Una de las novelas menos conocidas de Jane Austen llega al cine

La novelista inglesa Jane Austen llega al cine con una de sus historias menos conocidas de la mano de Whit Stillman.
 
Una de las novelas menos conocidas de Jane Austen llega al cine
Foto: /
POR: 
Gabriela Sáenz Laverde

Es una verdad universalmente reconocida que Jane Austen, con estas palabras, inauguró la comedia romántica moderna. Por si no lo ha leído, este es el comienzo de Orgullo y Prejuicio, la novela más popular de Jane Austen que ha sido objeto de numerosas adaptaciones cinematográficas y televisivas. No solo eso, también ha servido de ‘template’ para otros miles de libros, telenovelas, series de televisión y comedias románticas: la joven orgullosa (Elizabeth Bennett) e inteligente que se enfrenta a un caballero (Mr. Darcy) prejuicioso e imprudente. Las peleas y los desacuerdos terminan, cómo no, en un abrazo, un beso, una boda, un final feliz.

En menor medida, también lo han sido sus novelas Sensatez y Sentimientos, Emma, Persuasión, Mansfield Park y Northanger Abbey. Es más, hasta existe un libro (con su correspondiente adaptación al cine) titulado El Club de Lectura de Jane Austen.

Lea también: Orgullo y Prejuicio, en el cumpleaños de Jane Austen

¿Por qué, entonces, no conocemos hasta ahora a Lady Susan, la antiheroina de su novela homónima? Quizás, precisamente, por su carácter antiheroico, que de la mano del genial Whit Stillman (Metropolitan, Damsels in Distress, Last Days of Disco, Barcelona) y Kate Beckinsale llega a las salas de cine colombianas.

Lady Susan es, por ponerlo en términos coloquiales, una viuda trepadora. Su único interés es su propio placer, que conseguirá una vez logre casar a su hija con un marido lo suficientemente rico para asegurar sus comodidades materiales. Como si Austen hubiera dedicado una novela entera a la mamá de Elizabeth Bennett, la protagonista de Orgullo y Prejuicio.

 

Afortunadamente para Lady Susan, ella es una mujer joven y llena de encantos físicos. No le faltan los pretendientes. Desafortunadamente para ella, sus pretendientes tienden a estar casados. Por eso acude a la familia de su cuñado, donde se aloja por el tiempo suficiente para enamorar a un miembro de la familia. Las equivocaciones, los malos entendidos, las intrigas toman entonces un papel principal, por supuesto, acompañados de los salones de té y los modales de la Regencia, tan propios de Austen.

La combinación Austen-Stillman da para unos diálogos al mismo tiempo reflexivos y cómicos. Muy recomendada.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
agosto
31 / 2016