Ryan Gosling explora su parte más oscura en Drive

En Drive, la película más reciente del director holandés Nicolas Winding Refn (Valhalla, la Trilogía de Pusher), Ryan Gosling interpreta a Driver, un personaje sin nombre y con un gran talento para manejar a altas velocidades.
 
/
POR: Giovanny Gómez

Este talento le sirve para ganarse la vida como doble de acción en películas mientras por las noches sirve de conductor a criminales en las calles de Los Ángeles. Es un hombre calmado y, aunque parece tener un código moral flexible al participar en actividades delictivas, su actitud es generalmente dulce y amable.

De ahí que no sorprenda a los espectadores cuando su vecina, Irene (Carey Mulligan, “Una lección de vida”), una joven madre cuyo marido está en la cárcel, se enamora de él cuando lo conoce en el ascensor de su edificio. Entonces comienza un casto coqueteo entre Irene y el conductor, abruptamente truncado con la salida de Standard, el esposo de Irene de la cárcel.

Cuando Standard se ve obligado a volver a la vida criminal para pagar una antigua deuda, el gallardo conductor decide ayudar a su rival con su talento para manejar y ayudarle a esta familia a alcanzar la felicidad que el pasado delictivo de Standard les había impedido alcanzar.

Sin embargo, durante el robo algo sale mal, y la película, que hasta entonces parecía ser una especie de triángulo amoroso con tintes de bajo mundo, se convierte en un filme de una violencia que puede afectar el estómago de los espectadores más valientes.

A pesar de su crudeza, Drive tiene una serie de elementos que la hacen muy interesante. Su fotografía, donde predomina la penumbra y las luces de neón le dan un tono estético muy particular, así como la banda sonora de Cliff Martínez, que no obstante estar compuesta de canciones publicadas entre 2007 y 2011 parece sacada directamente de la radio de los años ochentas.

La actuación de Gosling es impecable, en un papel que es al mismo tiempo un chico dulce y bien educado y un hombre rudo y despiadado, y tiene el apoyo un reparto compuesto por actores de la talla de Albert Brooks (ganador del premio de la Asociación de Críticos de Cine de Nueva York al mejor actor de reparto), Christina Hendricks (Mad Men), Bryan Cranston (Breaking Bad) y Ron Perlman (Hellboy) que convierten a esta película en una muestra de acción y estilo, que ha arrasado en festivales alrededor del mundo. Refn recibió la Palma de Oro al mejor director en el Festival de Cannes, y actualmente Refn, Brooks y Gosling están nominados a los Independent Spirit Awards y a los Satellite Awards por sus participaciones en la película.

No será de extrañar, entonces, cuando en enero se anuncien las candidaturas a los premios Globo de Oro y Oscar, que aparezcan también estos nombres en las papeletas de votos.

Drive (2011)
Basado en la novela homónima de James Sallis
Director: Nicolas Winding Refn
Duración: 100 minutos
Fecha de estreno: 20 de enero de 2012

INSCRIBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL [contact-form-7 404 "No encontrado"]
diciembre
8 / 2011