SUSCRIBIRME
INICIO//Cultura//Libros//Una librería en Berlín: libro recomendado de la semana

Una librería en Berlín: libro recomendado de la semana

En abril, Juan Gustavo Cobo Borda recomienda la traducción en español del conmovedor testimonio de Françoise Frenkel luego de su inusitado éxito en Francia.

En abril, Juan Gustavo Cobo Borda recomienda la traducción en español del conmovedor testimonio de Françoise Frenkel luego de su inusitado éxito en Francia.

UNA LIBRERÍA EN BERLÍN
FRANÇOISE FRENKEL:
PRÓLOGO DE PATRICK MODIANO.
Seix Barral, Bogotá, 2017.
293 páginas.

Françoise Frenkel, nacida en Polonia, estudió letras en la Sorbona en 1914 y, junto con su marido, fundó en Berlín en 1921 la primera librería francesa en la ciudad: La maison du livre. Cuando él se exilia, ella sola, desde 1933 a 1939, dirigirá la librería en medio del creciente impacto del nacionalsocialismo. Aprenderá a reconocer los gustos de los clientes y les proporcionará lo que solicitan, desde clásicos hasta revistas de moda, y los escritores franceses que pasan por Berlín serán allí acogidos y darán charlas. De André Gide a André Maurois, de Colette a Julien Benda.

Pero la Gestapo, la S.S. y las camisas pardas se hacen visibles, implantan la censura a periódicos y libros. El 10 de noviembre de 1938 se inicia la quema y destrozo de comercios judíos y sinagogas. Debió entonces abandonar su sueño y dejar atrás libros dedicados por Barbusse o el joven surrealista René Crevel.

Vea tambien: ¿Qué personaje de La Casa de Papel es usted?

Vendrá luego la gran odisea de sus viajes primero a París y luego a Aviñón y Niza y las colas agotadoras para solicitar visas y permisos de residencia. Y la solidaridad humana, la fraternidad generosa por ser judía y también las humillaciones y agravios, injurias y desprecios.

Intenta escapar clandestinamente a Suiza donde reside su familia y es capturada, prisión y juicio en Annecy, donde es finalmente absuelta. En un segundo intento, en 1943, logra llegar a Ginebra donde comienza la redacción de este honesto testimonio, claro, humano, compasivo y valiente, que el premio nobel Patrick Modiano prologa, hablándonos de su Alta Saboya donde también transcurrieron sus días en tiempos de la ocupación. Es conmovedor recordar cómo un baúl, consignado por Frenkel en una guardería de París y decomisado por el invasor al ser recuperado años después contenía un abrigo de piel de nutria y dos máquinas de escribir portátiles: una de marca Erika y otra Universal. Quizás en ellas concluyó el libro que publicado en Ginebra tenía un título expresivo: Ningún lugar donde reposar la cabeza.

Ahora, recuperado y traducido al español después de un inusitado éxito en Francia, nos sacude por su sobriedad, encanto y dolor, en esta odisea de padecimientos que sobrellevó siempre con un libro francés en la mano.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Abril
26 / 2017


Send this to a friend