio musical de un país a otro así como de una ciudad a otra?

En realidad no, buscamos nuestro balance, mejoramos la dinámica y alternamos canciones en el repertorio.

¿Qué canciones le gusta interpretar en tan variada trayectoria?

Si es un buen concierto, me gusta cantarlas a todas. Algunas se dejan gustar mejor, porque el canto muchas veces está al servicio de la música, otras veces es al revés, entonces se disfruta un poco más.

También le puede interesar: «Vivimos en un apocalipsis de desigualdad y hambre», Andrés Calamaro

Las noticias dicen que traerá una nueva banda para esta gira. Hay músicos como Kanevsky, Comotto, Verdineli, Weidemer, entre otros. No es algo nuevo de crear bandas para giras. ¿Hay alguna razón especial para que esto suceda?

Cambiamos por necesidad, y encontré una banda especial. Estos son los mejores músicos de Argentina y nos complementamos muy bien con la música y la camaradería. Son los mejores y es un privilegio compartir el escenario y la convivencia con estos jóvenes maestros.

‘On the rock’ es su último álbum publicado. Aparece ‘El Cigala’, Niño Josele, El Langui, Bunbury, Calle 13. ¿Cómo y por qué se escogieron estas figuras y qué aporte le hicieron al trabajo musical de Calamaro en estos tiempos?

El aporte de los invitados en ‘On The Rock’ es genial, arte puro: El Cigala, Josele… son palabras mayores, como también lo son Pablo Lescano o Enrique Bunbury. O ¡Jerry González! Le pusieron mucha categoría y sustancia musical al disco.

‘El Cigala’ descubrió América musicalmente, especialmente cuando halló al pianista cubano Bebo Valdez. Hablar de Calamaro es hablar de Argentina, pero sin duda de España. ¿Qué descubrió musicalmente en España?

El compás flamenco, el flamenco y los toros, que son arte sublime, la estética pura y llevada al extremo del desgarro físico o espiritual. Y encontré a España, que sigue siendo mi casa.

Vea tambien: “¿Quién los mató?”, la canción que reúne el dolor colectivo de Colombia

Bogotá y Colombia son lugares especiales para los roqueros. La última gran presentación de Gustavo Cerati fue en Bogotá, luego pasó lo que conoce todo el mundo. ¿Qué tanto hace falta Cerati para la escena del rock? ¿Para Calamaro es fácil dejar de pensar en Cerati?

Siempre pensamos en Gustavo, todos los músicos y también sus seguidores, lógicamente lo echamos mucho de menos, supongo que este año habríamos tocado juntos.

Muchos creen que hay un fuerte resurgimiento de la música pop y que los roqueros están haciendo covers en la mayoría de sus discos. ¿No demuestra esto falta de creatividad?

Yo creo que el rock es efervescente, siempre tiene gas. A veces demostramos que no escuchamos suficiente música, pero todos los días se publica un disco muy bueno, en alguna parte.

Los fans del rock han crecido y añoran los 80´s y los 90´s. Usted dijo: ‘No tengo nostalgia de los años 80 ni de los 90’. ¿Qué decirle a los fans del rock que no se soportan, digamos, a Guetta?

Que convivan. Korn ya grabó con Skrilex y los resultados son muy interesantes. En los ochenta protestábamos por las cosas de los ochenta…

El pop, la electrónica y el reguetón son ritmos musicales que cada día suman más adeptos. Hace 20 años, los jóvenes escuchaban rock, hoy escuchan reguetón y electrónica. ¿Los roqueros se han quedado sin escena?

El reggaeton y la bachata terminaron siendo un puente de la música latina y la gringa. No escucho mucho esos subgéneros, pero igual se dejan oír. El universo latino es, musicalmente, muy amplio e interesante, la música electrónica es un show. Yo no tengo dramas con la existencia de otros ruidos.

¿Qué bandas o ritmos musicales están ejerciendo influencia en su música? ¿Qué banda musical recomendaría escuchar en estos tiempos?

Creo que me manejo más con ejemplos que con las influencias. Me influye el cine, y escucho muchos géneros musicales que nunca van a aparecer en mis discos, pero son artistas grandes y ejemplares; folcloristas como Yupanqui o Larralde, Piazzola y John Coltrane, músicos enormes. Frank Ocean /Channel Orange es muy buen disco. Me gusta el hip hop que produce permanente talento y el rock que siempre suena, las guitarras siguen siendo guitarras, y en todas partes hay una buena banda de rock.

¿Con qué grupos o artistas ha venido trabajando o le gustan hoy en día por su sonido o su forma de tocar?

Muchísimas. Hay que prestar atención a la música porque siempre está llegando y llegando. Los músicos escuchamos música que nos despierta interés y fascinación. Últimamente escuché a Mike Bloomfield con Electric Flag, Hendrix y Zeppelin. Como trabajo mucho con ‘beats’ y ‘samplers’ escucho música todo el día.

Vea tambien: Son palenque y otros dos discos de música independiente

Los países del mundo discuten la conveniencia de aceptar para la sociedad el matrimonio entre homosexuales. ¿Cuál es su opinión en torno al matrimonio igualitario u homosexual?

Son derechos humanos. Cualquiera que quiera casarse tiene derecho a hacerlo.

La legalización de las drogas, un tema de nunca acabar. Uruguay lo logró. ¿Hay alguna nueva posición suya en torno a este tema?

El consumo está definitivamente instalado para bien o para mal, que es mucho y peligroso, pero la opresión legal no resulta una solución, combatir al consumidor, las leyes de tenencia y consumo, incluso las de narcotráfico, solo perjudican a inocentes, o pequeños culpables.

¿Cuál es su posición de tener un Papa de la misma nacionalidad, que hable su idioma y conozca sus costumbres? ¿Le sorprendió la elección? 

Es probable que el Papa haya escuchado alguna canción mía, ahora puedo ir al vaticano y pedir audiencia, supongo. No pensé mucho en ‘nuestro’ Papa; siempre se dice que el próximo es un latinoamericano. Ahora el próximo tendría que ser africano.

Hay quienes dicen que Andrés Calamaro es una especie de Charles Bukowski de la canción. Este escritor se le conoce como el del ‘realismo sucio’. ¿Qué piensa de esa comparación? 

Hay algo de eso, texto valiente y gracioso, desgarrado y con cierto humor negro o cándido. Incluso, Bukowski fue un gran escritor y poeta, la cultura rock le agradece mucho, aunque personalmente no fue partidario del rock ni del cannabis, sin embargo, resultó ser un aliado en todo.

¿Cuándo fue la última vez que se sintió normal –entiéndase por normal como cotidianidad, de shopping en un mall, cocinando para sus amigos, salir al mercado, ir a McDonals-? 

Todo el tiempo me siento normal.

El artículo «El rock es efervescente, siempre tiene gas», Andrés Calamaro  fue publicado originalmente en Revista Diners de mayo 2013

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Abril
01 / 2021
Advertisement

Send this to a friend