Cine y TV

7 cosas que no sabía sobre El juego del calamar de Netflix

El juego del calamar es una serie de ficción, que toca temas coyunturales de Corea del Sur y el mundo capitalista. Bajo la premisa: ¿Qué pasaría si unos juegos de niños lo pueden hacer rico? Netflix le presenta una serie de personajes con deudas y ludópatas que aceptan a ciegas participar en una competencia infantil para ganar 45,6 mil millones de wones -un poco más de 144 mil millones de pesos-.

Su primer episodio Red Light, Green Light ya es tendencia en las redes sociales, revelando la gran acogida del público a una propuesta sangrienta y sin censura. Y si logra soportar el primer capítulo, de seguro disfrutará las ocho partes que le siguen. 

Algunos medios, como The Guardian, bautizaron a El juego del calamar como una serie distópica que mezcla la emoción de Los juegos del hambre y el anime Battle Royale. Otros como The New York Times, consideran a la serie de Hwang Dong-hyuk como una crítica directa a la desigualdad económica en Corea del Sur.

A continuación, vea las 7 cosas que no sabía sobre El juego del calamar, incluyendo detalles escabrosos:

1. Un título con humor negro

El juego del calamar es algo típico que los niños juegan en el patio de la escuela para pasar el tiempo. Yo también lo jugué y al igual que los personajes de la serie, muchas personas en Corea del Sur lo relacionan con una vida llena de deudas en donde tienes que dejar la vida”, comenta creador y director Hwang Dong-hyuk, sobre la serie que ya es número uno en Estados Unidos y Colombia.

Vea también: David Bowie vuelve a la vida en la película ‘Moonage Daydream’

2. Rechazado por ser muy sangriento

Dong-hyuk también reveló que el primer borrador de El juego del calamar salió en 2008, época en la que las productoras lo vieron como arriesgado y violento para poner en televisión. 

“Me dijeron que no tenía potencial comercial, y no pude conseguir inversión ni casting. Entonces lo dejé suspendido hasta que apareció Netflix, 10 años después, y aceptó la idea y me dio todas las libertades creativas para trabajar”, comenta el director de Silenced y The Fortress.

3. El Desafío, versión coreana

Algunos pueden comparar la serie con otros programas de supervivencia, como el colombiano Desafío, donde los participantes también deben atravesar obstáculos -muchas veces infantiles-.

Sin embargo, en esta ocasión, El juego del calamar muestra la reacción natural de los jugadores ante la derrota. “Cuando ves a alguien morir dejas de preguntarte sobre las reglas y hacer lo posible para sobrevivir, porque sin perdedores, no hay ganadores”.

4. Personajes de la vida real

En Corea del Sur, como en cualquier parte del mundo, existen los ludópatas que están dispuestos a sacrificar su vida con tal de ganar. En El juego del calamar vemos a 456 personas, todas con deudas por apuestas, préstamos bancarios y bancarrota por malos negocios. Entre ellos hay mujeres divorciadas, genios universitarios, empresarios, gángsters, padres de familia y hasta oficiales de policía.

Vea también: La Jauría, un retrato atípico de la violencia en Colombia en el Festival de Cannes

5. Un escenario que evoca al mundo capitalista

La serie está cargada de símbolos que evocan al lujo, la riqueza y la pobreza. En otras palabras: nuestra competitiva sociedad contemporánea. De esta forma, Dong-hyuk encontró la forma más clara para criticar el mundo actual, en el que puede pasar de un juego inocente de niños a algo aterrador y mortal.

6. El programa se anunció hace dos años

Netflix reveló que la idea se expuso al público en septiembre de 2019, bajo el nombre de Round Six. Allí se compartió la premisa oficial pero no llamó la atención sino hasta 2021, cuando su director Hwang Dong-hyuk sugirió cambiar el nombre de la serie. 

7. El director se inspiró en cómics para desarrollar el argumento

“Acepto públicamente que me he inspirado en muchos cómics y diferentes programas de animación japonesa. Cuando empecé esta carrera, no tenía trabajo así que me la pasaba leyendo Battle Royale y Liar Game. Allí fue donde me pregunté: ¿Cómo me sentiría participando en esos juegos?”, comenta el director de 50 años, quien adaptó la idea con juegos infantiles para que hubiese una conexión nostálgica.

Óscar Mena

Entradas recientes

6 lugares increíbles que debe visitar alguna vez en la vida

Prepare sus vacaciones desde ya. En Diners diseñamos esta lista para los viajeros que les…

50 mins hace

Las cinco mejores hamburguesas de Bogotá, según el Burger Master 2022

Luego de 2.368.069 hamburguesas vendidas en la capital, por fin tenemos los primeros cinco lugares…

2 horas hace

La mujer del viajero en el tiempo: una historia de amor condenada al fracaso

Theo James y Rose Leslie interpretan a una pareja de enamorados que en lugar de…

6 horas hace

Cinco celulares con certificación militar que puede tener en Colombia

Conozca los celulares que resisten caídas de 12 metros de altura, golpes directos a la…

6 horas hace

Nissan Qashqai, una camioneta más ligera y potente

La tercera generación de esta camioneta eleva su oferta en términos de diseño, calidad y…

8 horas hace

César Mejía elegido como el bartender más sostenible de Colombia

Este bartender del Eje Cafetero representará al país en la Final Global Sustainable Cocktail Challenge…

1 día hace