La gira nacional Colombia es Música Sacra lleva los sonidos ancestrales a varios lugares del país

La gira nacional Colombia es Música Sacra llegará a varias ciudades del país con actividades y conciertos. Le contamos los detalles.
 
La gira nacional Colombia es Música Sacra lleva los sonidos ancestrales a varios lugares del país
Foto: cortesía Festival de Música Sacra /
POR: 
Zamira Caro Grau

Con las manos llenas de barro, Agustín Cardenas, arqueólogo colombiano, nos cuenta que en los libros sagrados de comunidades ancestrales se decía que morir era volver al barro, que ese material ha acompañado al hombre desde tiempos inmemorables, y que ha sido un elemento esencial para la transformación y creación de muchas cosas, entre ellas los instrumentos musicales. 

Está hablando de las ocarinas, un instrumento musical de viento hecho generalmente de arcilla o porcelana, que se toca como una flauta e imita ciertos sonidos de la naturaleza como los pájaros o el viento cuando choca con los árboles. “Han pasado muy desapercibidos los instrumentos sonoros en los contextos arqueológicos, porque hemos tenido la concepción de que son las grandes cosas las que tienen relevancia, pero nosotros nos encargamos de ver lo desapercibido”, explica Agustín. 

Ocarinas
Creative Commons Zero, Public Domain Dedication

Nos encontramos en la Quinta de San Pedro Alejandrino, en Santa Marta, y algunos de los integrantes del Taller de Construcción de Instrumentos Cerámicos organizado por el Festival de Música Sacra están escuchando las instrucciones para construir una ocarina desde cero. La forma y los orificios que se le abren son importantes, explica Luis Fernando Franco, músico e investigador colombiano que ha dedicado gran parte de su vida a conocer e interpretar los instrumentos ancestrales. 

Sus formas pueden variar, desde un pájaro hasta una tortuga, al igual que sus sonidos, que cambia dependiendo al tamaño de la ocarina y a cuántos orificios tiene. Así lo demuestra Luis Fernando cuando nos pide taparnos los oídos y cerrar los ojos para escuchar su interpretación. También lo explicó Hermes Reinel Izquierdo, líder arhuaco y músico que fue parte tanto del taller como de la conversación El llamado, también organizada por el Festival de Música Sacra, en el que compartió con los invitados algunas melodías que utilizan en sus tierras para cuando se siembra la cosecha, o cuando hay que recolectarla en la Sierra Nevada. 

La música se mueve con la paz 

Toda esta experiencia fue parte de las actividades que ofrece la segunda gira nacional Colombia es Música Sacra, que además concluyó su pasó por Santa Marta con un concierto denominado Al cielo, las gracias: músicas migrantes y sus arraigos latinoamericanos y neogranadinos, interpretado por los Ministriles del Nuevo Reyno de Granada, una agrupación que se dedica a indagar, compilar e interpretar el repertorio de la evolución del sacabuche desde el siglo XVI hasta el XVIII. 

Adicionalmente, esta gira pasará por otros destinos del país que se unen bajo la definición de territorios de paz, pues son lugares que han sido afectados por el conflicto armado y que ahora se encuentran en el proceso de transformar el turismo para convertirse en destino de tradición cultural, gastronómica y más. 

Es por eso que la Corporación Cultural InterColombia, en alianza con el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y FONTUR, viajarán con Colombia es Música Sacra a Valledupar, el 9 de diciembre; San José del Guaviare, el 15 de diciembre; San Jacinto – Montes de María, el 22 de diciembre; Florencia, el 13 de enero; Cali, específicamente el Barrio Siloé, el 20 de enero; y finalizan en San Andrés de Tumaco, el 27 de enero de 2024.  

En cada uno de los destinos habrá varias actividades similares al taller de ocarinas anteriormente mencionado, charlas y conciertos completamente gratuitos para quienes quieran asistir. 

En Valledupar, por ejemplo, está programada para el sábado 9 de diciembre a las 5 PM una charla llamada Diálogos interculturales con el pueblo IKU, con la agrupación Hombre de Barro, que estará a cargo del periodista y escritor Jaime Monsalve, y posteriormente a las 6 PM el Concierto Unka’chonun: El Encuentro. Homenaje a Teto Ocampo. Músicas ancestrales de la Sierra Nevada de Santa Marta a cargo de la agrupación Hombre de Barro y Hermes Reinel Izquierdo, en el Teatro de la Casa de la Cultura de Valledupar, Cecilia Caballero López. 

¿Qué es el Festival de Música Sacra? 

El Festival Internacional de Música Sacra comenzó en Bogotá en el 2012, como un homenaje a los 50 años del Concilio Vaticano II, y busca honrar lo sagrado y aportar a la sociedad colombiana un beneficio cultural para el futuro que fomente el cambio, la tolerancia y la paz. 

Así lo cree Marianna Piotrowska, directora del festival desde sus inicios, quien es fiel creyente que la música trasciende fronteras y generaciones, y es un camino para encontrarse en las diferencias. 

Para ella, que además asiste a todos los eventos y acompaña a cada uno de los participantes, esta gira ha sido una razón de gran orgullo, pues el recibimiento tanto el festival como la gira ha sido inmenso y es entendible, pues no todos los días se tiene la oportunidad de aprender de la mano de expertos sobre instrumentos ancestrales, música sacra y más. 

(Le puede interesar: Los sonidos que impulsan a Colombia).

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
diciembre
7 / 2023