Tony Dalton regresa como el Señor Ávila a HBO

El 24 de julio se estrena por HBO Latinoamérica la tercera temporada de la aclamada serie Señor Ávila. Conversamos con su protagonista y los creadores de la serie.
 
Tony Dalton regresa como el Señor Ávila a HBO
Foto: /
POR: 
Revista Diners

La tercera temporada viene tremenda, es como el punto más alto digamos del trabajo que se ha hecho hasta el momento, ¿usted lo ve así a nivel actoral?

Tony Dalton: La verdad es que sí, hacer una serie es diferente a teatro o cine, estás meses en un proyecto y luego lo dejas un año mientras que los señores escriben la próxima temporada y luego lo vuelves a retomar y es increíble, son bloques de tu vida que estás trabajando intensamente en el mismo personaje, va creciendo y va cambiando y pues los resultados los veremos en julio, al final trabajas para el público lo ven y si funcionan pues seguimos trabajando si no funciona pues vamos a dedicarnos a otra cosa o vamos a buscar otro trabajo y este en lo personal ha sido pues el trabajo más exitoso que yo he hecho, el que más me ha llenado, el personaje más interesante, tiene tantos trasfondos el personaje de Ávila, cada vez le vas encontrando más detalles, empiezas a leer los nuevos guiones y dices a mira con razón era así, y a nivel personal creo es lo mejor que he hecho en mi carrera.


El señor Ávila un personaje sumamente complejo, ¿que es lo que más le demanda el interpretar este personaje?

Pues hacerle justicia, digo es una responsabilidad grande porque como dicen es una maquinaria están todos los instrumentos de la orquesta perfectamente afinados y yo soy uno de los instrumentos también entonces es estar a la línea de todos los demás que son unos profesionales que están entregando tanto la dirección, los guiones como la fotografía, la edición es gente trabajando lo mejor que puede su máximo logro es su trabajo , la producción, Fer, [Fernando Rovzar, el director] todos están aquí y es llegar ahí es dar la cara y entender que es lo que está sucediendo alrededor, hacia dónde va el personaje, el protagonista de Sr. Ávila son todos, se pudo llamar cualquier otra cosa, la cosa es que todos estemos en el mismo canal, eso es lo más importante para mí.

¿Con qué se queda del personaje después de tres temporadas?
Me quedo con una sonrisa, este personaje se empieza a mezclar con uno cuando estás haciendo algún personaje tanto tiempo y ya hay mucho de Ávila en mí y mucho de mí en Ávila, ciertas cosas que ya son parte de, y que luego te las adjudicas y que las llevas a tu día a día, trato de no matar a nadie y no ser tan depresivo.

[diners1]

[/diners1]

¿Qué es lo que más le gusta del Sr. Ávila? Dice que ya hay mucho de usted en él y mucho de él en usted…
Me gusta su convicción ciega de seguir haciendo el camino donde va y asumiendo su destino. El personaje de Ávila en un principio digamos está bien en su vida, tiene a su esposa, a su hijo y trabaja en esto y puede quedarse así toda la vida pero por lo que va sucediendo en la historia empieza a tener más responsabilidad, empieza a tener más conflicto y la manera en la que el aborda los temas eso es lo que más me gusta del personaje, a diferencia de Iván que es una persona mucho más clásica en su manera de pensar y Ávila hasta cierto punto tiene un impulso de aquí de adentro que hace que no encaje dentro de este mundo pero que si funciona, no sabes bien si realmente quiere estar ahí o más bien está ahí porque puede estar ahí o ya no tiene de otra entonces como cierta incertidumbre este personaje.

