Apaporis, una apuesta por un cine que propicie la reflexión

Antonio Dorado, director de Apaporis, conocido por cintas como El Rey, comparte en exclusiva su discurso de presentación de la cinta. Un texto sobre el compromiso con el cine de reflexión.
 
Foto: /
POR: 
Antonio Dorado

Esta película es ante todo un homenaje a la sabiduría y conocimiento de los pueblos amazónicos, especialmente a los pueblos que viven en las riveras de los ríos Canararí y Apaporis. En un país mestizo como el nuestro, donde muchos todavía ocultan sus raíces indígenas, donde el apelativo “indio” es un término despectivo es urgente insistir en la sorprendente sabiduría de nuestros pueblos ancestrales.
En ese sentido, la película es una invitación al respeto de los pueblos indígenas, y a la conservación de nuestras bellezas escénicas naturales y la biodiversidad de las selvas, que representan más del 42 por ciento del territorio nacional.

No es una tarea fácil conseguir que un documental esté anunciado en las salas de cine. He insistido en este propósito porque estoy convencido de que necesitamos airear nuestras pantallas y que el cine no solo tiene la función de propiciar entretenimiento, sino que también es un vehículo estético que permite alentar el sentimiento y la razón.

Estamos acostumbrados a ver registros audiovisuales de nuestras selvas con ojos extranjeros. Apaporis registra este país, con nuestra propia mirada. Como se puede advertir en los créditos, detrás de este largometraje hay un numeroso equipo que hizo posible este resultado. No me refiero solamente a la Universidad del Valle, a Wade Davis el escritor, a Juan Guevara el antropólogo, a Alberto Dorado el productor, a Mauricio Vidal el camarógrafo, a César Salazar el sonidista, a Mauricio Vergara el montajista, a Ramiro Fierro en el diseño sonoro, a la música compuesta por Alejandro Ramírez e interpretada por la filarmónica de Cali y los coros de la Universidad del Valle, sino también a la dirección cinematográfica que creyó en este proyecto, al
respaldo de mi esposa, de mi familia, a mis incondicionales hermanos, y a todo el equipo de cómplices que se han sumado para que el film llegue a las salas. A todos ellos, mis sinceros agradecimientos.

La película es una invitación visual y sonora para desconectarnos de los tormentos urbanos y hacer una inmersión de 74 minutos en la selva. Es una apuesta por el cine colombiano documental, que ha demostrado un importante desarrollo estético y narrativo. Pero más allá de la condición de la expresión audiovisual, lo que quiero subrayar es que Apaporis es una apuesta por un cine que pretende propiciar la reflexión y el pensamiento.

Generaciones silenciosas ante la destrucción

La Amazonía ha sido un territorio sistemáticamente golpeado por la explotación de caucho, de pieles, de animales exóticos y por el narcotráfico y grupos ilegales, lo que ha significado riqueza para los advenedizos y desgracia para los nativos. No obstante estas dificultades, algunas comunidades son tan fuertes que han logrado mantener su resistencia y han sobrevivido. Ahora que aparentemente hay mayor conciencia ecológica, se cierne otra amenaza terrible sobre estos territorios con la asignación de licencias de explotación minera.

La ambición que despierta la existencia del oro, el coltán, el gas y los hidrocarburos, pone en riesgo la destrucción de la riqueza cultural que aún existe y que es única en el mundo. Estas comunidades pueden desaparecer, no por causas externas como terremotos, o explosiones
volcánicas, sino por las acciones de seres humanos que tienen en sus manos las decisiones sobre la protección de la riqueza cultural de estos territorios. El film registra una pequeña muestra de esas
riquezas, donde advertimos algunos de sus conocimientos botánicos que han acumulado a través de los tiempos. Ellos están organizados, son colombianos pensantes que luchan por tener independencia para trazar su propio destino. Ellos tienen la sabiduría para conservar los bosques y requieren que respetemos sus desarrollos autónomos. Un auge de explotación minera irresponsable puede ser fatal. Nosotros no podemos ser la generación que asista silenciosa a la destrucción de las culturas amazónicas.

Si logramos que este sentimiento se siembre en los colombianos y anime una actitud de respeto a nuestras comunidades, este documental habrá logrado su cometido.

Sobre Apaporis

Apaporis: secretos de la selva estará en las salas de cine desde el 17 de febrero. Es un documental de 74 minutos que tiene la intención de transformar la sensación de pertenencia que tienen los colombianos sobre la Amazonía, pues las selvas, los ríos, los bosques y las comunidades indígenas están bajo una amenaza de desaparición que pasa por la apatía.
El largometraje hace un recorrido por las selvas de Vaupés y Amazonas para descubrir secretos milenarios de los indígenas que se reconocen como hijos de Yuruparí, una anaconda que vivía como humano, mucho antes de que los humanos existieran.

Boletas dobles: escribe con tu nombre y número de c.c. a julianarojas@revistadiners.com.co contándonos dos notas en nuestra sección de ESPECIALES que te hayan llamado la atención. Los ganadores recibirán respuesta a su correo. Función: sábado 18 de febrero, Cine Colombia Av. Chile. Hora: 10: 20 a. m., Bogotá.

 

Imágenes de la Amazonía

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
febrero
14 / 2012