Llama la atención la fe religiosa que hay alrededor no solo del protagonista sino de cada uno de los personajes…
Marcelo Slavich, Creador de la serie: El tema en esta temporada es que Ávila lo necesita o si no se vuelve loco o porque se está volviendo loco va al lugar que él creía más seguro, el lugar donde él podría ser digamos auténtico, era uno de los pocos lugares en esa iglesia y ese confesionario al perder esa relación que tenía o él podía exorcizarse de una manera de lo que hacía con alguien hasta que descubrió que ese alguien lo manipuló, tenía como justificarse, claro, es lo único que le queda es aferrarse a su cabeza, el único rasgo que le queda como tabla de salvación al volver a pararse en ese lugar. En la psique de Ávila en meter a un grado de locura, aparte de psicópata, si bien algunos escuchan voces, los esquizofrénicos.

[diners1]

[/diners1]

Ávila por determinadas circunstancias empieza a vivir un mundo aparte de su vida, que también es una válvula de escape para no estallar y darse un tiro en un punto, claro está unido en esa parte religiosa pero Ávila si bien, este es un hallazgo de Fer y de la gente de producción donde le dio un tinte religioso, todo un color religioso a la serie, de misticismo que son muy necesarios para Ávila para poder aguantar y soportar tanto cambio en su vida, cuando uno a la edad de Ávila supuestamente está pensando en 10 años me jubilo o 15 y la vida le cambia, pierde a toda su familia, todo lo que conocía en pos de algo y no puede volver atrás ya, si vuelve atrás ya perdió, y lo más grave son las certezas que mueren, que tenían y acaban desapareciendo.


Uno de los puntos más fuertes como producto audiovisual es precisamente la profundidad de sus personajes y de las relaciones entre ellos…

Walter Slavich, creador de la serie: Muchísimo, fundamental, a ver nosotros hasta que se realizó éramos digamos los padres, la criatura y después esa criatura desde la elección de los actores y por fuertes, tuvieron derecho de ser padres adoptivos, le enseñaron a caminar, o sea se evolucionó como evolucionaron ellos desde sus personajes y la verdad es que no dudamos en ningún momento después de ver los resultados de que ellos también son los padres y fue algo muy interesante que se dio en esta serie y desde nuestra experiencia hasta ahora nunca habíamos tenido una experiencia así de que los actores, los directores y los productores tuvieran el derecho de opinar cómo educar al niño.

Marcelo Slavich: Yo creo que así como una síntesis para que quede claro, yo defino al Señor Ávila como una maquinaria todos los engranes que son importantes faltando un solo engranaje no sería la misma máquina y no hay forma, quien quiera atribuirse el mérito de Ávila está equivocado.

[diners1]

[/diners1]

Nosotros somos muy soberbios, no es que nos encante pero tenemos una vocación de soberbia, un entrenamiento largo, no pudimos domesticamos la soberbia, pero en este caso estamos muy agradecidos del elenco de Ávila, de la dirección, desde tener un director como Fernando Rovzar parece nuestro tercer hermano por como entendió perfectamente todo y es muy importante la gente que está y que de cierta manera son los que ponen la cara, se juegan y aceptan la locura más grande de todas, había cosas de Ávila que había que hacer, yo no creo que cualquier cadena aceptara un montón de cosas que suceden en Ávila.

Ávila es un asesino más creíble, nosotros lo tratamos como alguien creíble, porque nos preguntaban cuál es el héroe creíble, no hay héroe creíble, pero entre lo malos, es creíble si nos conmueve lo que le pasa a Ávila a pesar de que es alguien que no demuestra mucha humanidad, terminas teniendo empatía con ese personaje y eso demuestran los actores o sea que quede claro porque nosotros podemos sugerir el texto pero, es un compromiso increíble, es como decíamos los dos podemos saber que es interesante, divertidos como quieras llamarlo pero debemos explicar el origen de eso para que la gente lo asuma como propio, es increíble el nivel de todos, Carlos, Camila de todos, es realmente maravilloso, como lo dijimos en la conferencia nos dejaron sin excusas, ¿cómo vamos a echarle la culpa a alguien?

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
julio
22 / 2016